Otro hospital sumó autitos eléctricos en lugar de camillas para bajar el estrés de los niños antes de ir al quirófano

Sociedad
Lectura

Para que los niños lleguen "contentos a un lugar que no conocen". Con ese objetivo, el hospital San Roque de Paraná reemplazó las camillas por autitos a control remoto para trasladar a

los pequeños desde la sala de internación hasta el quirófano.

El fin de la adquisición es evitar el estrés de los niños con patologías quirúrgicas a la hora de separarlos de sus padres y así poder brindarles una mejor calidad de atención.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La iniciativa de contar con autitos a control remoto, en lugar de usar las tradicionales camillas o sillas de ruedas, pretende que en ese momento tan delicado se minimice el miedo a través del juego. Este recurso logra que el traslado de los niños que están camino al quirófano para la práctica de una intervención no sea tan estresante.

El autito funciona a batería y con control remoto. El niño solo se sienta y toma el volante para jugar, ya que el auto es controlado por un adulto.

Esta modalidad se usa hace tiempo en otros hospitales del mundo como España, Francia, Inglaterra y Estados Unidos, donde este recurso comenzó a utilizarse el año pasado y se comprobó su efectividad al notar que los niños reducían el nivel de ansiedad ante la entrada al quirófano.

"El área quirúrgica tiene un trabajo específico, con muchas especialidades, y los niños, en sus diferentes etapas del desarrollo vienen con desconocimiento al momento de la cirugía y esto tiende a minimizar los miedos, a que el niño no sienta el desarraigo de forma tan brusca al momento de ser traslado desde la sala al ingreso al ingreso a quirófano", explicó la directora del San Roque, Carina Reh, a Elonce TV.

Por su parte, la presidenta de la cooperadora del hospital, Raquel Marcoantonio, valoró: "Como cooperadora, siempre tratamos de ayudar a lo que más podamos y de estar presentes en todos los servicios del hospital y las necesidades de los pacientes".

En tanto, la secretaria de la cooperadora del San Roque, detalló: "La idea surgió hace unos dos años atrás, cuando vimos que lo habían implementado en un hospital de Israel donde comprobaron que bajó el nivel de estrés de los niños al ir a operarse".

Según un estudio publicado en agosto de 2018 por la British Journal of Anesthesia, investigadores en China y Estados Unidos probaron que conducir un automóvil en camino a la cirugía reducía la ansiedad en niños en edad preescolar. La investigación reveló que aquellos pacientes pediátricos que fueron trasladados en los autos “exhibieron niveles significativamente más bajos de ansiedad desde el momento en que subieron al auto hasta que ingresaron al quirófano, en comparación con los otros dos grupos”. El estudio concluyó que el transporte en un automóvil de juguete puede aliviar la ansiedad preoperatoria en los niños.

Hace tres semanas, el Hospital Elizalde se convirtió en el primer centro médico pediátrico de la Ciudad en adoptar la modalidad. 

Cargando...