Brenda Barattini: atacó a su amante con una tijera de podar, le cortó el pene y ahora va a juicio

Sociedad
Lectura

"Ella no está muy bien anímicamente. No es 'del palo', no está acostumbrada a estar presa". Lo dice Iván Sironi, abogado de Brenda Micaela Barattini, quien en noviembre de 2017 atacó a

su amante: con una tijera de podar, le hirió gravemente el pene. La víctima, Sergio F., perdió mucha sangre en ese momento y debió ser trasladado a un hospital de urgencia: lograron reconstruirle los genitales.

Este lunes, en Córdoba, empieza el juicio que Barattini deberá afrontar y en el que se le imputa el delito de lesiones gravísimas, que prevé una pena de entre tres y quince años de prisión. "La fiscalía pidió que se cambiara la imputación a tentativa de homicidio, que tiene penas más altas. Si durante el debate ese cambio llega a darse, tendría que convocarse a un jurado popular ya que, según el Código Procesal de nuestra provincia, sólo un jurado de estas características puede juzgar un homicidio", describe el letrado.

En noviembre de 2017, con una tijera de podar, Barattini agredió a Sergio F. en el departamento de él. En ese momento ella tenía 26 años y él, 40. Según publicó el diario cordobés La Voz, la joven -que es arquitecta- le seccionó el 90 por ciento del pene e hirió los testículos de la víctima. Enseguida se entregó ante la Policía y fue detenida: cumple prisión preventiva, que la Fiscalía actuante dictó para asegurar su participación en el proceso judicial y por el pronóstico de penas elevadas.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"Manejamos dos estrategias distintas, que dependerán de si el hecho se juzga como lesiones gravísimas o como tentativa de homicidio. Si cambia la carátula, el objetivo central será demostrar que Barattini no intentó matarlo: en sus anotaciones en una libreta y en sus búsquedas por Google hay registros de que lo que buscaba era herirlo, pero jamás accedió a información sobre cómo asesinarlo", explica Sironi, y agrega: "En caso de que sea juzgada por lesiones gravísimas, nuestro trabajo será atacar los agravantes de alevosía y vínculo, a la vez que se trabajará sobre el hecho de que la evolución favorable del paciente demuestra que pueden considerarse que las lesiones no fueron gravísimas sino graves".

El ataque de Barattini a Sergio F. se hizo público rápidamente: se filtraron fotos de la víctima mientras intentaba contener el caudal de sangre que perdía, y se filtraron también imágenes de las intervenciones quirúrgicas a las que debió ser sometido de urgencia. En una entrevista que ella dio al diario La Voz dijo: "Para que yo reaccionara de esa manera, me generó un daño muy grave. Un golpe muy grave. A mí me generó un daño psicológico muy grande. Vulnerando mi intimidad, y eso no se hace. Ni a una mujer, ni a un hombre, ni a nadie. Yo respondí... quizá no de una manera correcta, pero respondí". Y agregó: "No lo haría de vuelta. No, porque la violencia no se apaga con violencia".

Consultada por el diario cordobés sobre si el agredido había difundido un video íntimo suyo, Barattini respondió "Él ha reconocido que había un video y que lo pasó". Aunque en un primer momento la acusada sostuvo que había sido víctima de abuso sexual, luego no insistió sobre esa hipótesis.

En abril de este año, la atacante ofreció 30 mil dólares a la víctima para llegar a un acuerdo económico y evitar el juicio: tanto la querella como la fiscalía desestimaron la posibilidad de concretar ese acuerdo. Es en ese contexto que empieza el juicio este lunes, a cargo de la Cámara 2ª del Crimen de la ciudad de Córdoba. Según estima el abogado de la acusada, en caso de que no haya cambio de carátula el juicio podría extenderse por entre diez y veinte días.

PS