Hacía gimnasia en un parque, cayó mal y quedó cuadripléjico

Sociedad
Lectura

David Rodríguez (25 años) saltó y se aferró con sus dos manos a la barra de una estructura montada para hacer ejercicios físicos al aire libre. Ni bien se sujetó,

el caño giró en falso, dice la pareja de David. La consecuencia fue que cayó al piso sobre sus vértebras. Lo trasladaron a un hospital con un cuadro de cuadriplejia y ahora está postrado en una cama.

Accidente Parque Rosario.

Accidente Parque Rosario.

El accidente ocurrió el 24 de septiembre en el Parque Alem de Rosario, ubicado en la zona norte, a metros del río Paraná. David fue a pasar la tarde junto a un grupo de amigos. En medio de los mates se levantó de la reposera para hacer un poco ejercicio. El espacio público cuenta con una mini estación de gimnasio: tres estructuras de hormigón con barras de hierro.

David, acostumbrado a las alturas --practica tela--, se aferró a un de los barrales para ejercitar sus dorsales. Pero cayó desde más de dos metros de altura e impactó seco contra el suelo. El fuerte golpe le provocó la fractura de tres vértebras (primera, segunda y quinta) y la inflación de la médula ósea. "No puedo mover el cuerpo", le dijo con desesperación a sus amigos ni bien cayó al piso.

En el Hospital de Emergencia Clemente Alvarez (HECA), donde permanece internado desde aquella fatídica tarde, le diagnosticaron un cuadro de cuadriplejia. Los médicos aún no saben si es irreversible o si podrá recuperar la motricidad con el paso del tiempo. Ya fue sometido a una operación. Necesita una segunda en los próximos días.

"Por suerte hay pequeños signos de mejora. En la última sesión de kinesiología movió un poco el antebrazo", contó Federico, su pareja. Los amigos están realizando una rifa para comprar una silla de rueda a su medida para cuando le den el alta.

Federico no tiene dudas sobre la responsabilidad el municipio de Rosario por el mal estado de la estructura para hacer gimnasia. "El enganche estaba todo oxidado, sin el eje fijo, por eso cedió la barra. Tenemos fotos que respalda esto que estoy contando", narró.

El municipio, en tanto, pide "cautela" a la hora de buscar responsabilidades por lo sucedido. En diálogo con Clarín, el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, reconoció que la barra del juego "giraba sobre su eje", pero no descartó un "mal uso" de la estación. Según su reconstrucción, el muchacho habría caído de cabeza --y no de espalda, como relata la pareja-- tas dar una vuelta entera sobra la barra.

"La mecánica aún no está clara. Los médicos nos dicen que habría caído de cabeza. Por lo pronto nosotros como municipio estamos acompañando y ayudando a los padres. Nos pusimos a disposición ni bien nos enteramos de lo que había pasado. Resolvimos cuestiones de la obra social y estamos tramitando la silla de rueda", explicó el funcionario.

El caso está siendo investigado por la Fiscalía de Rosario. Según el expediente, David habría declarado que se cayó por "un descuido en un ejercicio que estaba realizando". Sin embargo, todos los testigos que declararon señalaron que "el caño giraba porque estaba todo oxidado".

El fiscal a cargo solicitó "la constatación de los aparatos y un informe de peritos". Mientras, David lucha minuto a minuto por recuperarse y por volver a mover parte de su cuerpo.

Rosario. Corresponsalía