Hallan un dinosaurio que sería clave para entender las relaciones entre los carnívoros del Jurásico

Sociedad
Lectura

Investigadores del Museo Egidio Feruglio (MEF) de Trelew dieron a conocer este miércoles el hallazgo de fósiles de un dinosaurio​ -bautizado como Asfaltovenator Vialidadi- que aporta claves hasta ahora desconocidas sobre

la evolución de la familia de los terópodos. Es uno de los ejemplares más completos y antiguos encontrados de este tipo de carnívoros.

Los tetanuros representan el grupo de dinosaurios terópodos más diverso, dentro del cual se encuentran no solo los dinosaurios más populares, como Allosaurus o Tyrannosaurus, sino también las aves modernas.

La historia evolutiva de este grupo comienza hace 185 millones de años durante el Jurásico Medio temprano. Sin embargo, los primeros registros son extremadamente escasos y fragmentarios.

Los primeros restos del nuevo ejemplar fueron hallados en 2002 en el paraje Cerro Cóndor, ubicado en el centro de la provincia considerado un verdadero “parque jurásico”. Pero llevaron años de trabajo para ser extraídos, y luego estudiados.

Este trabajo, realizado por Oliver Rauhut (LMU München, Alemania) y Diego Pol (CONICET-MEF) ahora fue publicado en la prestigiosa revista científica Scientific Reports De Nature.

Por otro lado, las relaciones de parentesco entre los principales linajes de la familia de teróodos hasta el momento no han sido del todo comprendidas. El Asfaltovenator Vialidadi, descubierto en yacimientos de entre 170 y 180 millones de años (Jurásico Medio), ha brindado claves para entender mejor a este grupo de dinosaurios.

Se necesitó maquinaria especial para extraer los restos del Asfaltovenator Vialidadi. (MEF)

Se necesitó maquinaria especial para extraer los restos del Asfaltovenator Vialidadi. (MEF)

“Uno de los puntos más importantes de este hallazgo es lo completo que está el cráneo, algo sumamente raro de encontrar en un terópodo, sumado a que encontramos el 50% del esqueleto, toda la mitad delantera. Otro aspecto importante es que documenta un momento de gran diversificación evolutiva en la historia de los dinosaurios terópodos, algo que observamos precisamente durante el Jurásico Medio. En este fenómeno no se entienden claramente cómo son las relaciones entre uno y otro grupo porque todo se acelera. Es como ver un árbol con muchas ramas que aparecen de golpe”, explicó Diego Pol, investigador del CONICET e integrante del equipo del MEF.

El científico agregó que “encontrar un animal tan completo, justamente durante el momento de esta explosión evolutiva, es realmente importante porque nos permite empezar a entender cómo son las relaciones entre los principales grupos de dinosaurios carnívoros. Y Asfaltovenator posee una combinación de características únicas que reúne a linajes que estaban separados: los alosaurios, los megalosaurios y los espinosaurios”.

Para entender las relaciones de parentesco entre los linajes conocidos de dinosaurios carnívoros, los investigadores incluyeron a esta nueva especie en un análisis filogenético. “El resultado de incluir a Asfaltovenator es que los grupos que pensábamos que estaban separados, ahora conforman un único grupo que reconocemos como carnosaurios, una propuesta hecha hace muchos años, pero que últimamente nadie la tomaba en serio”, detalla.

La Provincia del Chubut posee yacimientos paleontológicos sumamente ricos del Período Jurásico, constituyendo una verdadera ventana al pasado. “El nuevo dinosaurio completa el panorama de los ecosistemas de los lagos del centro de la Patagonia hace unos 170 o 180 millones de años, que se suma a herbívoros como Patagosaurus, Volkheimeria, o a carnívoros como Eoabelisaurus o Condorraptor", comentó el científico.

Los primeros restos que comenzaron a aparecer en el año 2002, a unos pocos kilómetros de la aldea escolar de Cerro Cóndor, se convertirían en un hallazgo no sólo importante desde el punto de vista científico, sino también en uno de los rescates más importantes que se harían en la historia del Museo.

“Habíamos viajado un grupo de técnicos, paleontólogos y estudiantes a una región en el centro de Chubut donde previamente se habían descubierto otros dinosaurios. Recuerdo que nos habíamos separado en grupos para prospectar la zona, y caminando, encontré unas vértebras sueltas en el fondo de un cañadón. Las junté, empecé a ver de dónde venían y logré encontrar de dónde estaban saliendo: era un nivel donde había más vértebras metiéndose en la roca”, comentó Leandro Canessa, técnico del MEF.

“Cuando encontramos los restos, parecía un dinosaurio más. Empezamos a destaparlo y para ese momento, cuando ya teníamos el trabajo bastante avanzado, nos dimos cuenta que los huesos estaban articulados. Era el primer dinosaurio carnívoro del Jurásico Medio que estaba articulado. Entonces era importantísimo tratar de sacarlo en un solo bochón (estructura de tela y yeso para protección de los huesos)”, detalló Pablo Puerta, también técnico del museo de Trelew.

Una réplica de Asfaltovenator Vialidadi, la especie de dinosaurio hallado en Cerro Cóndor (MEF)

Una réplica de Asfaltovenator Vialidadi, la especie de dinosaurio hallado en Cerro Cóndor (MEF)

Luego de marcar el lugar del hallazgo, vendrían años de trabajo de campo para extraer al dinosaurio. “Fueron cuatro años de campañas donde tuvimos que levantar muchísimo material en una excavación que se hacía cada vez más grande. Tanto fue así que tuvimos que llamar a Vialidad Provincial, para hacer un camino y poder llevar una retroexcavadora y una topadora para hacer una plataforma y así emplazar una grúa de 40 toneladas como la que usan para ensamblar los puentes sobre los ríos. Porque para ese momento ya era el bochón más grande que habíamos hecho jamás en el MEF. Pesaba unas 5 toneladas y no podíamos usar el trípode con el cual normalmente subimos los bochones a los camiones para traerlos hasta el museo. En esta oportunidad también tuvimos que recurrir a Gendarmería Nacional, que nos facilitó un camión para el traslado de los fósiles. Así que para el Mef no sólo es un dinosaurio carnívoro muy importante sino que fue uno de los dinosaurios que nos hizo desarrollar la mayor capacidad logística con la que cuenta el museo”, explicó Puerta.

“Asfaltovenator tendría en vida una longitud de 6 metros y dada la forma (los huesos en posición articulada) y lo completo del registro fósil es que las tareas de extracción resultaron sumamente complejas”, agregó.

Los paleontólogos bautizaron a este dinosaurio con el nombre de Asfaltovenator Vialidadi. El nombre Asfaltovenator tiene dos raíces. La Formación geológica Cañadón Asfalto, donde se encontraron los fósiles y Venator, del griego, que significa cazador. El nombre de la especie, Vialidad, es en honor a Vialidad Provincial que colaboró en el rescate del dinosaurio.

Chubut. Corresponsalía.

DD