Quieren cambiar la ley de maltrato animal y hay polémica con los proteccionistas

Sociedad
Lectura

Con polémica, arrancó este martes el debate en el Congreso para modificar la ley 14.346 contra el maltrato animal, que fue sancionada en 1954 y sigue vigente. Los proyectos buscan agravar

las penas para quienes cometen delitos. Pero muchas asociaciones se oponen a los cambios.

A las 13 empezó la reunión en Diputados, entre las comisiones de Legislación General y Legislación Penal. Hay 14 proyectos presentados. Sus contenidos se van a debatir, al menos, durante cuatro encuentros.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"La ley actual tiene más de 50 años. Fue una muy buena ley, pionera, pero hay que actualizarla. La idea es, en base a todos los proyectos que se han presentado, llegar a un texto de consenso", contó a Clarín Daniel Lipovetzky, presidente de la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados.

"El primer punto en el que hay que avanzar es agravar las penas. Esta es una ley que tiene penas muy bajas, es en relación a la época en la que se hizo, pero hoy con mucha más conciencia de la necesidad de proteger a los animales, hay que agravarlas", sigue Lipovetzky.

La elefanta Pelusa, del zooloógico de La Plata, murió antes de que pudieran trasladarla a un santuario (Agencia La Plata).

La elefanta Pelusa, del zooloógico de La Plata, murió antes de que pudieran trasladarla a un santuario (Agencia La Plata).

Actualmente, la pena por maltrato animal es de un mes a un año de prisión. "Voy a proponer que sea la máxima pena posible y que sea coherente con otras leyes. Una es la ley de protección de carreras de perros que tiene una pena máxima de cuatro años. Tiene que ir por ahí", dice quien además de presidir una comisión presentó un proyecto.

"Es importante escuchar a todas las voces que vengan a este debate", subrayó Lipovetzky. Respecto a la dinámica, dice que tomaron un modelo parecido al del debate por la ley del aborto. Van a exponer especialistas, abogados, y actores sociales.

Manifestaciones a favor y en contra de la ley de prohibición de carreras de galgos, en 2016 (Diego Waldmann).

Manifestaciones a favor y en contra de la ley de prohibición de carreras de galgos, en 2016 (Diego Waldmann).

Sin embargo, asociaciones y militantes animalistas aseguran que quedaron afuera. "Hubo gente inscripta que a último momento fue rechazada por mail arguyendo temas de espacio", dice un mensaje que se viralizó en redes.

Consultada por Clarín, Graciela Fayt, abogada especialista en Derecho Animal, se refirió al tema. "Mucha gente, referentes importantes, no pueden entrar. Primero los confirmaron para ir a la reunión, y después les mandaron una notificación diciendo que no pueden entrar hoy y que tampoco pueden entrar a la próxima reunión", señaló. "Una ley tan importante no puede ser discutida en estos términos, excluyendo a nadie, y mucho menos a referentes tan importantes del proteccionismo", siguió.

Además, los grupos animalistas lanzaron la campaña #ConLa14346NO. "Todos los proyectos son terribles, y la mayoría están bancados por gente opuesta al interés de los animales", dice el mensaje que se viralizó.

Al respecto, Fayt considera que a la ley hay que modificarla, pero no de esta manera. "Están perjudicando (a los animales). Les están sacando los derechos que ya les concede la ley actual. En lugar de avanzar, están retrocediendo", señala.

Un caballo murió tras una doma en José María (Daniel Cáceres).

Un caballo murió tras una doma en José María (Daniel Cáceres).

Y da varios ejemplos. En su artículo 2, la ley actual dice que es maltrato "emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas". Este artículo permite sacarle los caballos a los carreros cuando están maltratados, porque a veces mueren atados a los carros y por los golpes que reciben. "Este artículo no existe en la propuesta de Lipovetzky. Lo quita porque dice que sacarle los caballos a los carreros es criminalizar la pobreza. Pero eso no es criminalizar la pobreza, eso es castigar el delito", analiza Fayt.

Otro ejemplo es un proyecto del diputado Marcelo Wechsler, que pide penalizar con hasta 8 años de prisión a los veterinarios de servicio público que castren hembras preñadas. "Eso es el fracaso total del control de población. No hay posibilidades de hacer control de población mientras sigan naciendo animales, porque siempre gana la progresión geométrica de los nacimientos. Por eso existe la sobreabundancia de perros y gatos", comenta Fayt.

Según la abogada, no se puede penalizar porque eso cortaría el servicio público. "No hay un solo veterinario que vaya a castrar a una hembra, porque no va a saber si está o no preñada. No hay forma de hacer ecografías a cientos de miles de animales. Eso no existe. Esto es una manera de terminar con el servicio público. Y que el servicio privado tenga más clientela", denuncia.

También analiza otro proyecto del mismo diputado, que sostiene que se prohíbe matar por control de población. "¿Qué quiere decir eso? Que podés matar por cualquier motivo, mientras no digas que es por control de población. En realidad, uno de los grandes problemas de la sobrepoblación actual de perros y gatos es porque siempre se llevaron adelante políticas de matanza", señala Fayt.

La orangutana Sandra fue declarada por la Justicia "persona no humana" y "sujeto de derechos" (Diego Waldmann).

La orangutana Sandra fue declarada por la Justicia "persona no humana" y "sujeto de derechos" (Diego Waldmann).

Y concluye: "Es muy grave lo que está pasando. Esto es una pantalla, para decir que se ha discutido entre todos. Es preferible que dejen la ley como está. Acá hay falta de transparencia, hay manipulación, hay mucho lobbismo".

Consultado sobre las quejas de los proteccionistas, Lipovetzky responde que "es la interna de ellos, en todos los ámbitos hay divisiones. Uno trata de no meterse. Hay organizaciones que publican cosas y ni siquiera hablan con nosotros".

Chocolate, el perro despellejado por su dueña que puso a Córdoba de luto (Facebook)

Chocolate, el perro despellejado por su dueña que puso a Córdoba de luto (Facebook)

"En vez de celebrar que haya diputados que se preocupen por esto, que estamos impulsando un debate profundo para reformar la ley. Es medio inentendible, es una contradicción por parte de ellos", sigue el diputado.

Sobre el tema de las invitaciones, comenta que "las reuniones son abiertas a todos los que quieran participar. Lo que tenemos es un límite de tiempo previsto para cada reunión. Por lo tanto, la cantidad de oradores está limitada". Y promete: "Nosotros no le vamos a coartar a nadie la posibilidad de exponer. Si no exponen hoy, expondrán la próxima. Y haremos las reuniones necesarias para que expongan todos".

DD