El Gobierno dio luz verde a los micros "low cost", pero no es seguro que los precios vayan a bajar mucho

Sociedad
Lectura

A partir del 1 de septiembre, las empresas de micros de larga distancia podrán ofrecer pasajeslow cost entre un 15 y un 95 % más baratos en relación a los precios

regulares. Esto significa que, como precio base, se podría viajar desde Buenos Aires hasta Rosario por $ 18, algo que así mencionado puede resultar impracticable. La medida, publicada en el Boletín Oficial, no fue bien recibida por los empresarios del sector, que piden una baja de los costos y la flexibilización de sus operaciones para poder brindar servicios de calidad y seguros.

La autorización de rebajas en los precios de pasajes —hasta ahora prohibida— es para viajes de ida y vuelta a todo el país. La medida "busca que cada vez más argentinos puedan acceder a viajar, fomentando el turismo, la modernización del sector y su complementariedad con otros medios de transporte", indicó el Ministerio de Transporte de la Nación.

Nuevas tarifas mínimas para los micros

Nuevas tarifas mínimas para los micros

El tema fue anticipado a principios de julio, cuando el ministro de transporte, Guillermo Dietrich, estuvo en un programa de TN y anunció: “Van a aparecer servicios low cost de micros. Lo que va a pasar en Argentina es que la gente va a viajar más en todo”.

Finalmente, la medida entrará en vigencia el 1 de septiembre, un mes después de la eliminación de las tarifas mínimas para vuelos de cabotaje, que permitieron a las aerolíneas lanzar fuertes promociones. En ese momento, en diálogo con Clarín, referentes de las empresas de micros dijeron estar "preocupados" y pidieron más flexibilidad para su sector.

Ingreso y salida de micros de la terminal de Retiro.

Ingreso y salida de micros de la terminal de Retiro.

La Resolución 723/2018 detalla cómo serán los "límites inferiores" de las tarifas. "En aquellas ventas de pasajes que se realicen con hasta 10 días de anticipación respecto de la fecha del servicio contratado, el descuento a aplicar para obtener la tarifa mínima de cada categoría de servicio no podrá ser superior al 15 %", dice el texto de la norma.

"Para las ventas de pasajes efectuadas con más de 10 días de anticipación respecto de la fecha de inicio del servicio contratado, los descuentos podrán ser superiores al 15 %, y de hasta un 95 %, respecto de las tarifas mínimas de cada categoría de servicio", continúa la publicación.

Desde el Ministerio de Transporte compartieron un cuadro con las nuevas tarifas de referencia. De Buenos Aires a Córdoba, la tarifa base anterior era de $ 855 y pasará a ser de $ 43 para pasajes con más de diez días de anticipación. De Buenos Aires a Mar del Plata, el piso era de $491 y ahora será de $ 25. De Buenos Aires a Rosario, el precio más bajo posible era de $ 368 y será de $ 18.

La medida no fue bien recibida por la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), donde dicen estar "preocupados por la profunda crisis estructural" del sector. "Estas medidas, más allá́ de su potencial connotación positiva en el corto plazo (...) llevadas adelante de forma intempestiva y ausentes de una planificación integral pueden terminar resultando todo lo contrario en el tiempo", expresaron en un comunicado.

Terminal de Retiro (Jorge Sánchez).

Terminal de Retiro (Jorge Sánchez).

"Tener la posibilidad de cobrar precios muy bajos no garantiza automáticamente la capacidad real de poder hacerlo en forma sustentable y seria", agregaron desde la Celadi. Explican que, para poder ofrecer tarifas de "bajo costo" hay que lograr primero tener "bajos costos", algo "totalmente opuesto" a su actualidad.

Para "competir lealmente" con los vuelos de cabotaje, las empresas de micros piden estar en igualdad de condiciones y "contar con las mismas garantías, flexibilidades operativas y niveles de carga impositiva (con) que cuentan los aviones".

Caso contrario, "la irrupción de las tarifas low cost en el modo terrestre quedará relegado solo a anuncios mediáticos vacíos de contenido o, peor aún, servirá́ para profundizar una compleja y prolongada crisis sectorial", sostuvo la Celadi.

"No fue una tarifa pedida por el sector", dijo a Clarín Néstor Carral, presidente de la Cámara Argentina de Transporte de Pasajeros (CATAP). "La cosa no está pasando por cobrar más barato. El problema que tiene esta actividad es de costos y de baja de pasajeros, que se está dando por la situación de crisis que está atravesado al país", continúa.

Micros larga distancia en la Ciudad de Buenos Aires (Boemo).

Micros larga distancia en la Ciudad de Buenos Aires (Boemo).

Consultado por la posibilidad de viajar de Buenos Aires a Rosario por $18, tal como habilita la nueva resolución, Carral responde que eso es "inviable" y que "no se va a dar esa situación". Y agrega: "puede haber alguna empresa que decida hacer alguna promoción con esos precios sobre 2, 4, o 6 butacas. Pero no más de eso. No se puede vender la totalidad del ómnibus o el 50% del ómnibus a tarifas que no cubran los costos".

Actualmente, un ómnibus gasta $45 por cada kilómetro que recorre. Si hace 1.000 kilómetros, las empresas gastan $45.000. Entonces, la tarifa está relacionada con ese costo. Si viajan 10 pasajeros, tendrían que pagar $4.500 cada uno. Si viajan 20, tendrían que pagar $2.250. "En un momento como el que estamos atravesando, en el que no hay pasajeros, no podemos cobrar esas tarifas (que propone el Gobierno). No podemos cobrarlas", repite Carral.

El transporte público de larga distancia está compuesto por más de cien compañías, todas de capitales nacionales. Vincula unos 1.600 destinos entre capitales, ciudades, pueblos y parajes. Transporta alrededor de 37 millones de pasajeros al año y emplea a más 17.000 personas en forma directa.

Cargando...