Una golosina disparó la polémica por los productos "verdes"

Sociedad
Lectura

Es un clásico entre los argentinos. Y cuando algo tradicional cambia, nos mueve el piso. ¿El turrón se volvió "verde"? ¿Y encima ahora es "fuente de fibra"? La novedad no pasó

inadvertida y abrió un debate entre los fans de la golosina, varios nutricionistas, y expertos en defensa del consumidor.

El lanzamiento fue en noviembre. "El nuevo turrón fuente de fibra aporta el 20% de consumo de fibra recomendada por día por porción y contiene 80 calorías, 0% de colesterol y 0% grasas trans", indicó el Grupo Arcor en un comunicado, donde acotó que lo crearon como “respuesta a las nuevas tendencias de consumo".

Según el envase, este turrón aporta 4,9 gramos de fibra alimentaria. Las Guías Alimentarias para la Población Argentina -publicadas por el Ministerio de Salud- sugieren ingerir 25 gramos de fibra alimentaria por cada 2000 calorías. Es decir, que la golosina brinda el 19,6% de lo recomendado.

Según la compañía, el "mayor desafío" fue su ingrediente principal, el Jarabe IMO Fiber, al que consideran "revolucionario" porque implicó ocho años de análisis y desarrollo. "Es el primer jarabe de maíz prebiótico argentino, es un sustituto del azúcar con características nutritivas y con menos calorías que un jarabe convencional", señala.

Clarín se contactó con la empresa para pedir mayor información sobre el producto, pero hasta el momento no obtuvo respuesta. 

En redes, el tema no tardó en circular. "¿Fuente de fibra?", indagó en Instagram la licenciada en nutrición Romina Lucarelli. "Me empezaron a llegar consultas sobre el nuevo turrón fuente de fibra, ¿en serio pensaron que es la mejor fuente de fibra? Aporta 4 gramos de fibra. Hay barras de mejor calidad que aportan más", indicó.

En la misma red social, la nutricionista y técnica superior en gastronomía María Elisabeth Zambudio opinó que está "lejos de ser una opción saludable" y que "en cuanto a las calorías la diferencia es mínima (98 el original y 80 el verde)".

"No deja de ser un producto industrializado, fuera del marketing y el envase verde que muchas veces nos confunde e inmediatamente asociamos con lo saludable", continuó Zambudio.

Ver esta publicación en Instagram

Hace unos días me empezaron a llegar consultas sobre el nuevo turrón fuente de fibra, en serio pensaron que es la mejor fuente de fibra? Sin tener en cuenta la calidad de calorías que aporta, es tan nuevo como la baby malibu. Aporta 4 gr de fibra (hay barras de mejor calidad que aportan más) jarabe de glucosa, cómo en casi todo 🤦🏻‍♀️, harina blanca, azúcar, aceite y lo que usan para amalgamar la mezcla: lecitina de soja, gelatina grenetina bovina, aromatizante de turrón. Con casi nada de maní cómo su versión anterior. Lo destacable es que solo tiene 98 calorías, claro, si sos de los que sólo cuenta calorías, porque nutrientes, ninguno! No aporta vitaminas, ni minerales. Se usa como colación aveces porque es práctico", práctico con respecto a que? . . #ConsultorioSaludable 📍 Olivos y Belgrano . . . 🍅🥕🌽 💳 Acordate que podes adquirir mi Cuadernillo Saludable 📚desde el link que deje en mi Bio y recibirlo por mail! . . . #turron #fibra #dieta #bajardepeso #saludable #nutricion #calorias #nutrientes

Una publicación compartida de Romina Lucarelli (@consultorio_saludable) el

Similar fue el planteo de la licenciada en nutrición Valeria Ratto, que comentó en redes que "en el consultorio preguntan seguido" por el producto. "Aporta menos calorías y un poco menos de hidratos (que la versión original) y una mínima diferencia de proteínas y grasas. Con respecto a la fibra, sí hay una diferencia significativa", escribió.

"Pero, ojo. No categoricemos a los turrones como alimentos saludables: ya que en su lista de ingredientes tenemos en primer orden mono y disacáridos (jarabe IMO o jarabe de glucosa), azúcar, harina de trigo, etcétera. Los turrones no dejan de ser una golosina más", continuó Ratto.

 Caída del consumo: los supermercados salen mejor parados que los autoservicios.

Caída del consumo: los supermercados salen mejor parados que los autoservicios.

Claro que no es la primera vez que los envases "verdes" y las etiquetas como "fuente de..." o "rico en..." generan controversia. Consultada por Clarín, la doctora Mónica Katz, presidenta de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), explica que "hay una enorme confusión, porque todavía falta reglamentar".

"No tenemos un etiquetado frontal adoptado por Argentina y lo que falta es regulación en el área de declaraciones saludables o 'claims'. Mientras eso no suceda, va a seguir pasando este tipo de mensaje contradictorio. Hoy por hoy lo único que rige lo que ponés en un envase es lo que dice el Código Alimentario Argentino, que te permite poner 'rico en' o 'light en'", explicó Katz.

Ver esta publicación en Instagram

Hola, hola para todos! ☺Un paciente me preguntó sobre este producto y no quería dejar de compartirles la información nutricional. #turron lejos de ser una opción saludable. #turron una GOLOSINA más. Hay diferencias entre la versión original y el verde? ORIGINAL ⚪98 Calorías ✔Carbohidratos: 18 gr de los cuales Azúcares 9;8gr. ✔Proteínas: 1,7 gr. ✔Grasas: 2 gr. Sat: 0,3 gr. ✔Fibra: 0,4gr ✔Sodio: 12 mg. 🔎Ingredientes: jarabe de glucosa, harina de trigo, azúcar, maní tostado (10%), Aceite de girasol, proteína vegetal hidrolizada, sal, emulsionante (lecitina de soja), espesante (grenetina bovina), leudante gasificante (bicarbonato de sodio), acidulante (ácido cítrico), aromatizante (aroma artificial). VERDE ⚪80 Calorías. ✔Carbohidratos: 14 de los cuales azúcares 8,6 gr. ✔Proteínas:1,7 gr ✔Grasas: 2 gr. Sat: 0,3. ✔Fibra: 4,8 gr. ✔Sodio: 11 mg 🔍Ingredientes: JARABE DE ISOMALTO_OLIGOSACARIDOS..... 🔉Como vemos en cuanto a las calorías la diferencia es mínima. 🔉La diferencia principal radica en el contenido de fibra, el original tiene 0,4 y el 4,8. Lo consiguen reemplazando el jarabe de glucosa por el jarabe de isomalto_ oligosacarido. Este último es un producto obtenido por hidrólisis enzimática del almidón de maíz con efecto prebiotico. 🔉El resto de los ingredientes se mantienen igual que el original. 👎Entre los tres primeros ingredientes sigue presente el azúcar. 👉No deja de ser un producto industrializado, fuera del marketing y el envase verde que muchas veces nos confunde e inmediatamente asociamos con lo saludable. 😉 👉Elegí en función de tus objetivos y a conciencia. #consumidoresinteligentes #turron #nomasdietas #nutrición #nutricióMendoza #eatclean #turronfibra #cambioconductual 🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸🔸 Asesoramiento Nutricional Presencial en Ciudad Mendoza. Contacto 👉📲 2615514809. Consultorio Online. 📧marihel_zd@yahoo.com.ar

Una publicación compartida de Maria Elisabeth Zambudio (@nutricionista.eli.zambudio) el

Respecto al caso del turrón verde, comenta: "Se puede referir como 'fuente de fibra'. Es así. Porque hoy la medida, la vara, es el Código Alimentario Argentino. A nosotros nos falta un buen sistema de perfiles nutricionales y la adopción de un sistema de etiquetado frontal claro y una regulación de claims".

Y la presidenta de la SAN agrega: "Básicamente lo que dice ahí (en el turrón) está bien porque hoy el concepto de fibra cambió muchísimo. No es solamente lo no digerible vegetal, sino que hay un montón de cosas que en el mundo se consideran fibra".

El debate saltó a la mesa de los defensores de consumidores. "Entre el verde y el rojo hay 18 calorías que en una ingesta diaria de 2800 representan el 0.64%. O sea que uno tiene un maní menos. ¿No es engañoso? ¡Eso ni siquiera es "turrón!", lanzó en Twitter Adriana Amado, periodista, investigadora y activista cívica.

Su consulta fue dirigida al abogado Sergio Mohadeb, conocido en redes como "Derecho en zapatillas". En diálogo con Clarín, Mohadeb explica que no hay una prohibición legal de que la etiqueta de un alimento sea verde. "Básicamente hay libertad para elegir el color y la forma del packaging", sostiene.

"Hay mucho marketing de lo verde y lo saludable. Y hay que ver el contenido nutricional de ese producto. Son golosinas y hay que educar a la ciudadanía. Tiene que haber educación, información clara, y etiquetas más claras que indiquen qué estamos comiendo", acota.

Entre el verde y el rojo hay 1️⃣8️⃣ calorías que en una ingesta diaria de 2800 representan el 0.64%. O sea que uno tiene un maní menos que la golosina "fuente de fibra" 🤥. ¿No es engañoso @dzapatillas? ¡Eso ni siquiera es "turrón"! #metáforasargentinaspic.twitter.com/urHqmnMEqu

— Adriana Amado (@LadyAAmado) January 6, 2020

Respecto a las etiquetas, comenta: "Creo que no hay problema en poner 'fuente de fibra' en tanto tenga ese componente el alimento. No recuerdo haber visto en la regulación algo que lo impida, salvo que no tenga ese componente. En ese caso, ya sería algo engañoso y obviamente amerita un sumario y acción".

Según el abogado, hay antecedentes de casos de publicidad engañosa relacionados con la cantidad y la calidad del producto, o con una foto que decía algo distinto a la realidad. "Está regulado que para vender una bebida con una foto de una fruta tiene que tener por lo menos 50% de jugo de fruta, salvo el limón que es menos", ejemplifica.

Ante un producto engañoso -sigue Mohadeb- los organismos de control son la ANMAT y el Instituto Nacional de Alimentos (INAL). Por otro lado, Defensa del Consumidor, vía lealtad comercial. Esos son los organismos que ante un pedido o de oficio pueden analizar las publicidades.

PS