Crimen de Villa Gesell: Sergio Berni pidió "la mayor condena" para los asesinos de Fernando Báez Sosa

Sociedad
Lectura

"La mayor condena va a ser el mejor apoyo”, aseguró Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, luego de acercarle las condolencias este miércoles

a los padres de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en Villa Gesell por un grupo de rugbiers. 

Berni también pidió a la Justicia "poder llegar a una resolución rápida de quienes fueron los autores" porque, si bien dijo que "eso no va a devolverle la vida de su hijo", afirmó que es necesaria "una condena ejemplar”.

Consultado sobre la seguridad en la Costa Atlántica a partir de la muerte de Fernando, Berni aseguró que “los operativos se refuerzan permanentemente”.

Y defendió el accionar de las fuerzas de seguridad: “Estaba la Policía, fue una actuación desmedida de estos asesinos y vamos a hacer todo lo que tenemos que hacer”.

“Ayer estuvimos estudiando el tema porque es una responsabilidad nuestra ver lo que está pasando, este no es un caso aislado. Hay más de 40 casos por año similares a este, y es nuestra obligación para ver cómo podemos actuar frente a este fenómeno”, analizó el funcionario bonaerense mientras intentaba escapar de la prensa que lo esperó a la salida del domicilio de los padres de Fernando.

El martes, la Justicia procesó aMáximo Thomsen y Ciro Pertossipor el delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”, mientras que los otros 8 detenidos quedaron acusados como partícipes necesarios. Además, ordenó la liberación de Pablo Ventura, el joven que había sido detenido en Zárate.

Según Diego Escoda, el fiscal federal de Dolores en declaraciones a TN, el delito por el que están acusados los imputados tiene una pena de prisión perpetua y que luego de la realización de las ruedas de reconocimiento se determinará si a los detenidos se les mantiene o les modifica la calificación. Además, explicó que la falta de antecedentes judiciales no sirven como atenuantes.

Todos los procesados permanecen alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria.

JPE