La arquitecta que le cortó el pene a su amante admitió que quiso lastimarlo

Sociedad
Lectura

Brenda Barattini, la arquitecta detenida por cortarle el pene a su amante, admitió, en su declaración en el jucio en su contra, que pensó en lastimar, herir al hombre, "pero no

más que eso". Luego señaló: "El daño que yo le pude hacer no era mayor al que él me había hecho a mí en un principio". También aseguró que su examante la trataba "como un trofeo". "Me hacía ver como una cola. Yo era la cola. Vulneró mi intimidad, mi vida y mi carrera. Se había arruinado todo". 

 

Brenda llegó al juicio, que se inició el 26 de agosto, acusada de "lesiones gravísimas calificadas por el vínculo y alevosía", pero después de escuchar los primeros testimonios, la fiscal del caso, Laura Battistelli, pidió el cambio de imputación al de intento de homicidio. El tribunal aceptó ese pedido y entonces el juicio debió suspenderse en su segunda audiencia, ya que según la legislación cordobesa por el nuevo delito debía iniciarse un nuevo juicio con un jurado popular. Ese juicio se inició este miércoles.

 

Brenda Barattini está imputada ahora de "tentativa de homicidio calificado por el vínculo y alevosía".

Además de negar que haya tenido intención de matarlo, Brenda aseguró: "Yo fui la que abrió la puerta; es más, yo fui a pedir ayuda".

La joven atacó al hombre en su departamento de Chacabuco 580, luego de cubrirle los ojos y mientras le practicaba sexo oral. En un principio, Barattini denunció que había sido violada, pero su estrategia se derrumbó rápidamente con el correr de la investigación.

El hombre, de 42 años, tras el ataque fue rescatado por vecinos que oyeron gritos y dieron aviso a la Policía. Según contó, luego de una operación que le reconstituyó su aparato genitourinario, pudo recuperarse, aunque aduce haber quedado con traumas psicológicos.

En su declaraciones, el hombre mutilado contó: "Empezamos a tener relaciones y me dijo que me iba a dar una sorpresita, que tenía algo para darme. Me dijo que si me dejaba poner algo en los ojos. Me puso un antifaz, como de terciopelo. Después me dijo que adivinara con qué me tocaba. También quiso atarme pero yo no quise. Empezó a hacerme sexo oral. De repente sentí algo. Me quiso matar en ese segundo”.

Brenda Barattini esta acusada de cortar el pene con una tijera podar a su amante (Maxi Failla).

Luego continúo: “No sabía qué me había cortado. No vi nada. El dolor fue un segundo. Ella salió de encima mío, yo intenté levantarme, me tapo, me subo los pantalones e instintivamente agarro el celular, para llamar a una ambulancia. Quiero salir y ella comienza a insultarme. Me agarró de la remera, de los pelos, y no me dejaba salir. Yo estaba con una mano haciéndome presión. Atiné a salir, y me agarraba, no me dejaba irme. Metí una llave [en la puerta] que encontré por ahí y pude abrir".

 

En el juicio también declaró quien era novio de Brenda. Él contó que cuando llegó al departamento tras la mutilación, vio al hombre mutilado sentado en el palier en un charco de sangre. En el interior del departamento estaba Brenda en estado de shock, con la mirada perdida y repitiendo cosas en un lenguaje raro. Ella le dijo que había sido violada, que no conocía al hombre que estaba afuera y que él la había violado.

Brenda asegura que la víctima quiso violarla.

El novio de Brenda aseguró que en ese momento Brenda le dio un bisturí y le dijo: “Matalo, matalo a ese hijo de puta”.

En el juicio, el testigo también reveló que tras ver las notas de la agenda de Brenda, adonde había anotaciones sobre los pasos a seguir para mutilar, y tras enterarse de que había buscado en su teléfono cómo seccionar un pene, llegó a la conclusión de que su novia había montado “un escenario para tratar de salir impune”.

LGP