Revocan el sobreseimiento de Oscar Parrilli por el supuesto encubrimiento del narco Ibar Pérez Corradi

Narcotrafico & Terrorismo
Lectura

La Sala II de la Cámara federal porteña, integrada por los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, decidió revocar el sobreseimiento de Oscar Parrilli y declarar la falta de mérito en

la causa donde se lo acusaba de encubrir al narco Ibar Pérez Corradi y le encomendó al juez Ariel Lijo que "intensifique la investigación".

La causa tuvo un recorrido laberíntico.

 

Después que el juez Ariel Lijo procesó al ex secretario general de la Presidencia y primer titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) Oscar Parrilli por encubrimiento agravado, la Cámara Federal revocó esa medida. Entonces el magistrado a cargo del Juzgado 4 sobreseyó al ex funcionario K.

Este este miércoles la Sala II de ese mismo tribunal de alzada consideró que era necesario continuar investigando las actuaciones de Parrilli cuando estuvo frente a la ex SIDE.

 

A Parrilli se lo había acusado de no haber remitido un trabajo de sus subalternos de la AFI "con destino a las fiscalías que intervenían en la búsqueda del prófugo Ibar Pérez Corradi".

El traficante -quien finalmente fue detenido en la Triple Frontera y ahora enfrenta un juicio oral- estaba prófugo de investigaciones judiciales por narcotráfico y por el llamado triple crimen de General Rodríguez.

 

La información de la AFI buscaba corroborar datos brindados el 4 y 5 de agosto de 2015 por un testigo ante la Gendarmería Nacional. "Una vez concretado por personal de Contrainteligencia, fue internamente enviado a la Dirección de Administración de Asuntos Legales y Técnicos y al Subdirector Mena (Juan Martín, el segundo de Parrilli en la AFI) el 16 de noviembre; ya contaba con los códigos de seguridad asignados para su posterior remisión”, relataron los camaristas.

En enero de 2016, la División Investigación Federal de Fugitivos del Departamento de Interpol de la Policía Federal, "siguiendo las mismas pistas, concluiría que efectivamente el prófugo habría estado en lugares previamente señalados por el testigo de identidad reservada y corroborados preliminarmente en el informe del personal de Contrainteligencia. El buscado abandonó el lugar donde estaba residiendo para entonces, en noviembre de 2015”, se explicó en el fallo.

 

En consecuencia, Bruglia e Irurzun rechazaron los argumentos de la defensa de Parrilli que sostenía que no había posibilidad alguna que los hechos fueren delictivos.

Al respecto, el fallo de la Sala II indica: “Va de suyo, entonces, que el escenario descripto no permite descartar de plano la comisión de un delito –contrariamente a lo argumentado por la defensa-, porque objetivamente la demora u omisión se constató y porque no fue inocua".

Por ello se manifestó la necesidad de determinar o descartar que "Parrilli actuara de ese modo con la intención violar sus deberes funcionales o contribuir a una maniobra de encubrimiento gestada por agentes del Estado para ayudar al prófugo”.

Es por estas "falta de corroboraciones" que la misma Sala en su momento revocó el procesamiento del ex funcionario K y se resaltó la necesidad de "profundizar la investigación por distintas vías".

 

Para los camaristas "todavía hay formas de seguir investigando lo sucedido”, y destacaron la necesidad de “enfocarse en la dimensión global de lo denunciado, que refiere al involucramiento de diferentes agencias. Está probado que más de una operaba como auxiliar de la justicia”. Se dijo que tanto la Gendarmería Nacional como la Dirección de Inteligencia Criminal habían contado con datos análogos a los enviados a la AFI para su análisis.

Por tal motivo, se consideró que el sobreseimiento de Oscar Parrilli "es prematuro, pues subsiste una situación de incertidumbre sobre la intencionalidad de su conducta. Cabe, por ende, estar a la falta de mérito oportunamente dispuesta hasta tanto se complete la pesquisa en aras de disipar las dudas aún en pie".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...