Ser o no ser sustentable

Sociedad
Lectura

Más que una moda, es una necesidad. Ser sustentable hoy equivale a cuidar al medio ambiente y proteger el futuro del planeta, que ya está en jaque. Por esa razón, no

es casual que la sustentabilidad tenga un rol protagónico en la mayoría de los seminarios, ferias y eventos que se realizan actualmente.

Las Sesiones de Tendencias que organiza la firma LYCRA®, por ejemplo, estuvieron dedicadas a reformular el negocio de la moda con marcas de triple impacto, que además resulten rentables. La Feria Puro Diseño, que cumple 20 años e inaugura el próximo jueves 26 en La Rural, propone como lema “Pensar el diseño”, con una visión más holística. La selección que efectuaron tuvo en cuenta tanto la originalidad de los productos como su impacto económico, social y ambiental. Además, brindaron a los expositores manuales de métricas e indicadores para emprendimientos sustentables, lanzados por la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Otro dato: la nueva edición de Casa FOA en Círculo Olivos premió a los hermanos Eva y Martín Gómez Soto por su espacio El quiebre bajo nuestros pies, donde hicieron un llamado a “entender a la Tierra en su peligro y en su magia, a comprender que nuestros segundos son millones de años en la naturaleza”. Los eligieron por su “interpretación y concreción ambiental del paisaje, pero aún más importante, por mostrar la fragilidad del sistema y ayudar a generar conciencia, por hacernos pensar”, destacó el jurado al entregarles la Medalla de Oro al Paisajismo, el jueves.

Por último, hasta las semanas de la moda que mostraron las principales tendencias del verano 2020 contaron con colecciones eco. La Asociación Moda Sostenible Argentina desfiló para Argentina Fashion Week y Designers Buenos Aires incluyó una colección, llamada Germin.ar, creada por la diseñadora Sabrina Rodríguez Uzal, ganadora del concurso Terma. Constaba de 21 conjuntos realizados con fieltro “plantable”, hecho a mano, y fibras biodegradables, teñidas con desechos alimenticios. Cada prenda contiene semillas de flores y hortalizas y puede ser plantada una vez que deje de usarse.

Este diseño que “germina” y sirve de compost brinda, en cierta medida, una respuesta al enorme problema que presenta la moda: es la segunda industria más contaminante del mundo. Por año se producen 80.000 millones de prendas. “Cada kilo de ropa incinerada genera 1,36 kilo de dióxido de carbono. Para hacer un jean se gastan 7.500 litros de agua, el equivalente a lo consume una persona en siete años”, enumera Belén Arce, asesora en comunicación y sustentabilidad, docente y consultora B, categoría con la que se clasifican a las empresas que tienen en cuenta el triple impacto. De las 2.800 empresas B que hay en más de 67 países, 99 son argentinas.

El cambio de paradigma ya casi es un hecho. Nueve de cada diez consumidores de la generación Z creen que las empresas tienen la responsabilidad de abordar temas sociales y ambientales. “En una era de saturación total, se buscan prendas que duren mucho tiempo, diseñadas para destacar su rendimiento. Se reinterpreta el pasado pensando en un futuro más sostenible. Los clásicos se pueden reinventar y revender como parte de una economía circular o simplemente se pueden usar una y otra vez”, resumen en la sesión de tendencias de The LYCRA® Company, en el MALBA.

Transformar a la sociedad y acelerar la transición hacia un consumo consciente, “que utilice criterios sostenibles para ayudar a los diseñadores y empresas a adaptarse y prosperar a largo plazo”, es uno de los principales propósitos de Mónica Cohen , mentora en Innovación y Sustentabilidad de la Feria Puro Diseño, quien asesoró a los expositores sobre Biomímesis (disciplina que invita a pensar a la Naturaleza como musa) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que propone la ONU. Entre los 17 ODS figuran misiones (¿imposibles?) como erradicar la pobreza, poner fin al hambre, promover la igualdad, fomentar el crecimiento económico sostenido y tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático.

La tendencia está en alza e involucra también a los organizadores de congresos y convenciones, que ahora se preocupan por crear eventos sustentables. “Las empresas deben liderar y dar el ejemplo. Tienen que convertirse en verdaderos generadores de valores sociales, ambientales y económicos”, dice Sergio Ventura, director de MCI Argentina, en el marco de su 10° aniversario. Entre los tips eco recomiendan promover el transporte compartido, separar la basura que puede ser reciclada, reutilizar materiales de ambientación y decoración, elegir un menú finger food, eliminar las botellas y plásticos de un solo uso y enviar invitaciones digitales.

Como antecedente vale el caso del festival.mas organizado por Natura. Fue un festival multitudinario y carbono neutro. La medición de la huella de carbono estuvo a cargo de Ecomujeres.

Cargando...