Prisión preventiva para "El Pepo": seguirá preso hasta el juicio por la muerte de dos integrantes de su banda

Policiales
Lectura

El cantante de cumbia Rubén Darío "Pepo" Castiñeiras (43) continuará preso hasta el juicio en su contra por la muerte de dos integrantes de su banda. El juez de Dolores Cristian

Gasquet hizo lugar al pedido de la fiscal Verónica Raggio y le dictó la prisión preventiva este viernes, según confirmaron a Clarín fuentes judiciales.

"Pepo" está detenido y procesado por "doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas" por el vuelco que protagonizó con su camioneta Honda CRV blanca en la ruta 63, el 20 de julio pasado. En ese siniestro murieron Ignacio Abosaleh (30), asistente de la banda, y Nicolás Carabajal (30), trompetista. En el vehículo también viajaba la corista Romina Candia (28) que sufrió una fractura.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El informe oficial de las pericias arrojó que el cantante manejaba en exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol y cocaína.

Los resultados de las pericias accidentológicas se conocieron el viernes pasado y determinaron que en el momento del vuelco, la Honda CRV del Pepo iba a 139 km/h, cuando la máxima en ese tramo de la ruta 63 es de 110 km/h. Pero como a esa altura de la ruta aquél 20 de julio a las 2 de la madrugada había niebla, el límite era de 60.

En tanto, el informe toxicológico arrojó que Castiñeiras tenía 0,5 gramos de alcohol en sangre en el momento de la extracción y que había consumido cocaína antes del siniestro. Según declaró Candia, el cantante iba tomando vodka con jugo de naranja durante el viaje a Villa Gesell y San Bernardo, donde iba a realizar una serie de shows.

Este martes la fiscal Raggio, de la UFI N° 1 de Dolores, había solicitado la prisión preventiva para "Pepo" ante la "existencia de peligros procesales" y que en caso de quedar en libertad, el músico "intente eludir la acción de la justicia, dado que la pena a imponer en caso de ser condenado sería de efectivo cumplimiento con más la declaración de reincidencia".

"Valoro el comportamiento del imputado durante el procedimiento, quien no prestó colaboración con la justicia para la extracción de la muestra sanguínea y obtención de muestra de orina, pese a las reiteradas veces que se le informó que debía someterse a tal procedimiento", señaló Raggio en su solicitud.

La pericia de alcoholemia y drogas estuvo en el centro de la polémica desde el primer momento. Los problemas comenzaron cuando la Policía llegó al lugar del hecho, porque no había un alcoholímetro para poder saber si había consumido o no.

Por eso, la fiscal Raggio pidió una muestra de sangre compulsiva. Pero como El Pepo se negó a hacerla, fue necesaria una orden judicial que recién se pudo ejecutar a las 7 de la mañana en el Hospital San Roque de Dolores. Al final, esa muestra resultó estar mal tomada, contaminada con aire y sin anticoagulante. En un primer estudio dio "negativo" para alcohol, pero "positivo" para cocaína y marihuana. Estudios complementarios confirmaron que el músico había tomado.

La fiscal también resaltó la actitud de Castiñeiras de querer echarle la culpa del vuelco a una de las víctimas fatales. Ese episodio quedó registrado en un video y también fue ratificado por un testigo en la causa.

"Escuchó cuando él mismo manifestaba que no tenía lesiones, que él no se había golpeado y que lo vio que venía gritando 'mirá se mató Nacho loco, él venía manejando, nooo , nooo!'. 'Él venia manejando, mirá se mató Nacho loco', lo cual reiteraba en varias ocasiones, circunstancia claramente demostrativa de su intención de obstaculizar el cause investigativo", dijo la fiscal.

"El accionar del imputado Castiñeiras tanto en el lugar del hecho, como al arribar al Hospital Municipal, siguió siendo evasivo del accionar de la justicia, toda vez que ha intentado atribuír la causa del accidente a la circunstancia de haberse cruzado un animal, lo que no fue constatado", agregó.

Castiñeiras ya había estado preso en dos oportunidades por robo y tuvo una condena a tres años y medio de prisión en 2008. Por eso, si es condenado por el vuelco, la pena sería de cumplimiento efectivo. La última vez que había ingresado a la cárcel fue en 2012 y recuperó la libertad en 2015.

El cantante está detenido en la Comisaría primera de Chascomús y ahora será trasladado a la Unidad Penitenciaria 6 de Dolores.

El juez que le dictó la prisión preventiva al "Pepo" se había apartado de la causa este jueves luego de ser recusado por el abogado Marcelo Biondi, que representa a los familiares de las víctimas.

Este viernes la Cámara había confirmado la decisión. Pero luego de que otro tribunal rechazara recibir la causa, el expediente volvió al juzgado de Gasquet que, vencidos los plazos, debió resolver sobre el pedido de prisión preventiva.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...