Irán coloca a un militar de la línea dura al frente de la Guardia Revolucionaria

Narcotrafico & Terrorismo
Lectura

Husein Salami es conocido por sus diatribas contra Occidente. La elección coincide con el anuncio por parte de EEUU de su intención revocar las exenciones a la prohibición de importar crudo iraní. Por Lluis Miguel Hurtado


 

 

El Guía Supremo iraní ha relevado la cúpula de su fuerza paramilitar dos semanas después de que EEUU la designase "grupo terrorista". Ali Jamenei ha designado a Husein Salami, un militar conocido por sus diatribas contra Occidente, como nuevo comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria. La elección se realiza justo cuando EEUU anuncia su intención de revocar todas las exenciones a la prohibición de importar crudo iraní, que dañará la economía doméstica y endurecerá el discurso de Teherán.

 
 
 

En su decreto de designación, Jameneí destacó los "méritos y experiencias" de Salami "apreciadas en la gestión a gran escala, en varias responsabilidades, dentro de la institución [...] de la Guardia Revolucionaria". El flamante responsable, de 59 años, se unió al cuerpo militar dependiente del Líder Supremo cuando Irak invadió Irán en 1980, que desembocó en ocho años de guerra agónica. A partir de ahí, Salami fue ascendiendo hasta ocupar el cargo de vicecomandante de los Guardia Revolucionaria.

 
 
 

Husein Salami ha sido una de las voces más altisonantes en Irán en los últimos tiempos. Cuando, en 2017, países europeos como Francia propusieron limitar el programa de misiles balísticos para frenar los planes de EEUU de retirarse del pacto atómico, Salami, según la agencia semioficial Fars, dijo que su decisión de limitar el alcance de los misiles a 2.000 Km era fruto de su "doctrina estratégica"; pero que "si Europa quiere convertirse en una amenaza, incrementaremos el alcance de nuestros misiles".

En otra ocasión posterior, después de que la aviación israelí atacara una serie de posiciones de Irán en suelo sirio, el entonces general de brigada advirtió al Gobierno hebreo de que "si Israel emprende cualquier acción de guerra contra nosotros, esta llevará definitivamente a su propia eliminación y a la liberación de los territorios [palestinos] ocupados", en palabras citadas por medios iraníes. A Estados Unidos, Salami ha subrayado que "podemos amenazar intereses vitales" del país.

 
 
 

El hasta ahora número uno de la Guardia Revolucionaria, el comandante Mohamed Ali Yafari, será el nuevo jefe de la llamada Hasrat Baquiatola al Azam, el ala cultural del cuerpo, con implicaciones amplias en la República Islámica. Son un ala del ejército fuertemente ideologizada en el rigorismo, a cargo del programa de misiles balísticos o de las operaciones exteriores - a través de la Fuerza Quds -, con una división juvenil y con un control notable de los sectores estratégicos de la economía doméstica.

GOLPE A LA ECONOMÍA

Por esta última razón, se espera que la reciente decisión de Washington, de designar "grupo terrorista" a la Guardia Revolucionaria - alegando, principalmente, su papel en ataques contra los intereses de EEUU en el exterior -, perjudique todavía más la maltrecha situación económica fruto, en parte, de la reimposición de sanciones nucleares, el año pasado. Uno de sus objetivos es bloquear la inversión extranjera en Irán, pues cualquier compañía que comercie con empresas iraníes influenciadas por esta fuerza podrá ser acusada de financiación terrorista.

 
 
 

Con esta estrategia, la Casa Blanca no sólo ha contribuido a la inflación y al empobrecimiento del iraní de a pie; también ha alzado las estacas en la esfera política, dando la iniciativa a la línea dura frente a políticos moderados como el presidenteHasan Rohani, artífice del acuerdo nuclear. Si hace dos años el jefe del ejecutivo abogaba por que la Guardia Revolucionaria redujera su control en la economía semi privada, hoy, ante la falta de socios afuera, su gestión ha cobrado importancia y recibe aplausos de la población.

La designación de Husein Salami al frente de la Guardia Revolucionaria parece seguir esta tendencia, que puede acrecentarse si Donald Trump logra su objetivo de reducir las importaciones de crudo iraní a cero. Según The Washington Post, EEUU anunciará en breve su intención de no conceder más exenciones a países importadores. La estrategia de "presión total" a Irán promovida por EEUU tendrá, según el periódico, el soporte de Arabia Saudí y EAU - rivales regionales de Irán - , dispuestas a aumentar su producción para evitar que cortar el grifo iraní provoque que los precios se disparen. Sin embargo, según CNBC, los primeros anuncios de los planes estadounidenses han provocado que el barril de Brent suba un 3% a primera hora de este lunes.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...