Cómo fue la muerte de Débora Pérez Volpin según la anestesista

Sociedad
Lectura

"Afianzar la Justicia", dice un inmenso vitraux en la Sala de los Derechos Humanos, la de mayor capacidad dentro del Palacio de Justicia. Es el mismo espacio en donde se desarrolló

el Juicio a las Juntas y el proceso por la tragedia de Cromañón. Ahora será recordada como el lugar donde se pidió "saber la verdad" por la muerte de Débora Pérez Volpin.

Ya pasó casi un año y medio desde que falleció la periodista y legisladora, el 6 de febrero de 2018, mientras se realizaba una video endoscopía digestiva alta en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo.

La primera audiencia del juicio oral y público comenzó pasadas las 9.30 de este lunes. En plena feria judicial, con los pasillos del Palacio de Justicia casi vacíos y un escaso movimiento en la calle, la cantidad de cámaras de TV confirmaban que algo importante pasaba adentro.

"Afianzar la justicia", la frase de la sala (Luciano Thieberger).

"Afianzar la justicia", la frase de la sala (Luciano Thieberger).

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesióloga Nélida Inés Puente están imputados por "homicidio culposo". La pena máxima de ese delito es de cinco años de prisión y hasta diez años de inhabilitación profesional.

La audiencia comenzó con la lectura de la acusación. Luego, se le tomó declaración indagatoria a -durante dos horas y media- a Puente, que tiene 63 años, es oriunda de Ezeiza, está separada y tiene una hija. Cuenta con 35 años de trayectoria y, en el Trinidad, se desempeñaba como médica anestesióloga de guardia pasiva y reemplazante.

Puente apuntó contra Bialolenkier por la muerte de Pérez Volpin. "Ella está diciendo: 'yo no perforé, perforó él, encontré todo este problema y traté de hacer algo para resolverlo'. Hoy hizo una explicación técnica de eso, pero esa explicación técnica a ella no la deja afuera", le dijo a ClarínDiego Pirota, abogado de la familia de la periodista. "Siempre demostrando, por parte de ella, que fue Bialolenkier quien cometió la lesión en el esófago de Débora", continuó.

Qué pasó, según la endoscopista

1) "Aproximadamente 17.10 nos avisaron que la paciente llegó al quirófano. El doctor Bialolenkier ya había colocado su torre de endoscopía. Llegó la paciente. La conocía, la saludé de una forma empática. Le pregunté cómo estaba, si tomaba medicamentos, si era alérgica".

2) "Le coloqué el pulsioxímetro en el dedo índice. Comencé a inyectarle 11 miligramos de propofol (droga con la que se hace la inducción). Esperé a que ella se relajara y le dije a Diego: 'Empezá a hacer el estudio'. El monitor no me relevaba ninguna anormalidad. Las pulsaciones eran normales. El estudio se desarrollaba sin ningún tipo de problema".

3) "La paciente se movió. Sonó el oxímetro (es una alarma). Toqué a la paciente en la panza y me di cuenta de que estaba dura y grande. Cuando la destapé, vi que tenía toda la panza inflada como un tonel".

Nélida Puente, la anestesista acusada por la muerte de Débora Pérez Volín, tras declarar en la primera jornada del juicio. Foto: Germán García Adrasti

Nélida Puente, la anestesista acusada por la muerte de Débora Pérez Volín, tras declarar en la primera jornada del juicio. Foto: Germán García Adrasti

4) "Le dije: 'Diego, mirá'. Él estaba mirando el duodeno. Creo que se asustó en ese momento. Le dije '¡sacá!', que sacara el endoscopio. Mi primer grito fue 'llamá al cardiólogo' y Diego dijo 'llamá a los terapistas también".

5) "Mi primera impresión fue que tenía una reacción alérgica. Pero rápidamente fue descartada".

6) "Indiqué que la pusieran boca arriba, porque estaban haciendo el procedimiento de costado. Ahí me di cuenta de que tenía hinchado el lado izquierdo del labio inferior y el párpado izquierdo".

7) Puente relató que intentó intubarla con un laringoscopio, "para que recuperara la oxigenación", pero no logró hacerlo y cuando sacó el laringoscopio vio que la laringe "estaba ensangrentada".

8) "Le dije a Diego: 'Dame tu aspiración' y la aspiré. Quise encontrar el orificio con las cuerdas vocales, pero estaba toda desfigurada".

9) "Las maniobras de rehabilitación hicieron que el aire se desplazara. El aire estaba todo adentro. El aire entró por la perforación esofágica que tenía la paciente".

10) Una vez declarada la muerte, "me quedé en el pasillo, llamé a mi hija por teléfono, luego el director me ordenó que fuera a hablar con la familia". Más tarde, Puente relató que presentó un escrito en una comisaría.

"Lo que ella cuenta para defenderse es lo que la responsabiliza del hecho, porque la descripción que hace de lo que hizo la entendemos equivocada. Así lo entendió la Justicia, y por eso la procesaron. Ella cuenta un procedimiento que es básico, que está bien; el problema es que no se aplicaba en este caso. No era el que había que usar para este cuadro", dijo Pirota a este medio.

Otro problema que mencionó el abogado fue que "ella no logra explicar cómo es que no la controlaba a Débora debidamente para poder advertir a tiempo la crisis en la que la había colocado el endoscopista". Según Pirota, "esos cuestionamientos que hubo sobre su proceder, hoy los profundizó".

El endoscopista se considera inocente

Durante toda la mañana, Bialolenkier escuchó la declaración de la anestesista. Pero cuando llegó su momento de exponer, no lo hizo. "Yo voy a declarar más adelante. Estoy totalmente convencido de mi inocencia. No hay ninguna posibilidad de que yo haya causado lo que pasó", dijo.

Respecto a la postergación de la declaración, Pirota señaló que "es una posibilidad que tiene: elegir declarar ahora, más adelante o nunca. Hizo uso de esa facultad".

Diego Bialolenkier (centro) durante el juicio (Luciano Thieberger).

Diego Bialolenkier (centro) durante el juicio (Luciano Thieberger).

Una familia unida en el dolor

Enrique Sacco, quien era la pareja de Pérez Volpin desde hacía siete años, dio una declaración testimonial. Se lo vio muy emocionado, al igual que los hijos de la periodista, Lola y Agustín Funes, que presenciaron la audiencia abrazados a su entorno íntimo.

Sacco aseguró que "Débora fue a La Trinidad con una molestia estomacal pero estaba normal". Agregó que "los primeros estudios le habían descartado una hernia hiatal" y le indicaron quedarse en el sanatorio para realizar la endoscopia que tenía programada.

Lola y Agustín Funes presenciaron la audiencia (Luciano Thieberger).

Lola y Agustín Funes presenciaron la audiencia (Luciano Thieberger).

Contó que tuvo dos reuniones después de la muerte de su pareja en el sanatorio, con los directivos y los médicos que realizaron el procedimiento. Allí, le comunicó a las autoridades su decisión de hacer la denuncia.

"Débora era una persona que siempre le buscaba la verdad a todo. (Los familiares) queríamos saber la verdad, tener una respuesta concreta. Necesitamos justicia para estar tranquilos todos", concluyó Sacco.

Cómo sigue el juicio

Este lunes por la tarde estaban declarando los cinco integrantes del Cuerpo Médico Forense, dependiente del Máximo Tribunal, que intervinieron en los peritajes ordenados en la investigación. Se trata de Roberto Víctor Cohen, Alejandro Félix Rullan Corna, Miriam Hebe Matoso, Héctor Nicolás Papagni y Santiago Maffia Bizzozero.

Las audiencias -conducidas por el juez Javier Anzoátegui- se desarrollarán todos los días hábiles entre las 9.30 y las 17. De mínima, se extenderán durante toda la feria judicial, que finaliza el 2 de agosto. Contará con 58 testigos que darán sus testimonios.