Un "carancho" saltó sobre un auto para fingir que lo atropellaban y las cámaras de seguridad lo delataron

Sociedad
Lectura

La tranquilidad de un domingo al mediodía en Paraná se vio alterada por una situación que los vecinos recién entendieron cuando vieron las cámaras de seguridad del barrio. Un hombre corrió

hacia el centro de la avenida Laurencena y se arrojó sobre el capot de un auto, y cayó desplomado al piso.

Newsletters Clarín
Planeta redes | Te contamos las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Planeta redes | Te contamos las historias más compartidas en Facebook, y lo que fue tendencia en Twitter e Instagram.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

"Fue el domingo a las 13 horas. Una persona lesionada en la vía pública, en primera instancia, refiriendo un posible accidente de tránsito", contó el subjefe de la comisaría octava, Julián Bevilacqua, en declaraciones a Canal 9 Litoral.

"Refería dolores en todo el cuerpo. Se fueron realizando todas las pericias. Por lo que se puede recabar del conductor y otros testigos, porque había gente, ya nos referían que era extraño el accionar de la persona", agregó.

Todo fue registrado por las cámaras de seguridad. El hombre, del que solo trascendió que vive en el barrio Maccarone, esperó su momento y cuando el Volkswagen Fox disminuyó un poco su velocidad se arrojó sobre el capot, dejándose caer hacia el piso y fingiendo inconsciencia.

En el hospital "no se le realizaron las curaciones pertinentes, porque él mismo se retiró sin querer ser examinado por los médicos de turno, ni por el médico policial, con lo cual, las lesiones que haya podido sufrir, no fueron debidamente constatadas porque no podemos retenerlo contra su voluntad".

La actitud del vecino se enmarca enlo que habitualmente se conoce como "carancho". Buscan el accidente para después accionar legalmente contra la aseguradora del propietario del automóvil.

Tanto revuelo generó en la ciudad la noticia que hasta el presidente del Colegio de Abogados de Entre Ríos, Enrique Marciano Martínez, consultado sobre el tema, señaló que "ese tipo de prácticas tiene, en algunos casos, involucrados hasta a representantes de entidades públicas, como policías, camilleros o hasta médicos".

"Muchos funcionarios públicos que participan en el hecho también tienen alguna vinculación con algún abogado y ejercen influencia sobre la víctima en ese momento para que se contacten con ese abogado. Esto también es una falta de ética y el ciudadano lo tiene que denunciar", agregó Martínez al canal local El Once.

Siguió con su descripción de este tipo de sucesos el letrado y destacó que habitualmente "los abogados no son de Paraná, vienen de otras provincias, de otros lugares, no son conocidos y venden una confianza que no tienen hacia el cliente. Y todo ese dinero que se obtiene de las compañías de seguros, se reparte entre ese grupo y no va a la víctima, que termina esquilmada por estos sujetos".

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.