Dólar "turista": dudas sobre qué ocurrirá con las tarifas de los servicios de streaming

Sociedad
Lectura

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó hoy que el gobierno nacional implementará un impuesto del 30% a las compras realizadas en el extranjero. Este “dólar turista” no sólo

alcanzaría a todos los gastos que se realicen con tarjeta en el exterior, sino también a aquellos servicios de Internet que están radicados en el exterior. La gran pregunta es si este impuesto incluirá a los abonos de Netflix, Spotify, Amazon y demás plataformas de streaming audiovisual, así como otras aplicaciones tecnológicas.

En la entrevista que dio en Radio 10 en la que anticipó el impuesto, a Cafiero le consultaron específicamente sobre el tema aplicaciones. “Si (el consumidor) lo paga en dólares, o sea si lo paga afuera, después eso uno en la tarjeta de crédito lo tiene convertido en pesos. Cualquiera de esas compras va a tener un 30 por ciento de recargo”, fue la respuesta del jefe de Gabinete. Pero la duda persiste, porque las tarifas de Netflix o Spotify, por ejemplo, están en pesos y tributan IVA.

Ante la consulta de Clarín, la respuesta desde Netflix fue: “No hay nada para comentar”. En el caso de esta empresa, en agosto ya tuvo un incremento de las tarifas del 23,4 por ciento. Ese fue el tercer cambio de precios que el gigante de streaming aplicó desde su desembarco en el país: el primero había ocurrido en septiembre de 2017 y el segundo, en noviembre de 2018.

Ahora Netflix cuenta con tres planes: el primero es el Plan Básico, que permite reproducir películas y series en una única pantalla y con definición estándar, y cuesta 179 pesos. El Plan Estándar, que permite ver streaming hasta dos pantallas y con tecnología HD, está en 269 pesos. Y el Plan Premium, que habilita el uso del contenido en hasta cuatro dispositivos en simultáneo con una definición Ultra HD, vale 369 pesos.

Hay que ver si el impuesto del 30 por ciento impactará plenamente en las tarifas. En el caso de que eso ocurra, el Plan Básico ascendería a aproximadamente 233 pesos. El Plan Estándar saltaría a los 350 pesos. Por su parte, el Plan Premium se incrementaría a 480 pesos.

En el caso de Spotify, en la actualidad también cuenta con tres tipos de planes. El Individual cuesta 99 pesos mensuales y comprende una cuenta, la posibilidad de escuchar música sin avisos publicitarios e incluso sin conexión y on-demand. El Duo cuesta 129 pesos e incluye dos cuentas con esos mismos servicios. Y el Plan Familiar, que permite usar seis cuentas, vale 149 pesos.

Con un 30 por ciento de recargo a raíz del impuesto, estos valores pasarían a estar en torno a los 129 pesos (plan Individual), 168 pesos (Duo) y 194 pesos (Familiar).

Las plataformas de streaming no serían las únicas prestaciones del segmento on line afectadas por el impuesto del 30 por ciento. También podrían verse alcanzadas otras, como antivirus, aplicaciones pagas de la tienda de Google Play y iOS, servicios de streaming de videojuegos, suscripciones como Xbox Live o PlayStation Network, o de almacenamiento como Dropbox, Drive de Google, OneDrive de Microsoft o iCloud de Apple.

PS