Esperanza de vida: en Buenos Aires hay diferencias de hasta 6 años según el lugar donde se vive

Sociedad
Lectura

De Recoleta a Constitución. De San Isidro a Florencio Varela. Del norte al sur de Buenos Aires, la esperanza de vida baja en forma considerable.

Con una diferencia de hasta 6 años, según el lugar donde se vive.

La prestigiosa revista The Lancet se hizo eco de esta problemática. Bajo la premisa de que "Latinoamérica es una de las regiones más desiguales en el mundo", detalló las diferencias que hay en el interior de seis grandes ciudades, incluida la nuestra.

El estudio fue realizado por un equipo de epidemiólogos internacionales, entre ellos Marcio Alazraqui, del Instituto de Salud Colectiva de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa).

Según el informe, Buenos Aires tiene un "patrón mixto", con una división centro-periferia (mayor esperanza de vida en la parte central) y con un aumento del sur a norte. Es decir, que las comunas del norte de la Ciudad y los partidos adyacentes de la Provincia tienen una mayor esperanza de vida en comparación con las comunas del centro-sur y las áreas periféricas del sur.

Una mujer de un barrio humilde puede vivir hasta 6 años menos (Maxi Failla)

Una mujer de un barrio humilde puede vivir hasta 6 años menos (Maxi Failla)

Por ejemplo, en la Comuna 8 (Villa Soldati, Lugano y Riachuelo) la expectativa de vida es de 69,8 a 70,5 años para los hombres y de 78,3 a 79,4 para las mujeres. En las comunas del norte (Palermo, Belgrano, Villa Urquiza) asciende a 74,7 a 77,5 para los hombres y de 82,1 a 85,3 para las mujeres.

Lo mismo sucede en Provincia. En la Zona Sur, partido de San Vicente, los hombres viven entre 69,8 a 70,5 años y las mujeres de 76,4 a 78,2 años. Muy distinta es la situación en Zona Norte. En el partido de Tigre, la esperanza de vida para ellos es de 72,6 a 74,6 años y para ellas de 79,5 a 80,4 años.

Consultada por Clarín, la doctora en psicología Solange Rodríguez Espínola, investigadora del Observatorio de la Deuda Social (UCA), confirma que ellos tuvieron resultados similares. "Nuestros datos vienen evidenciando que tenemos una distribución poblacional distinta en cuanto a condiciones y a desigualdad en función de lo que es conurbano bonaerense y Ciudad de Buenos Aires. Y diferenciando norte, sur y oeste", explica.

"Todos nuestros datos advierten que el Conurbano Sur es el que presenta mayores deterioros y mayores condiciones de marginalidad y vulnerabilidad socioeconómica. En este sentido, también hay una condición habitacional que se condice. Hay mayores villas y asentamientos precarios", agrega Espínola.

Esperanza de vida en Buenos Aires - Mujeres

La experta menciona que, en las zonas con menor expectativa de vida, hay un marcado deterioro en la salud, un contexto de precariedad laboral, peores condiciones socioresidenciales y habitacionales, y un menor acceso al agua, cloacas, sistema de salud, y cuestiones culturales.

Por su parte, Dolores Dimier De Vicente, secretaria académica del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad Austral, menciona otros factores que pueden influir en la esperanza de vida.

"Tener acceso a los remedios, a las medicaciones y al plan de salud es un índice muy importante. También la canasta familiar, la participación social (actividades comunales, políticas y laborales), el nivel de educación, y el acceso a la calidad de vida dentro del hogar", enumera De Vicente.

El estudio publicado en The Lancet arrojó que la situación en Buenos Aires es menos grave a la de otras ciudades. En especial Santiago de Chile, donde las cifras impactan. Una mujer de un barrio pobre vivirá hasta 18 años menos que otra de un barrio pudiente. Entre los hombres, la diferencia es de nueve años.

Esperanza de vida en Buenos Aires - Hombres

En Panamá, hay una diferencia de unos 15 años para ambos sexos. En la capital mexicana, 11 años en hombres y nueve en mujeres. Luego vienen los casos de Buenos Aires y la brasilera Belo Horizonte, con diferencia de cuatro años para los hombres y seis para las mujeres. Por último, en San José de Costa Rica, cuatro años para los hombres y tres para las mujeres.

"El nivel socioeconómico más alto del área se asoció con una mayor esperanza de vida, especialmente en Santiago y Panamá. Vimos un aumento en la esperanza de vida de este a oeste en la ciudad de Panamá y de norte a sur en el centro de la ciudad de México, y una división centro-periferia en Buenos Aires y Santiago de Chile", concluye el informe.

DD