Fallo inédito: la Justicia le dio por aprobado el secundario a una chica "superdotada"

Sociedad
Lectura

El 12% de la población de estudiantes del país tiene altas capacidades intelectuales o, para decirlo llanamente, es superdotada, según la Sociedad Argentina de Padres y Educadores de Niños Superdotados (Sapyens). La presidenta

de la entidad, Andrea Vázquez, es contundente al hablar sobre la educación de estas personas: "La escuela siempre puede hacer algo más, pero no está dispuesta a contenera estos chicos y chicas con capacidades elevadas".

El dato estadístico se vincula directamente con un fallo inédito de la Sala III de la Cámara Segunda de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Entre Rios, integrada por Andrés Manuel Marfil, Valentina Ramirez Amable y Virgilio Alejandro Galanti.

Newsletters Clarín
Uno por uno, los Especiales Clarín de la semana | Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

Uno por uno, los Especiales Clarín de la semana | Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

Todos los sábados

Recibir newsletter

El tribunal resolvió -después de dos años de proceso- que una adolescente de 15 años, superdotada, no deberá cursar, ni rendir libres los contenidos exigidos en Argentina para el ciclo secundario, según dio a conocer el portal Eldial.com. Es decir, se lo dio por aprobado.

 "Este tipo de fallo sentará jurisprudencia y no tengo dudas de que va a empezar a aumentar en forma exorbitante, porque son muchos los chicos de estas características en la Argentina. Sólo en la provincia de Buenos Aires hay alrededor de 700 mil", afirma Daniel Ricart, contador público recibido en 22 meses, escritor, educador y dueño de una fundación que, entre otras cosas, apoya a los "niños talentosos"

"Este es uno de esos casos en los que la Justicia termina resolviendo lo que el sistema educativo es incapaz de hacer, más allá de que el artículo 93 de la Ley de Educación Nacional nos habla de cómo el sistema debe flexibilizarse ante chicos/as con altas capacidades intelectuales", reflexiona Cristina Lovari, coordinadora nacional de Educación Inclusiva del Ministerio de Educación Nacional.

La adolescente entrerriana cuyas iniciales son B.R. -su identidad se preserva- acreditó haber cumplido el secundario al obtener un título en Estados Unidos. También exhortó al Consejo General de Educación (CGE), de Entre Ríos, a contemplar los casos de niños, niñas y adolescentes con superdotación que no encuentren un marco académico que los contenga adecuadamente.

El caso cobró estado público a partir de un pedido del Defensor Público, a instancias del Consejo General de Educación, quien pidió que se declare la obligatoriedad de la educación secundaria presencial de la chica superdotada en una institución educativa estatal y su inclusión en un espacio terapéutico a los fines de promover su sociabilización.

En su conclusión, uno de los camaristas expuso: "Si bien la solución educativa que adoptó la recurrente fue heterodoxa, lo cierto es que no puede entenderse de otro modo que no sea ejercer por sí el derecho de educarse ante la ineficiencia del sistema educativo local para dar una respuesta acorde a su especial situación".

Otra letrada de la misma Sala III argumentó: "Es relevante que la adolescente ya terminó la secundaria y se le han abierto las puertas al ingreso a la universidad, con lo cual retrogradar sus posibilidades sería incongruente con el sentido protectorio perseguido hacia la misma".

La Sala III admitió el recurso y dio validez al título obtenido por la joven en Estados Unidos, porque estaba reconocido por el Ministerio de Educación de la Nación y era habilitante para su ingreso en la UniversidadNacional del Litoral (en Santa Fe), donde hoy cursa la licenciatura en Matemáticas.

Según pudo averiguar Clarín, es la primera vez que la Justicia argentina intima a que se cumpla el Art. 93 de la Ley de Educación. Sólo la cumplen Salta y Jujuy.

¿Qué dice el artículo 93? "Las autoridades educativas jurisdiccionales organizarán o facilitarán el diseño de programas para la identificación, evaluación temprana, seguimiento y orientación de los/as alumnos/ as con capacidades o talentos especiales y la flexibilización o ampliación del proceso de escolarización." 

Falta de propuestas

Cristina Lovari afirma que "no hay una propuesta educativa que se adapte y contenga las necesidades de este tipo de estudiantes. Estamos mejor capacitados para responder ante aquellos chicos con retraso madurativo, pero no con quienes se muestren adelantados y tienen una manera rápida de aprender, procesar e incorporar conocimientos. El país no legisló más allá de esa ley, que no es poco, pero no hubo ninguna otra implementación de cómo deben proceder las escuelas ante este tipo de estudiantes".

¿Qué puede hacer una escuela hoy para contener a alumnos de alto coeficiente intelectual? "Dentro de la misma tarea, se puede complejizar determinado ejercicio o brindarle actividades de mayor profundidad a estos alumnos, a fin de que se sientan motivados y evitar caer en el aburrimiento". Lovera cree que la falta de estímulo provoca en estos chicos "problemas de conducta y suelen ser víctimas de bullying".

Debido a todo tipo de problemas, desde sufrir hostigamiento, bullying hasta integración, B.R. soportó inconvenientes en diversos establecimientos a los que asistió, por lo que finalmente su familia, de clase media, optó por culminar el ciclo secundario, en la modalidad a distancia en un establecimiento de California (el sistema Homeshooling, que le habría llevado dos años).

"Había dificultades de sociabilizacion de la chica, pero luego pudimos observar que en otro ámbito donde ella iba a teatro no era de esa manera", reveló una fuente que conoce muy bien la causa. "Estaban muy convencidas, ella y la mamá, de las bondades del sistema educativo a distancia".

​La palabra superdotado provoca rechazo, "porque la gente lo asocia con alguien que es superior a otro, error; por eso se usa el termino más amigable 'altas capacidades intelectuales'", remarca Andrea Vázquez, referente de Sapyens, quien estima que "hay 1 alumno superdotado cada 35".

¿Cómo detectar a un chico de 3 o 4 años superdotado? "Su manera de expresarse, su dicción, su forma de demostrar que sabe más que el resto y su llamativa inquietud e inclinación a la lectura; leen de corrido, leen bien y tienen una comprensión de texto superior. Estos chicos tienen un coeficiente intelectual superior a los 130, cuando el promedio oscila entre 90 y 100", hace saber Vázquez.

Cuando esos chicos pasan a la escuela primaria "ya no la pasan nada bien, porque sus expectativas educativas se topan con la realidad, además de que empiezan a llamar la atención ante el resto de los alumnos, que los apuntan para molestarlos y ser el motivo de burla, no sólo de los compañeros, sino también de maestras y hasta de los propios padres".

Vázquez cree que falta capacitación en las escuelas pero también voluntad, porque "cuando se da el caso de algún chico con altas capacidades, lo mandan a una escuela integradora donde las docentes están acostumbradas a trabajar con niños con otras características, entonces no saben como contenerlos. Hablemos claro: los colegios quieren chicos promedio, les molesta los que van para abajo y los que van para arriba".

El mencionado Daniel Ricart escribió 9 libros ("Hijos brillantes, alumnos sobresalientes", uno de ellos) sobre la superdotación, "lo que evidencia una necesidad de hablar de un tema del que casi no se habla". Y revela que en la Argentina hay sólo 4 colegios (jardín, primario y secundario) para alumnos de alto potencial intelectual: en Capital Federal, provincia de Buenos Aires, Salta y Mendoza.

Talentoso o dueño de una alta capacidad, Ricart es el prototipo de superdotado: a los 20 años se recibió en la Universidad de Buenos Aires como contador público, en una carrera que le llevó un año y diez meses. "Fue récord histórico en una universidad nacional en el mundo", dice con perfil bajo este hombre que hizo postgrados en Harvard y Connecticut.

¿Cuál fue el mayor padecimiento como niño-estudiante superdotado? "Sufrí bullying, aburrimiento, falta de motivación y, sobre todo, un desfasaje muy importante entre la parte evolutiva racional y la física. A los 9 años pensaba como un chico de 15, imaginate lo mal que la pasé", grafica Ricart, que concluye con una reflexión: "La educación incluye a todo tipo de discapacitados, a quienes se los trata de ayudar con un sistema contenedor, pero no hay ninguna salida para los superdotados, que somos los grandes excluidos".

DD

Cargando...