Los padres de un chico de 3 años se fueron de compras, lo dejaron sólo y se murió en un incendió

Sociedad
Lectura

Un chico de 3 años murió calcinado en la madrugada del domingo pasado, y unas horas después sus padres fueron detenidos. El chico estaba sólo en su casa cuando comenzó a

incendiarse.

El caso causó gran conmoción en Las Termas de Río, donde vivía el pequeño junto a sus padres. Los progenitores habían dejado al niño solo en su casa, al cuidado de su abuela, que vive al lado.

El domingo a la madrugada, una pareja de jóvenes volvía de bailar cuando vio que una casa del barrio España (Las Termas), se estaba incendiando. Desesperados, buscaron una manguera y comenzaron a intentar apagar el fuego. Mientras, llegaron los bomberos, entraron a la casa y encontraron un cuerpo de contextura pequeña, quemado y mutilado, sin brazos y piernas. Era de un pequeño de tres años.

Mirá también

Confirman la orden de detención para un ex integrante del cuerpo técnico "Los Leones" por abuso sexual de una menor

El niño, se supo luego, habría quedado solo desde las 21 del domingo, puesto que sus padres iban camino a un tour de compras en Bolivia.

De acuerdo a las hipótesis que se manejan, el incendio se habría producido por el desperfecto de una estufa.

La trágica muerte de Thiago Sosa, de 3 años provocó enorme consternación. La fiscal Melissa Deroy solicitó una serie de medidas al juez de Control, quien va a decidir futuro procesal de los detenidos.

Mirá también

La frase premonitoria de Pity Álvarez, tres años antes de caer preso por un crimen

El abogado defensor de los tres implicados —Miriam Sosa, José Silo (padres), Hermenegilda Espinoza (abuela)— pidió la nulidad de la aprehensión y la falta de mérito, basándose en que la incorporación de los elementos no son suficientes para endilgar responsabilidad a los aprehendidos.

Según fuentes de la investigación, Miriam Sosa, madre del menor, en su declaración, dijo que le habría prometido al niño que a su regreso del viaje le traería un pantalón.

Sosa además le pidió a la abuela que se encargara de Thiago, que quedaba solo en la vivienda de al lado. “Despreocupate, yo ya me cruzo”, le habría expresado la abuela.

La abuela como el padre del niño se abstuvieron de declarar.

Santiago del Estero, Corresponsalía