La última "locura" de Elon Musk: lanzar bombas nucleares sobre Marte para "terraformarlo"

Sociedad
Lectura

Ya que la Tierra tiene su atmósfera dañada y el cambio climático parece irreversible, mandémonos a mudar. Esta parece ser la idea central que mueve a Elon Musk por estos días. Es

que el físico y magnate fundador de Space X -entre otras muchas compañías- relanzó en las redes sociales su extravagante propuesta de bombardear Marte con misiles nucleares para contribuir a un supuesto proceso de "terraformación". La idea se basa en que un ataque de esas características calentaría esa superficie gélida y permitiría, sostiene el empresario, la posterior formación de colonias humanas en el planeta rojo.

Así lo vino anunciando desde hace unos días la propia imagen que Musk eligió para su perfil de Twitter, donde se lee el mensaje "Nuke Mars" (en español, "bombardeen Marte"). Pero el multimillonario no se quedó en el mero mensaje: intensificó su iniciativa con un posteo en el que promueve la venta de una remera negra con ese eslogan, como una propuesta para quienes quieran difundir su excéntrica iniciativa... y, claro, estén dispuestos a pagar los 25 dólares que cuesta la prenda.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La idea no es nueva sino que se dio a conocer hace cuatro años, cuando Musk (nacido en Sudáfrica, pero de nacionalidad estadounidense y canadiense) participó en el programa de televisión "The late show with Stephen Colbert", y discutió su estrategia para hacer que el planeta rojo sea más habitable: detonar bombas nucleares sobre sus polos.

Las explosiones, explicó entonces, vaporizarían una buena parte de las capas de hielo de Marte, liberando suficiente vapor de agua y dióxido de carbono, ambos potentes gases de efecto invernadero, para calentar el planeta sustancialmente.

Imágenes de Marte de la misión Opportunity (NASA/JPL via The New York Times).

Imágenes de Marte de la misión Opportunity (NASA/JPL via The New York Times).

La idea, sin embargo, tropieza con el escepticismo de muchos científicos que cuestionan, por un lado, la capacidad tecnológica de que el ser humano afronte una empresa de esas características con la tecnología disponible. Pero, además, explican que ese tipo de propuestas parecen obviar la dimensión ética de intervenir en un planeta a ese nivel.

En cuanto al primer aspecto -las reservas sobre la efectividad de la iniciativa-, un estudio de 2018 publicado en la prestigiosa revista Nature Astronomy concluyó que hoy Marte no alberga suficiente CO2 para lograr un calentamiento significativo. "Como resultado, concluimos que la terraformación de Marte no es posible utilizando la tecnología actual", escribieron los investigadores (citados por Space.com).

Incluso existe un ala de investigadores aun más escépticos, que aclaran que la propuesta nuclear podría ser peor que ineficazy consolidarse como un evento contraproducente.

Así, de lanzarse bombas nucleares en la superficie marciana se daría lugar a un fenómeno conocido como "invierno nuclear", similar al impacto del asteroide que, según algunas teorías, dio lugar a la extinción de los dinosaurios.

El multifacético empresario y CEO de Space X, Elon Musk (Ding Ting/Xinhua via AP).

El multifacético empresario y CEO de Space X, Elon Musk (Ding Ting/Xinhua via AP).

Lo que explican es que la colisión nuclear podría generar tanto polvo y partículas que literalmente bloquearían una porción significativa de la luz solar entrante, lo que daría lugar a un inevitable enfriamiento del planeta rojo, explicó el científico climático Michael Mann, de la Penn State University, al medio estadounidense US News and World Report.

Mirá también
El auto viaja al futuro

Más allá de las opiniones, el plan de bombardear Marte no sorprende de parte del multifacético Musk, empresario de 48 años, cofundador de empresas como PayPal, Tesla Motors, Hyperloop, SolarCity, The Boring Company, Neuralink y OpenAI.

De hecho, este año estuvo en primera plana por un tema absolutamente ajeno a la ciencia: cuando sorprendió con su nueva faz de "cantante", en abril pasado. La noticia contrastó con otra que surgió en mayo: su compañía más importante, Space X, lanzó el comienzo (con 60 satélites puestos en órbita) del ambicioso Starlink, un plan para crear una gran red de internet satelital de alta velocidad

También se conoce a Musk por acciones como fundar un elitista instituto de educación para sus hijos y otros pocos niños (Ad Astra), cuyo objetivo fue la enseñanza de programación e inteligencia artificial. O por ideas como el ambicioso proyecto "Neuralink", que buscó conectar nuestros cerebros a computadoras y potenciar, así, las capacidades cognitivas humanas.

En otras propuestas, Musk planificó una red de túneles subterráneos para la ciudad de Los Angeles, a través de su empresa The Boring Company. La idea consistió en construir hasta 30 pisos de túneles en los que los coches viajarían sobre una plataforma, a 200 kilómetros por hora. No hay dimensión en la que Musk no se zambulla.

Fuente: dpa

Cargando...