Una reconocida titiritera de Córdoba se encuentra en coma tras un violento robo en Colombia

Sociedad
Lectura

Una reconocida titiritera de Córdoba se encuentra internada en grave estado en Colombia tras sufrir un violento robo en la isla de San Andrés, a donde había viajado de vacaciones junto

a una amiga.

Se trata de Teresa Grossi (66), oriunda del Valle de Traslasierra y dueña de la Casa de los Titiriteros de Mina Clavero, espacio declarado de interés turístico y cultural por la municipalidad de esa localidad. También es la directora de la compañía de títeres Bienteveo.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La mujer había llegado a San Andrés a principios de junio junto a su amiga Susana y tenía previsto volver a la Argentina este 26 de julio. Sin embargo, el pasado domingo, un delincuente intentó arrebatarle la cartera y, producto del empujón, cayó al piso y golpeó su cabeza contra un andén.

Grossi ingresó al Hospital Departamental de San Andrés en estado de coma con un sangrado cerebral masivo y debió ser sometida a una cirugía de dos horas para controlar la hemorragia. En las últimas horas fue operada nuevamente por un aumento en el sangrado en la parte posterior del cerebro.

“La paciente fue dejada nuevamente en coma inducido por las próximas 48 horas y esperamos que la evolución sea plena, esta vez para suspenderle indefinidamente los medicamentos que la tienen en ese estado. Por ahora el pronóstico sigue siendo reservado”, precisaron este jueves desde el centro asistencial.

“Fue shockeante porque todos conocemos su actividad. Dicen que es una rehabilitación de por vida, pero todos estamos haciendo mucha fuerza y se la está atendiendo muy bien allá”, afirmó Sandra Bressan, amiga de Teresa, en declaraciones a El Doce.

Además pidió ayuda al gobierno de Córdoba y al consulado argentino en caso de ser necesario un traslado en avión sanitario. “Quiero que la comunidad sepa que hay muchísima gente preocupada por ella, tiene muchísimo amor por parte de la comunidad titiritera”, señaló.

Por su parte, la policía de San Andrés analiza las cámaras de seguridad como parte de la investigación para dar con el delincuente y ofrece una recompensa a quien pueda aportar información que ayude a localizarlo.