Interrupción legal del embarazo: qué dicen las guías de la OMS para abortar de forma segura

Sociedad
Lectura

La Interrupción Legal del Embarazo (ILE) está contemplada en la Argentina para los casos en que la mujer ha sido violada o su salud corre peligro. Esto rige desde 1921 y

en 2012 un fallo de la Corte Suprema lo ratificó.

"Manual de práctica clínica para un Aborto Seguro". Así se llama la guía que reúne los lineamientos establecidos por la Organización Mundial de la Salud para llevar a cabo la interrupción de un embarazo en buenas condiciones sanitarias. La última actualización del documento es del año pasado y establece, entre otras cosas, una diferenciación entre embarazos que llevan menos de 12 semanas y los que ya superaron esa instancia.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Entre las recomendaciones que el organismo internacional hace, señala que existen abortos médicos y abortos quirúrgicos. En el primer caso, se trata de los embarazos que se interrumpen a través de la administración de medicamentos -mifepristona y misoprostol es la combinación especialmente indicada por la OMS, aunque en Argentina sólo se consigue misoprostol-. Los abortos quirúrgicos que contemplan la OMS son a través del aspiración por vacío o a través del método de dilatación y evacuación: el uso de uno o el otro depende, entre otras cosas, de la edad gestacional.

Durante las primeras 12 semanas de gestación, la Organización Mundial de la Salud establece que, en caso de que la mujer decida un procedimiento medicamentoso, conviene primero la administración de mifepristona -droga que ayuda a bloquear la actividad placentaria- y, entre 24 y 48 horas después, usar misoprostol por vía bocal, sublingual o vaginal. Aunque puede variar según el caso, se estima que, en promedio, la expulsión del feto se da tras la segunda dosis de misoprostol.

Cuando la edad gestacional supera las 12 semanas, la OMS indica por un lado consumir el misoprostol con menos intervalo entre una dosis y la otra, y por otro reducir la concentración de esa droga en cada pastilla. Esto es porque las paredes uterinas son cada vez más sensibles a esa medicación a medida que avanza el embarazo.

Entre sus recomendaciones, el organismo sostiene que "si la edad gestacional es mayor a las 20 semanas, algunos prestadores de salud consideran la muerte fetal antes de realizar el procedimiento" medicamentoso, que se lleva a cabo a través de una inyección. El aborto medicamentoso puede administrarse en cualquier instancia de la gestación, aunque las dosis de cada droga se modifican.

En el caso de que la interrupción voluntaria del embarazo se lleve a cabo de manera quirúrgica, la OMS contempla que hasta las 14 semanas de gestación se lleve a cabo una aspiración al vacío por vía manual o eléctrica. En este caso, dicha aspiración se lleva a cabo a través de un dispositivo similar a una jeringa y por vía vaginal.

En cambio, si se apela a una intervención quirúrgica después de las 14 semanas de gestación, el organismo internacional recomienda que el aborto sea a través de la dilatación y evacuación. Se trata de un método muy usado en países como Estados Unidos y poco frecuente en Argentina: en principio se dilata el cuello uterino y luego se remueve el feto. Para esto, la mujer recibe una sedación. El procedimiento puede llevarse a cabo hasta un embarazo de entre 24 y 26 semanas.

PS