Pompeya: hallan seis esqueletos de mujeres y niños

Sociedad
Lectura

Un equipo de arqueólogos realizó un importante hallazgo en la ciudad enterrada de Pompeya, al sur de Italia, al encontrar los restos de "al menos seis personas" que trataron de refugiarse

en una habitación, informó el complejo arqueológico en un comunicado.

La hipótesis principal es que los esqueletos pertenecen a mujeres y niños que trataron de refugiarse -en vano- de la erupción del volcán Vesubio en un dormitorio. Junto a los huesos, encontraron restos de lo que podría ser una cama o un sofá.

"El cráneo de una de las víctimas, aplastado por las tejas, se encuentra al lado de las extremidades superiores e inferiores de otro individuo", detalla el comunicado. Y agrega que se hallaron "los restos de un anillo usado en el dedo y otros pequeños objetos en sus manos".

La arqueóloga del equipo limpia los restos encontrados (EFE).

La arqueóloga del equipo limpia los restos encontrados (EFE).

Los esqueletos fueron encontrados el miércoles en "La Casa del Jardín", recientemente excavada. Es el mismo lugar donde la semana pasada se descubrió una nueva inscripción que probaría que el Vesubio cubrió de cenizas Pompeya dos meses después de lo que se creía: el 24 de octubre del año 79 después de Cristo, en lugar del 24 de agosto.

El grupo probablemente trató de refugiarse en una habitación (EFE).

El grupo probablemente trató de refugiarse en una habitación (EFE).

El director del complejo arqueológico, Massimo Osanna, declaró a la agencia italiana ANSA que los nuevos hallazgos fueron "impactantes" y que proporcionan a los científicos más información sobre lo ocurrido. "Es muy importante para la historia", señaló.

Fueron hallados durante unas excavaciones en Pompeya (EFE).

Fueron hallados durante unas excavaciones en Pompeya (EFE).

"La ceniza cayó durante 18 horas sobre Pompeya", continuó Ossana. Explicó que los trozos de lava cubrieron los tejados y las calles, por lo que huir se volvió imposible. Los pompeyanos -cuyos restos fueron encontrados- habrían buscado refugio en la habitación más interna de la casa que, a diferencia de las demás, habría resistido la primera fase de la erupción.

Se cree que las mujeres trataron de bloquear la puerta usando un mueble, para impedir la entrada de las cenizas a la habitación. "Ese lugar debe haber parecido seguro", señala el arqueólogo. Aunque sus esfuerzos fueron inútiles, ya que finalmente todos murieron.

En pocos segundos, la erupción del volcán petrificó a toda esta ciudad de la Antigua Roma, que quedó enterrada bajo la lava y destruida. Las ruinas fueron descubiertas en 1748 y Pompeya fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

Extremidades de uno de los esqueletos hallados en Pompeya (EFE).

Extremidades de uno de los esqueletos hallados en Pompeya (EFE).

Sin embargo, las históricas ruinas sufrieron robos y vandalismo. "No es suficiente el horrible final por la tragedia, sino que las víctimas de Pompeya también tuvieron que sufrir la profanación de los saqueadores en la era moderna, a través de túneles y pasajes, para tratar de conseguir objetos de valor", señaló el complejo arqueológico en su comunicado.