El Gobierno le pide a la Justicia que ordene remover el crucero de lujo que está varado en Buenos Aires

Sociedad
Lectura

El Gobierno presentó a la Justicia un pedido para que ordene remover el crucero de lujo que iba hacia la Antártida pero quedó varado en el Puerto de Buenos

Aires debido a una demanda por una deuda millonaria.

"Necesitamos que este barco esté fuera del puerto de Buenos Aires, en un lugar donde no haya muelles operativos", le dijo a Clarín Gonzalo Mórtola, interventor de la Administración General de Puertos (AGP), dependiente del ministerio de Transporte.

La demanda contra la empresa por esa deuda millonaria fue presentada por el abogado Francisco Venetucci, especialista en derecho marítimo y representante de las compañías damnificadas.

"Nosotros no nos metemos en la deuda entre privados, pero necesitamos que se remueva el buque", insistió Mórtola. La presentación ante la Justicia responde a que están por llegar al país varios cruceros y "el puerto no tiene capacidad para todos".

Explicó el funcionario que "el año pasado tuvimos 5 cruceros en un día y tuvimos que generar un lugar aleatorio en Costa Salguero. Esta temporada vamos a tener 620.000 pasajeros de cruceros en toda la Argentina y lo que pasa en Buenos Aires impacta directamente en Puerto Madryn y Ushuaia, y en los nuevos puertos para cruceros antárticos".

El Resolute, de bandera portuguesa, está amarrado en el Puerto de Buenos Aires hace más de dos semanas. El escándalo internacional afecta a cientos de pasajeros que estaban a bordo de la travesía y también a otros miles de personas que ya habían abonado sus pasajes para viajes futuros.

Según pudo averiguar este diario, más de 500 pasajeros provenientes de distintos países que iban en el barco, fueron afectados por el efecto de la demanda a One Ocean Expeditions (OOE), la compañía de viajes canadiense que organiza diversos itinerarios marítimos en todo el mundo y que ahora está bajo investigación.

Mientras esperan la resolución de la Justicia, desde la AGP confían en que, por sus características, el buque luso puede ser llevado a Puerto Sur, debido a que "cala poco, apenas 5 metros".

El barco había llegado a Puerto Madryn para cargar combustible y seguir viaje, pero al no llegar a un acuerdo el capitán decidió regresar a Buenos Aires.

El Resolute es propiedad de la naviera Bunnys Adventure and Cruise Shipping radicada en Bahamas, pero es operado por One Ocean Expeditions, que lo fleta para cruceros de turismo aventura en agua polares.

La compañía anunció el 29 de octubre pasado que se encontraba en un proceso de "reestructuración debido a una crisis económica" y días después el "RCGS Resolute" quedó retenido en Buenos Aires por el reclamo de una empresa proveedora de combustible, mientras que los 162 pasajeros no solo vieron frustrado su viaje sino que tuvieron que costearse el regreso a sus respectivos países de origen.