Contra la bacteria: cómo lavarse bien las manos para reducir las chances de contagio

Sociedad
Lectura

Es un acto sencillo pero no todos lo realizan en tiempo y forma. Y puede evitar enfermedades. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el hábito del lavado de manos

con jabón es la medida más económica y efectiva para prevenir enfermedades y realizarlo en forma repetida durante el día puede disminuir un 50% las enfermedades infantiles.

La neumonía, que es la primera causa de muerte en niños menores de cinco años, podría reducirse entre un 21% y 47% si se potencia este hábito de lavarse las manos, aseguran desde la OMS.

En los últimos años, se puso de moda el alcohol en gel para limpiarse las manos. Los especialistas dicen que es una buena opción para los momentos en los que uno no está en su casa.

POR QUÉ

Lavarse las manos con jabón es una de las formas más efectivas y económicas de prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias, que son responsables anualmente de la muerte de 3,5 millones de chicos menores de cinco años, de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud.

"Las manos están en contacto con innumerable cantidad de objetos y personas, y también con gérmenes que pueden ser perjudiciales para la salud. Cuando una persona no se lava las manos con jabón pueden transmitir bacterias, virus y parásitos ya sea por contacto directo (tocando a otra persona) o indirectamente (mediante superficies)", según explicaron desde la Secretaría de Salud.

CUÁNDO

• Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.

• Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios.

• Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.

• Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y luego de cambiarle los pañales al bebé.

• Luego de haber tocado objetos “sucios”, como dinero, llaves, pasamanos, etc.

• Cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo, la escuela.

• Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.

• Después de haber estado en contacto con animales.

CÓMO

Un correcto lavado de manos sólo requiere de jabón y una pequeña cantidad de agua. Las manos húmedas se deben cubrir con jabón y frotar toda la superficie, incluidas las palmas, el dorso, las muñecas, entre los dedos y especialmente debajo de las uñas, por lo menos durante 20 segundos. Una forma sencilla para que los chicos puedan calcular el tiempo es encontrar una canción familiar que tome ese tiempo para cantarla; por ejemplo, cantar dos veces el feliz cumpleaños.

El enjuague debe ser con agua segura (es preferible usar agua corriente o echarse agua desde una botella, no debe hacerse dentro de un recipiente). Se pueden secar con una toalla limpia o agitando las manos.