Sangre fría y humor negro en las escuchas del crimen del mago Alex y su novia

Informacion General
Lectura

Miércoles 24 de octubre a las 22.30 horas. Mientras en el segundo piso "A" del edificio de la calle 25 de Mayo 1147 (San Fernando) el mago Leonardo Fernández (53) y su novia, Jessica

Cigola (24), agonizaban luego de ser brutalmente atacados, sus asesinos comenzaban a organizar el saqueo a la casa de la víctima, en el barrio porteño de Parque Patricios. Allí había dinero y droga. Y ellos lo sabían. Por Virginia Mesi

Rubén Grasso (36, alias Cashy) -el cerebro de la emboscada y dueño del departamento donde fue el doble crimen- estaba apurado por viajar a Capital Federal con Roberto "Roby" Alegre -41, su hermanastro y principal cómplice- y su amigo Alexis Bonnet (28), que en principio no sabía todo lo que había pasado.

"Apurate porque este pibe se va a terminar llendo (sic)", le recriminó Cashy a Roby en un mensajito haciendo referencia a Bonnet, al que habían convocado de apuro para que los ayudara a revisar la enorme casa del mago Alex.

 

A esa hora todos estaban tomando cocaína (mucha) y cerveza en la casa de Alegre, en los Polvorines,y los hermanastros se mensajeaban a espaldas de su amigo.

"Sí, sí, decile la verdad K son dos personas", le respondió Roby. Grasso, que ya daba a la pareja por muerta, le contestó con enorme sangre fria: "Después hago un pequeño truco de magia y listo".

La escena del crimen, en un departamento de San Fernando.

La escena del crimen, en un departamento de San Fernando.

Con diálogos como éste, y otros en los que prácticamente aparecen confesando los homicidios, el fiscal de San Fernando Alejandro Musso pidió formalmente que las detenciones de Grasso, Alegre y Bonnet se conviertan en prisiones preventivas. Los acusa de uno de los delitos más graves del Código Penal: homicidio criminis causa, matar para ocultar otro delito (en este caso, el robo). 

La autoría de los homicidios parece bastante clara, aunque los acusados traten de inculparse mutuamente. Pero el caso está lejos de cerrarse. El crimen del mago y su novia terminó destapando una serie de negocios sucios de Fernández, que iban desde la venta de droga en circuitos vip, a falsificación de dólares y estafas con tarjetas de crédito.

 

Lo que queda por investigar es mucho, incluso una línea -anticipada por Clarín- que implica a un empresario de Nordelta que le debía plata al mago por su constante consumo de cocaína.

"Desaparecé el teléfono"

Luego de que Bonnet fuera detenido por la Policia de la Ciudad mientras estaba dentro de la casa del mago Alex en Parque Patricios, los hermanastros Cashy y Roby comenzaron un plan de fuga, que no los llevó muy lejos. Fue entonces cuando comenzaron una serie conversaciones y jugosos mensajes telefónicos analizados por el fiscal Musso.

Como los consejos que Grasso recibió de su madre estando prófugo: "Desaparecé el teléfono, boludo, desaparecé el teléfono, desaparecé todo, porque por más que desaparezcas vos, desaparezcas el chip, el Android registra todo".

 

En otra escucha, tomada cuando los buscaba la Policia, Grasso habla con una mujer sobre su hermano Roby: "El no es un santo, o sea, estamos así porque hicimos algo, ¿sí?. Necesito ubicarlo y que se tranquilice, que vamos a ver qué hacemos".

Grasso estaba desesperado: "Deben tener fotos mías, cuando yo fui a la casa del mago. A la casa del mago voy siempre yo, boludo, a eso me refiero. Y la computadora, la computadora la llevó el tipo a mi casa".

x

La computadora del mago es un elemento importante en la causa y figura en otro intercambio de mensajes entre el Alex (aún vivo) y Grasso. "Esta vez me la hiciste vos, contame cómo seguir sin mi computadora con la que trabajo. Pensé que nos veríamos como dijiste pero seguro vas a tener una respuesta para eso... y si pudiste hacer algo con el proyecto me pondría muy contento", le recrimino Fernández a Grasso, con el que estaba por empezar un negocio de dólares falsos.

 

Esto quedó claro cuando se descubrió que en la carpeta que el mago llevó a la casa de Grasso la noche en que lo mataron había pruebas de imprenta de dólares apócrifos.

Todavía queda mucha tela por cortar, sobre todo del lado de Bonnet, quien amplió su declaración indagatoria y trató de despegarse de los homicidios.

x

Según contó, esa reunión en Los Polvorines el jueves 24 a la noche, previa al viaje a Parque Patricios, fue puro descontrol: "Ellos tenían una bolsa, con cinco gramos, los tenían en la mesa. Y estaban re puestos mal. La charla era 'andá a comprar cerveza', jodían", contó Bonnet. En ese momento Fernández y su novia agonizaban en el departamento de San Fernando.

 
Cronología del asesinato del mago y su pareja
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...