La presencia de Lady Di también fue protagonista en la boda de su hijo menor

Sociedad
Lectura
A más de veinte años de su muerte, el recuerdo de Lady Di fue uno de los protagonistas en la boda de su hijo menor y, según sus biógrafos,
el que más se parecía a ella, el príncipe Harry quien esta mañana se casó con la norteamerica Meghan Markle en una de las ceremonias más desacartonadas de la realeza británica.

El anillo de la novia, que llevaba diamantes que habían pertenecido a Diana Specer, y la elección de rosas blancas de jardín para el ramo, fueron apenas detalles de una presencia que fue más allá de lo simbólico.

Al momento de dar el sí, Meghan optó por no mencionar la palabra "obedecer", una fórmula en la que todas las novias de la realeza británica se comprometían a acatar lo que sus maridos quisieran. En lo que fue una revolución, Lady Di fue la primera que no prometió "obedecer" a su esposo. Lo mismo hizo Kate Middleton cuando se casó con el futuro rey de Inglaterra, el príncipe William.