Tiene 6 años, se ahogó en una pileta y su familia pide ayuda para poder rehabilitarlo

Sociedad
Lectura

Jaqueline Carballo es la mamá de Demian, y se refiere a él como “mi guerrerito”. Lo dice porque hace tres años, cuando el nene se ahogó en la pileta de su

casa, el diagnóstico era desalentador. “Los médicos me decían que iba quedar en estado vegetativo. Que no había más que hacer, sólo cuidados paliativos”, cuenta.

“Llegó al hospital sin signos vitales y con dos paros cardíacos encima”, recuerda Jaqueline. El equipo de salud del hospital Lacarde de San Martín logró reanimarlo, e inmediatamente lo derivaron al Garrahan. En ese trayecto también hizo otro paro.

Demian en el jardin, donde concurre con su mamá y una acompañante terapeútica.

Demian en el jardin, donde concurre con su mamá y una acompañante terapeútica.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Cuando despertó, “no nos reconoció, no nos veía, tenía movimiento involuntarios y no podía respirar por sí solo”. Luego de tres meses de internación le dieron el alta, aunque con un pronóstico muy poco alentador.

Los padres de Demian no se paralizaron ante esto. El amor a su hijo los llevó a golpear puertas e ir mas allá de cualquier diagnóstico. El pequeño llegó a tomar 200 pastillas por día y dormía la mayor parte del tiempo. A pesar de ello, había algunos días en los que podían “verlo conectado, mirar a su familia y reírse”. Esos fueron los “pequeños logros que no nos hacían bajar los brazos”, cuenta emocionada su mamá.

En esa búsqueda de un tratamiento para mejorar la calidad de vida de Demian, también estuvo internado en el Fleni, donde lograron sacarle algunos medicamentos, pero no podía avanzar a nivel motor.

“Por eso comenzamos con una intensa rehabilitación por fuera. En casa tenemos una cinta caminadora y un gimnasio, y hace tratamientos con diferentes especialistas. En ese sentido todos los avances de mi hijo se los debemos a la gente que siempre colaboró con las rifas, eventos, bingos, recitales, bufetes y obras teatro que realizamos para solventar esos gastos”.

El diagnóstico actual es encefalopatía hipóxico-isquémica, por lo que para continuar su rehabilitación varios especialistas del país les recomendaron viajar a Cuba donde existen tratamientos en centros especializados en restauración neurológica donde Demian tendría la posibilidad de controlar sus movimientos involuntarios y volver a hablar. “Ya tenemos el contacto con las profesionales de Cuba, el objetivo es poder viajar cuanto antes”, explicó Jaqueline.

Los costos son altos. La cotización de una primera parte del tratamiento es de 25 000 dólares, y la familia no cuenta con ese dinero. Por eso, creó una cuenta solidaria en el Banco Nación -donde ya juntaron 80.000 pesos- y están solicitando la colaboración de todos. “Queremos que recupere su niñez, Demian se lo merece”, dicen.

Si bien la familia cuenta con la obra social IOMA, desde la que pude obtener los medicamentos que por mes cuestan aproximadamente 40.000 pesos, los tratamientos de kinesiología, hidroterapia, fisioterapia y neurodesarrollo “los tenemos que pagar con ayuda de la gente”. ​Jacqueline afirma que “la obra social solo cubre lo básico y como no pagan lo que corresponde o están atrasados, los terapeutas no quieren trabajar con ellos”.

A Demian le gusta ver películas -entre sus preferidas están “El planeta de los Simios” y "Los Minions"- y los dibujitos de "Masha y el oso". También disfruta escuchar música, sobre todo cumbia y reggaeton. “Aunque todavía le cuesta moverse, los hermanos Jeremías y Priscila lo hacen bailar y girar. Ellos son el gran motor de Demi”, relata Jaqueline .

Datos de la cuenta para ayudar a Demian.

Datos de la cuenta para ayudar a Demian.

Los Pérez Carballo son de San Miguel y vivían de un negocio que estaba en la parte delantera del hogar. “Fundimos por pagar todos los tratamientos”, cuenta Jacqueline. Hoy se sostienen con “la venta de pizzas prelistas y ropa, mientras mi marido trabaja como peluquero y hace fletes con una trafic”.

La familia tiene una página de Facebook, “Todos por Demian”, donde publican algunas novedades de las acciones que lleva adelante para mejorar la calidad de vida de Demian y los contactos para todos aquellos que quieran colaborar.

“Lo que para vos puede ser poco, para él es la posibilidad de salir adelante”, dicen en los comunicados . La cuenta es una caja de ahorro en el Banco Nación, CBU 0110041930004119814133 a nombre Pérez Peralta Carlos Alberto. El número de cuenta es 32600411981413.

DD