La titular del Sedronar, sobre el crimen de Villa Gesell: "Los adultos no nos hacemos cargo de cómo cuidar a nuestros jóvenes"

Sociedad
Lectura

La titular de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación (Sedronar), Gabriela Torres, advirtió este martes por el consumo de alcohol entre los adolescentes al analizar

el crimen de Fernando Báez Sosa, el chico de 18 años asesinado por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, y aseguró que, en la Argentina, los adultos "no nos hacemos cargo de cómo cuidar a nuestros jóvenes".

"Más allá de este caso, en el que la Justicia decidirá las condenas, las tapas siempre salen demonizando a los adolescentes. Los jóvenes están muy solos respecto a lo que consumen y a lo que creen que es el consumo. El alcohol es, lejos, la droga más consumida por los argentinos. Está todo muy confundido: se suele decir 'drogas y alcohol', como si el alcohol no fuera una droga", planteó Torres.

En diálogo con radio La Red, la funcionaria hizo foco en el rol de los adultos, al asegurar que "son los adultos los que no cumplen con la legislación, los que venden alcohol a menores, lo que evaden controles de alcoholemia, los que cierran las canillas de agua en el boliche y los que para evitar un conflicto en la casa les permiten tomar alcohol a sus hijos".

En esa línea, agregó: "Hay un montón de mitos sobre el alcohol, como que te hace divertido, pero en realidad es depresor del sistema nervioso central; o que si tomás cerveza y vas mucho al baño es que el alcohol se te va, y lo que pasa es que te deshidratás. Se instaló la idea de que el consumo tiene que ver con la identidad adolescente". 

Para Torres, "el cuidado debería ser una estrategia que deberíamos tomar todos". Por eso, explicó, la Sedronar quiere desarrollar "una coordinación específica en el tema del alcohol".

"El consumo problemático de cualquier otra sustancia es una construcción que esa persona hace con ese objeto. Es decir que, antes de un consumo problemático, hubo un uso. La buena noticia es que eso se puede prevenir. Con el alcohol es diferente, porque en los menores el cuerpo no está preparado. Un coma alcohólico se puede dar en dos horas, un martes a la noche", alertó.

"Tenemos más problemas con el alcohol que con otras sustancias. La franja que más consume es la de entre 18 y 24 años. Pero en todas las franjas etarias hay una gran diferencia respecto a las otras drogas. El 62 por ciento consume alcohol, el 28 por ciento tabaco y un 12 por ciento marihuana", añadió.

Al hablar sobre el crimen de Fernando en particular, la especialista planteó que "está bien que el rugby se replantee si está generando conductas machistas, xenófobas y violentas" y aseguró que "seguramente hay algo de los agresores que tiene que ver con haber fomentado cierta lógica de odio al otro".

Por último, consultada sobre la propuesta del secretario de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, de legalizar "todas las drogas", Torres fue cautelosa.

Argumentó al respecto: "Si en este momento no tenemos ninguna regulación sería todo más confuso. Creo que hay que trabajar mucho en relación a qué puede tolerar el cuerpo. Un menor no puede consumir ninguna sustancia porque cualquiera sería problemática. Su hígado y su cerebro no están terminados de formarse. Si no acompañamos a los jóvenes en relación al cuidado de su propio cuerpo... de verdad se están lastimando mucho".