Conflicto entre familias mapuches en el corazón turístico de Bariloche

Sociedad
Lectura

La ocupación del predio de Villa Mascardi a 30 kilómetros de Bariloche, donde murió Rafael Nahuel en 2017, por parte de un grupo de militantes mapuches derivó en un violento conflicto,

que incluye disparos y golpes, con la comunidad aborigen que desde 1870 vive en el área y maneja un muy visitado camping.

Las acciones no han dejado de escalar en una zona que es visitada por miles de turistas en verano para disfrutar de las montañas y bosques y del hermoso lago cruzando la ruta 40.

Después de más de dos años de silencio la familia Montenegro denunció que desde la toma por parte de los integrantes de la Lafken Winkul Mapu, han sido amenazados y atacados, incluso con armas de fuego, para que abandonen los territorios que les fueron otorgados oficialmente por el Estado argentino en 1902.

De este modo la toma se convirtió en el centro de una verdadera disputa territorial entre tribus mapuches o araucanas en pleno siglo XXI, como ocurría antes de los contactos bélicos iniciales que protagonizaron españoles y araucanos allá por el 1540 en Chile.

“La paz se terminó. Desde hace dos años, estamos en un estado de zozobra permanente. Este lugar ya no es el mismo”, le dijo la huerquen de la Lof Wiritray, Clarisa Montenegro, a Río Negro. El cargo de huerquen designa a quienes son consejeros de la comunidad y colaboran con los lonkos, la máxima autoridad política.

Mapuches que toman tierras en la zona de Villa Mascardi.

Mapuches que toman tierras en la zona de Villa Mascardi.

El camping que opera la comunidad se ubica a unos 10 kilómetros del área que en septiembre de 2017 fue tomada ilegalmente por los militantes. Se trata de un predio de seis hectáreas que pertenece a Parques Nacionales. Pero con el paso del tiempo los radicalizados se extendieron hacia tres predios de los costados (en uno están los restos del hotel ISO) y la playa del lago Mascardi abarcando más de 30 hectáreas en total.

El grupo radicalizado también agredió en varias ocasiones a turistas y funcionarios de la Comisión de Fomento de Mascardi que transitaban por los senderos internos habilitados. “Nos llegaron a amenazar con un arma de fuego. Están virulentos y violentos”, le dijo a Clarín Montenegro.

Hasta ahora la huerquen no había dado a conocer los ataques ante el temor de que la violencia escalara todavía más. Sin embargo, frente a nuevos episodios decidió hacerlo público.

Entrada al predio tomado por los MapucheLago Mascardi provincia de Rio Negro

Entrada al predio tomado por los MapucheLago Mascardi provincia de Rio Negro

“Nosotros separamos lo que sucedió con Rafael Nahuel de la cuestión territorial. Repudiamos la muerte pero lo separamos de la toma del territorio. Ese espacio que ocuparon era de la comunidad Wiritray aunque digan lo contrario. Era el espacio de veranada que tenía mi abuela en su momento. Ahí llevaba a sus animales. Se violó el derecho de una comunidad organizada con documentación que acredita que nosotros estamos desde 1870 en adelante”, le dijo al diario regional.

Para los Montenegro aquellas 6 hectáreas ocupadas originalmente constituyen parte del patrimonio cultural de su familia aunque estén en los papeles bajo la administración de Parques Nacionales.

Montenegro fue más allá y denunció que la toma tiene el apoyo de figuras políticas.

“(Hay) instigadores del pueblo mapuche y políticos de renombre de la ciudad. Hay políticos que los bancan, si no ¿cómo vivís?”, señaló.

Los agresores que habitan el terreno están identificados por la Justicia y la policía de Río Negro. Algunos de ellos tienen antecedentes penales por violencia intrafamiliar y posesión ilegal de armas, ha trascendido.

La casa del hermano de Montenegro, que trabaja como guardaparques en el mismo sector, fue baleada en tres ocasiones. La última hace 15 días, detalló la autoridad mapuche. La denuncia pertinente fue hecha en la Comisaría 42 y en el Ministerio Fiscal.

Pero los reclamos ante la policía de Río Negro no han dado resultados. Vecinos le dicen a este diario que los agentes les aconsejan “dejar sus propiedades en Mascardi porque ellos no pueden hacer nada”.

En todo el sector no hay presencia policial ni de Gendarmería Nacional o la Policía Federal.

“Nos amenazaron. Nos dijeron que nos iban a matar uno a uno, que nos iban a abrir y a comer el corazón. Nos insultaron. Estaban todos tapados, vestidos de negro, como ahora. Eso no es el pueblo mapuche”, dijo Montenegro.

“Hay mucho miedo, decidimos hablar porque no se puede soportar más”, le indicó Montenegro a Bariloche 2000. “Sostenemos la paz social en el lugar porque no queremos que se manche con sangre. Miedo no tenemos pero no queremos otro muerto, que corra más sangre. Somos gente de trabajo que nunca tuvimos problemas con nadie”, agregó Montenegro a Río Negro.

Clarín intentó comunicarse con la ex senadora Magdalena Odarda, la nueva presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), pero no hubo respuesta.

Un largo proceso de recuperación

El camping Relmu Lafken comenzó a atender al público en 2000 en el marco de un largo proceso de recuperación de espacios y promoción de la cultura mapuche llevada a cabo en la Cordillera.

El territorio era usado históricamente para el pastoreo de ganado y se estima que hay presencia específica de esta familia desde antes de 1870. En 1902 Tierras y Colonias les entregó legalmente la posesión. El primer poblador identificado fue Juan Bautista Treuke, bisabuelo de Clarisa y de su hermana Patricia. Con los años se integraron los Inaleff, Rauque, Treuque y Vélez Montenegro. La comunidad está asentada sobre 6296 hectáreas de acuerdo a la Personería Jurídica del INAI N° 241. En la actualidad representantes de estas familias constituyen el Concejo de Ancianos que define cuestiones laborales, sociales y económicas.

El trasfondo político de la toma de Mascardi

En septiembre de 2017 integrantes de la autodenominada Lafken Winkul Mapu ingresaron a un predio de Mascardi de 6 hectáreas. Los militantes argumentaban que una joven machi, Betiana Colhuan, había estado en el lugar y lo designó como espacio sagrado. Respondiendo a las denuncias de la administración de Parques Nacional el 26 de noviembre del mismo año el juez federal Gustavo Villanueva ordenó el desalojo de las familias que estaban en su interior. El 27 de noviembre un patrulla del grupo Albatros de Prefectura Nacional se encontró con alrededor de 20 personas en el sector alto del terreno. Los agentes informaron que fueron atacados con armas de fuego y que respondieron con munición disuasiva y letal. En este contexto murió Rafael Nahuel (22).

Los mapuches aseguraron que no tenían armas pero los análisis del Departamento de Caracterización de Materiales del Centro Atómico de Bariloche y el Servicio de Ingeniería y Química Forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) del Ministerio Público de Salta confirmaron la presencia de fulminante en Nahuel y en los mapuches Lautaro González y Fausto Jones Huala quienes habían bajado con el cuerpo del joven a la ruta 40.

Vecinos del Alto de Bariloche le aseguraron a Clarín que figuras políticas del kirchnerismo captaban a “jóvenes de apellido mapuche y desempleados” para acudir a la toma de Mascardi por el día a cambio de 500 pesos. Funcionaron del gobierno de Río Negro confirmaron a Clarín estas sospechas. Nahuel habría acudido motivado por el dinero al lugar. Su padre, Alejandro Nahuel, había dicho que su hijo acudió a Mascardi para hacer una “changuita”.

La tía de Nahuel, María Nahuel, es una conocida militante mapuche con fuertes contactos con el kirchnerismo de la Cordillera. La machi Betiana es su hija.

Cronología del conflicto en Mascardi

-Septiembre de 2017: toma de un terreno de seis hectáreas de Mascardi a 30 kilómetros de Bariloche.

-27 de noviembre de 2017: muerte de Rafael Nahuel (22) durante un enfrentamiento con una patrulla de Albatros de Prefectura Naval Argentina el día después del desalojo ordenado por la Justicia Federal.

-Julio de 2018: el grupo mapuche se extiende al hotel ISO ubicado al lado del predio.

-Agosto de 2018: ocupan el lote 79, desocupado, y un complejo recreativo de la familia Grehan.

-Febrero de 2019: agreden violentamente y retienen a un grupo de jóvenes turistas que transitaban por senderos habilitados de Mascardi.

-Agosto de 2019: queman tres cabañas del complejo vacacional del colegio porteño San José.

-Atacan a integrantes de la Comisión de Fomento de Mascardi que acudían al lugar a observar el estado del camping y de las tranqueras.

-Diciembre de 2019: anuncian la toma de posesión de la playa de Mascardi y le advierten a los turistas que no deben usar leña para sus fuegos ni dejar basura.

GS