Instancias decisivas en el juicio por la trágica explosión de un edificio en Rosario

Sociedad
Lectura

Pasó más de un mes desde que las escenas de la explosión y derrumbe de un edificio reaparecieron a partir del inicio del juicio por

la muerte de 22 personas en Rosario en 2013. Las audiencias celebradas desde entonces se sumaron a un derrotero de más de 2.100 días de angustia sin que cese el reclamo de familiares de las víctimas, quienes esta semana asistirán a los alegatos de cierre y ratificaron su reclamo de penas de cárcel efectivas por lo ocurrido en Salta 2141.

“Más allá de la sentencia que dictará el tribunal, nosotros tenemos una lectura clara de los hechos”, anunciaron a modo de balance la semana pasada desde el grupo que integran viudas, padres y hermanas de quienes fallecieron la mañana del 6 de agosto de aquel año.

Las imágenes de la explosión en un edificio en Rosario.

Las imágenes de la explosión en un edificio en Rosario.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La conferencia de prensa se llevó a cabo en las puertas del Centro de Justicia Penal, como corolario del desfile de más de un centenar de testigos vinculados al caso que dejó un mojón en la historia de la ciudad. Así como apuntan contra un Estado “cómplice” de la tragedia, también señalan que están en desventaja frente al “poder económico” de Litoral Gas, la empresa distribuidora donde trabajan cinco de los once imputados en la causa.

El debate frente a los jueces Rodolfo Zvala, Carlos Leiva y Marcela Canavesio le sumó kilos al pesado lastre que arrastran quienes perdieron a sus seres queridos y llevan casi seis años detrás del pedido para que se aplique la máxima sanción posible. Aunque insisten en que faltan acusados en el banquillo para reconstruir la cadena de responsabilidades en torno el estallido, el objetivo posible hoy es la pena de 5 años de cárcel por "estrago culposo agravado".

La explosión que se cobró la vida de 22 personas en el edificio de la calle Salta 2141, en Rosario. Foto: JUAN JOSE GARCIA

La explosión que se cobró la vida de 22 personas en el edificio de la calle Salta 2141, en Rosario. Foto: JUAN JOSE GARCIA

En vísperas de que el tribunal escuche por última vez a la Fiscalía, la querella y los abogadores defensores, con los alegatos, el resto de los parientes de las personas fallecidas aguarda la fecha para la lectura de la sentencia, que podría ser a fin de mes. Mientras tanto insisten sobre las cuestiones que exceden al juicio y advierten sobre la distribuidora: “Nos hemos comprometido aún más para que esta empresa, que sólo persigue el lucro, invierta en seguridad”.

La falta de respuestas de la compañía privada y del Enargas desde la explosión fueron una constante en las denuncias de los familiares de las víctimas. “En seis años, nunca nos contestó nadie. Esto no solo es un dolor nuestro, sino una amenaza constante para toda la ciudadanía”, insisten quienes siguen la investigación desde el primer día.

El juicio se convirtió en el escenario en el que asomaron algunas de las postales más crudas del día del derrumbe, como la del portero que recibió al gasista Carlos García ese día para cambiar el regulador del edificio. La maniobra fue la que provocó la fuga de gas fatal y el encargado Pedro Ríos recordó que entonces supo de inmediato que “iba a ocurrir una catástrofe”.

En el proceso se incluyeron planteos técnicos de las defensas sobre el rol de los tres reclamistas involucrados en el caso, su superior y la gerente técnica de la firma encargada del servicio.

La contrapartida en la lista de testimonios fue el repaso de los médicos forenses a cargo de las autopsias de los cuerpos rescatados entre los escombros. Una de las profesionales del Instituto Médico Legal (IML) se encargó así de reflejar la angustia ante el hallazgo de Luisina Contribunale y Santiago Laguía, los dos últimos vecinos que estaban desaparecidos hasta que concluyó la búsqueda en el sexto día. “En ese momento teníamos la idea de que no estaban ahí”, argumentó la médica.

Adrián Gianángelo, representante de la única familia querellante, también aportó una imagen desgarradora de su hermana Débora, a quien encontraron asfixiada y ya sin vida con dos rosarios apretados en sus manos.

EMJ

Cargando...