El ex de la enfermera estrangulada en Guernica tenía restricción perimetral, pero igual "la seguía a todos lados"

Sociedad
Lectura

Víctor Javier Rojas (32), detenido e imputado por el femicidio de la enfermera Yésica Vera (27), tenía una restricción perimetral de acercamiento a su ex mujer por antecedentes de violencia de

género: "La seguía a todos lados".

Rojas será indagado recién este miércoles por la fiscal Cristina La Rocca, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 2 de Presidente Perón. Está imputado por el "homicidio agravado por el vínculo" de Yésica, con quien tenía dos hijos.

Fuentes policiales explicaron que Yésica y Rojas estaban casados y se habían separado hacía unos meses y, pese a que el detenido tenía una orden de restricción perimetral, "la seguía a todos lados".

Víctor Rojas, preso por el crimen de su mujer Yésica Vera en Guernica. La foto es de julio de este año, en agosto ella lo denunció por violencia de género. (Facebook)

Víctor Rojas, preso por el crimen de su mujer Yésica Vera en Guernica. La foto es de julio de este año, en agosto ella lo denunció por violencia de género. (Facebook)

Desde entonces, Yésica vivía con sus hijos de 5 y 9 años en la casa de 35 al 600, en Guernica, donde fue encontrado su cuerpo este martes por la tarde: había sido estrangulada luego de un discusión con su ex, quien fue detenido en el lugar.

"Él sabía que los chicos estaban en la escuela. Todo fue planificado... Primero avisó a sus familiares en Formosa que acababa de matar a su esposa y que se iba a entregar", contó Rosalía, prima de la víctima ante Crónica TV.

La mujer precisó que a esa casa de Guernica donde Yésica fue asesinada, Rojas entraba con su permiso a ver a sus hijos, pese a que le había interpuesto una denuncia por golpes y amenazas en la comisaría de la Mujer y la Familia que derivó en una restricción.

Según Rosalía, la denuncia fue a "fines de agosto", cuando Rojas "casi la mata delante de los chicos". Fue ella quien la curó esa vez. Y siguió: "Utilizaba la técnica de golpes en la cabeza para que no se vieran las heridas".

Víctor Javier Rojas (32), detenido e acusado por el femicidio de su mujer, la enfermera Yésica Vera (27).

Víctor Javier Rojas (32), detenido e acusado por el femicidio de su mujer, la enfermera Yésica Vera (27).

La prima de Yésica detalló que la orden de restricción contra Rojas "por tres meses" y se vencía en estos días: "Él prometía que no la iba a agredir más: eran amenazas constantes, amenazas psicológicas, una locura. Esto estaba anunciado".

El homicidio se descubrió tras un llamado al 911. Cuando los policías llegaron a la casa de Vera, encontraron a la enfermera tendida en el suelo boca abajo. Tenía signos de haber sido asfixiada manualmente.

En esa misma casa estaba Rojas. Según consigna la agencia Télam, el hombre habría confesado el crimen a los policías y quedó detenido. La atacó no bien ella llegó de trabajar y cuando aún sus hijos, un nene de 5 y una nena de 9, aún estaban en el colegio.

Calle 35 al 600, donde Yésica vivía con sus dos hijos. Allí fue asesinada.

Calle 35 al 600, donde Yésica vivía con sus dos hijos. Allí fue asesinada.

"Era muy machista, no toleraba la separación ni la denuncia en su contra", sintetizó Rosalía.

Triste despedida

Los restos de Yésica serán velados e inhumado este jueves en el cementerio de Guernica, justo el día en que hubiera cumplido 28 años.

Emigidio Gill, despidió a su sobrina Yésica en Facebook y contó que le iba a "hacer el asado para el cumple". Y agregó: "Ahora ya nadie te va hacer sufrir sobri de mi alma. Estás en paz".

Yésica Vera tenía 27 años. Su ex pareja, de 32, la estranguló.

Yésica Vera tenía 27 años. Su ex pareja, de 32, la estranguló.

"Por siempre en nuestro corazón prima, que Dios guíe tu camino y la justicia se dé en este país para estos hdp... Loquita de mi alma no puedo creerlo ni entenderlo", escribió en las últimas horas en su perfil de Facebook María Victoria Vera.

La prima de la enfermera asesinada publicó varias fotos de la víctima y también una serie de reflexiones entre las que destacó: "A los hombres también les duele cuando matan, violan, acosan o lastiman a una mujer. Esta lucha no es de mujeres contra hombres, es de gente buena contra gente mala. Coherencia, por favor".