Señor Director de Total News.:Discurso victimizante enarbolado por la vice presidenta electa ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Federal n°2.

Sociedad
Lectura

De mi mejor consideración.Personalidad auto centrada, cierto sesgo narcisista y egósofa; así con admirable precisión describió la ensayista Beatriz Sarlo los rasgos mas salientes de personalidad propia de la ahora electa vicepresidente de la Nación Argentina.

 

 

Y tal es lo que se pudo observar en la Sala de Audiencias donde tuvo lugar la declaración indagatoria de la doctora Fernández de Kirchner ante al Tribunal Oral Criminal y Correccional Federal n°2 de la Capital Federal.

Montó una extensa perorata discursiva por encendida, de tono altisonante y por momentos claramente amedrentante hacia los magistrados del Tribunal.

Para destacar la astucia de los señores jueces quienes no entraron en la provocación que propuso la electa vicepresidente ya que de haberlo hecho se hubiesen llevado de inmediato un seguro planteo recusatorio.

A caballo de ese discurso vctimizante entronizado en una pretendida empresa persecutoria supuestamente urdida en pretendida y sincronizada actividad desarrollada por ciertos sectores de los medios de comunicación, factores vinculados a la saliente gestión de gobierno y a la denominada “mesa judicial”.

Por caso, olvida la electa vicepresidente que ella misma padece ahora las nefastas consecuencias derivadas de la intrínseca perversidad del sistema persecutorio que ella misma y su difunto esposo se encargaron a su turno de alimentar.

En efecto, para comprender la foto actual es necesario recrear la película completa; así los gobiernos peronistas se encargaron de activar distinto tipo de dispositivos a partir de los cuales se logró una colonización efectiva respecto de aquellos sectores de la administración judicial considerados estratégicos para los consecutivos administradores de la comarca presidencial.

Por caso, la Corte Federal, la Cámara Federal de Casación Penal, y los fueros Contencioso Administrativo Federal ( donde se dirimen las cuestiones patrimoniales derivadas de los juicios contra el Estado Nacional), y obviamente el fuero en lo Criminal y Correccional Federal ( donde se dirimen los casos de corrupción sobre los funcionarios públicos del gobierno federal).

Vayamos por partes; no pudo observarse un alegato defensivo específicamente orientado al episodio bajo imputación; la vice presidenta electa perdió la oportunidad de explicar, entre otras cuestiones, el porque de una cadena consecutiva de decretos de necesidad y de urgencia dictados por el doctor Krichner y por ella misma y a partir de los cuales se constituyó un fideicomiso ( con fondos del Banco Nación) el cual sirvió de usina para pagarle en forma anticipada a las empresas del señor Lázaro Báez los respectivos certificados de obra.

Olvida la electa vice presidenta que el doctor Kirchner ni bien asumió en el transcurso del mes de mayo del año 2003 reeditó la embestida que había dejado a mitad de camino ( en 2002) el Presidente Duhalde; esto es olvida que su consorte embistió, y por cierto virulentamente, contra la otrora composición de la Corte Federal.

Así se forzaron las renuncias de los Ministros doctores Julio Nazareno, Adolfo Vázquez, Guillermo López ( se recuerda que el doctor Gustavo Bossert en clara muestra de auto estima renunció a su cargo ni bien el doctor Duhalde propaló aquella previa embestida sobre el Alto Tribunal).

Por el contrario los Ministros doctores Eduardo Moliné O´Connor y Antonio Boggiano enfrentaron el trámite de enjuiciamiento y fueron destituidos bajo la fórmula eufemística de “mal desempeño” ( en tiempo presente tramitan los respectivos reclamos ante la instancia supranacional).

Toda una obviedad el doctor Kirchner necesitaba cambiar sustancialmente la composición del Alto Tribunal de modo de contar con una Corte Suprema doctrinaria e ideológicamente adicta a las políticas públicas trazadas por aquella gestión de gobierno.

Paréntesis; a partir de la reforma constitucional (1994) el Presidente doctor Menem optó por aplicar un dispositivo mucho mas sutil ( y por ende menos virulento) para lograr la colonización del Alto Tribunal; logró elevar la composición de la Corte Federal de cinco a nueve miembros, dándose lugar a la denominada “mayoría automática”.

Toda una obviedad el doctor Menem fracasó cuando envió al entonces Diputado Nacional Eduardo Varela Cid a embestir sobre el profesor doctor Augusto César Belluscio montándose en ese respecto un espectáculo fantochesco y denigrante.

También el doctor Menem fracasaría cuando las negociaciones que intentó llevar a cabo encontraron la firme negativa del doctor –Ricardo Levene a dejar el cargo vacante en el Alto Tribunal.

Pero la cosa no habría de terminar allí; rápidamente el doctor Kirchner y su consorte comenzaron a desarrollar una embestida sobre otro sector estratégico del Poder Judicial de la Nación; me refiero a la Cámara Federal de Casación Penal.

Así el entonces Ministro de Justicia, doctor Aníbal Fernández, sometió al fallecido y distinguido magistrado doctor Alfredo Bisordi a un verdadero linchamiento mediático; “doctor Bisordi, hágale un favor a la Patria. ¡ Váyase”.

En simultáneo y en actividad perfectamente sincronizada la por entonces Diputada Nacional y Consejera doctora Diana Conti formulaba una fraudulenta denuncia por pretextado “mal desempeño” contra el doctor Bisordi.

El citado magistrado declaró durante varias horas en la sede de ese genuino esperpento institucional denominado eufemísticamente “Consejo de la Magistratura” respondiendo con absoluta solvencia a la sarta de falsedades orquestada por la misma Consejera doctora Conti.

Solo trastornos en el funcionamiento de su presión arterial obligaron al doctor Bisordi a renunciar a su cargo; su médico de cabecera no se haría responsable de un posible accidente cerebro vascular o infarto masivo si el doctor Bisordi continuaba enfrentando una situación de inevitable stress que, de por si, conlleva un trámite de enjuiciamiento con la inevitable exposición pública que ello de por si también supone.

El “efecto Bisordi” llevó a que la jueza doctora Ana María de Gapoluppo de Durañona yh Vedia decidiera renunciar y jubilarse tras la virulenta embestida articulada sobre el doctor Bisordi; la citada magistrado había comprendido claramente el mensaje que llegaba desde la comarca presidencial.

Y luego sobrevino la salida por jubilación de los jueces doctores Wagner Gustavo Mitchell, Juan Rodríguez Basavilbaso, Juan Féfoli, Raúl Madueño, etc.

En una palabra el kirchnerismo lograba cambiar sustancialmente la composición de la C{amara Federal de Casación Penal y así colonizar al Tribunal Penal con magistrados doctrinaria e ideológicamente adictos a aquella gestión de gobierno.

Decía con acierto el doblemente electo Presidente de la República Oriental del Uruguay que la auto referencia es el peor enemigo de la objetividad, razón por la cual me auto excluiré de cualquier auto referencia, por mas que la misma venga al caso.

Solo diré que cuando la ahora electa vice presidenta espetaba por cadena oficial de radio y televisión ( 24/07/07) “ No se entiende como un juez que mandó a pedir una coima millonaria puede seguir siendo juez en la Argentina; no se que espera el Consejo de la Magistratura para actuar”, el tiempo se encargó de poner las cosas en su justo lugar.

Se recuerda a la altisonante doctora Diana Conti cuando en aquellos días decía “El juez Tiscornia, no va a ser juez ni camarista ni nada, lo vamos a echar”; o cuando un desparpajo pocas veces visto espetaba ante el Jurado de Enjuiciamiento: “ venimos a acusar por mal desempeño a un juez aplicado, memorioso e inteligente” ( proviniendo de quien provino no puedo menos que tomarlo por un genuino agravio).

O recreando tiempos del menemismo las advertencias del doctor Domingo Cavallo ( “ Yo no amenazo; solo digo que si Parino va preso el que va a tener un juicio político será el juez Tiscornia”; Revista Noticias, 30/11/96); o “ Holá ¿ Anzaorrrguy?; habla Domingo Cavallo; decile a Menem que si la Cámara Penal Económico el lunes no libera a Parino salgo a hablar y volteo al gobierno ( Diario Clarín, pagína 1, crónica del fallecido periodista Julio Blanck).

De regreso al tiempos mas actuales se recuerda que la Corte Federal argentina el 9 de diciembre del año 2015 con la rúbrica del doctor Carlos Fayt desmentía y por cierto categóricamente las fraudulentas acusaciones urdidas por la electa vicepresidente en mi contra en aquel mes de julio del año 2007.

Y por distinto andarivel institucional, la Comisión Americana de Derechos Humanos dictó el 4 de mayo del año 2018 el informe de admisibilidad n°34/18 poniendo en jaque la no menos fraudulenta actividad desarrollada por el Consejo de la Magistratura y por el Jurado de Enjuiciamiento.

Entonces bien, ahora la vicepresidente electa se encuentra bebiendo de la misma medicina que ella y su difunto consorte se encargaron de retroalimentar.

El monstruo está vivo y se vuelto a esta altura poco menos que incontrolable; el otrora contrabandista de auto partes; presidente saliente se encargó él mismo también de retroalimentarlo durante su gestión de gobierno , y, ahora muy probablemente , una vez engullida la vicepresidente electa el monstruo hará foco en el Ingeniero Mauricio Macri.

No en vano ya lo decía hace mas de ciento cincuenta años Alexander Hamilton ( “ El Federalista), analizando similar fenómeno fenómeno en los Estados Unidos; ni que hablar el ensayista Jean Claude de Gillebaud (“La traición a la ilusión”), cuando se encargó de explicar el fenómeno francés.

Saludo al señor Director muy atte..

Guillermo J. Tiscornia

Ex juez en lo Penal Económico

guilletisco@hotmail.com

 

Cargando...