Para Alberto Descalzo, el robo a su hija fue "al voleo" y los delincuentes eran "profesionales"

Policiales
Lectura

El intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, aseguró este viernes que cree que el asalto que sufrió su hija fue "al voleo" y consideró que los delincuentes eran "profesionales",

ya que llevaban armas de todo tipo y emplearon un auto de apoyo.

"Todo es materia de investigación pero pareciera que el robo fue al voleo", dijo a la prensa el jefe comunal desde la puerta de su casa de Parque Leloir.

Descalzo dio detalles del episodio ocurrido la noche del miércoles, cuando su hijastra Camila Luz Telli y una compañera de la facultad regresaban a sus casas a bordo de la camioneta Jeep Renegade de la primera y fueron interceptadas por delincuentes.

El jefe comunal explicó que en ese momento tres personas se subieron al rodado de Camila, las obligaron a tirarse en el piso y las pasearon mientras las interrogaban."Fueron entre 20 y 30 minutos, la interrogaron y la trajeron para mi casa, se habla de revólveres, pistolas, coches de apoyo, evidentemente eran profesionales y estaban fuertemente armados", relató Descalzo.

Al llegar a la vivienda, los asaltantes "las bajaron con armas en la cabeza. Ella (Camila) se puso nerviosa, a llorar y estaba preocupada por su mamá, mi esposa, que estaba presente y tiene un marcapasos", detalló el intendente.

Tras resaltar que casos como estos le pueden suceder a "cualquier vecino" y de reclamar una "política de seguridad integral", Descalzo dijo que aparentemente los delincuentes desconocían que la víctima era integrante de su familia.

El jefe comunal dijo que si bien en su domicilio hay cámaras de seguridad y los movimientos de los delincuentes quedaron registrados, aclaró que los tres llevaban gorros y tenían sus rostros semicubiertos, motivo por el cual no se los ve bien.

Descalzo explicó que se enteró de lo sucedido cuando llegaba a su casa y vio pasar el auto de Camila a alta velocidad y conducido por otra persona. "Ahí me di cuenta que nos habían robado", expresó.

La comisaría de Parque Leloir está a tres cuadras de donde interceptaron a la hija del intendente de Ituzaingó.

La comisaría de Parque Leloir está a tres cuadras de donde interceptaron a la hija del intendente de Ituzaingó.

También contó que al iniciarse el asalto los delincuentes descartaron el celular de las víctimas y que el de Camila fue hallado por un vecino que atendió cuando Descalzo llamó para ubicar a su hijastra. 

"La llamé por teléfono y atendió un vecino que encontró el celular de Camila. Salí a buscar el celular, salí a buscarla a ella y en ese interín fue secuestrada, llevada a distintos lugares", detalló Descalzo a distintos medios televisivos esta mañana de viernes.

Sobre la secuencia del robo en su casa, el intendente dijo que "fue todo muy rápido y estuvieron cerca de 15 minutos" y que no golpearon a ninguna de las mujeres, aunque sí "hubo maltrato psicológico".

La banda, que según contó Descalzo se manejó "con experiencia", robó 20.000 pesos, una tablet, una computadora portátil y otros objetos de valor, además de la camioneta de Camila, que aún no fue encontrada.

El hecho ocurrió en el cruce de Lorenzo Caro y De la Carreta, a sólo tres cuadras de la comisaría de Parque Leloir, cuando tres hombres a bordo de un Peugeot 208 rojo interceptaron el Jeep de Camila a punta de pistola. Cuando vieron el DNI de la chica, sacaron la dirección de la casa que comparte con sus padres. Y hasta allí fueron.

De la Carreta y Lorenzo Caro, la esquina donde interceptaron a la hija del intendente de Ituzaingó.

De la Carreta y Lorenzo Caro, la esquina donde interceptaron a la hija del intendente de Ituzaingó.

Tras amenazar a las víctimas, se dirigieron en el auto que ellas tripulaban hacia el domicilio del intendente, ubicado sobre la calle Carlos Reyles al 3300, también en Parque Leloir, donde se encontraba la mujer de Descalzo y madre de Camila, Marta, a quien también redujeron.

El hecho es investigado por la fiscal Gabriela Millán, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 Descentralizada de Ituzaingó.

JPE