Crimen de Villa Gesell: identificaron a los rugbiers que le pegaron a Fernando Báez Sosa en el ataque mortal

Sociedad
Lectura

En la primera rueda de reconocimiento de los diez rugbiers imputados en la causa por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, dos testigos reconocieron a Máximo Thomsen,

uno de los imputados como coautores del crimen.

Fernando Burlando, abogado de la querella, aseguró que en el día de hoy "lo reconocieron dos personas como que fue el que le pegó a Fernando cuando estaba arrodillado en el suelo e inconciente".

Además, dijo que "dio positivo también para Enzo Comelli, que lo reconoció un testigo como que le pegó en primer lugar. Estas son las novedades más frescas". "El primer golpe se lo da Comelli. El testigo lo describe con lujo de detalles, vestimenta, etc.", reiteró.

Máximo Thomsen, uno de los acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. /Instagram

Máximo Thomsen, uno de los acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. /Instagram

Cuando le preguntaron por los rumores que indicaban que Ciro Pertossi le había dado una patada en el suelo cuando estaba tirado, el abogado dijo que "hay diligencias que afirmarían eso".

Pero yo quiero aclarar que detrás de estas, que son muy importantes, está también un soporte en video que es sumamente aclaratorio. Por lo menos para la querella y creo que también para la Fiscalía", continuó.

Nueve de los 10 rugbiers acusados de asesinar al joven Fernándo Báez Sosa, de 18 años en Villa Gesell. / IG

Nueve de los 10 rugbiers acusados de asesinar al joven Fernándo Báez Sosa, de 18 años en Villa Gesell. / IG

"Dada la calificación que se le imputa a los detenidos es muy difícil establecer una derogación de pena, porque la que se establece para esta clase delitos es solamente de prisión o reclusión perpetua", continuó.

"O sea que, si bien se podrá diferenciar qué actividad tuvo cada uno, y sobre todo en el desenlace final, creo que todos, por lo menos por el momento, y a criterio de quienes representan al particular damnificado, todos son responsables", siguió.

"Hubo una intención de matar. Por lo menos de lo que surge reitero, de pruebas de video fílmica. Es notorio e incluso hay relatos que se suman a los videos, que hablan de una clara intención de matar", dijo el letrado.

"La actividad que desarrollan, si uno percibe de qué manera la practicaron, no hay otra conclusión posible", dijo Burlando. "A juzgar por lo que ha movilizado a la opinión pública y la sociedad, no tengo dudas de que será un antes y un después", concluyó.