El ex mecánico de autos que dirige una escuela y logró vencer el fracaso escolar

Sociedad
Lectura

Hace un par de años, el fibrón lo tendría la profesora de contabilidad. Pero Stella está al fondo del aula charlando con un alumno de quinto, y la que tiene control

de la pizarra es una de las chicas. Las mesas no están mirando hacia adelante, sino organizadas en grupo. Hay bullicio, como ese ruido de cafetería en el que todos hablan al mismo tiempo. Pero no es desorden, están trabajando. En esta escuela la premisa es que la clase la dan los chicos. Y lo más insólito es que se cumple.