Crimen en Temperley: "Se llevaron la luz de la familia"

Policiales
Lectura

Había terminado el primer tiempo de Racing-River en el Cilindro de Avellaneda y Rodrigo González (35), fanático de la Academia, seguía mascullando bronca por esos tres minutos fatídicos del equipo del

"Chacho" Eduardo Coudet en los que le dieron vuelta el partido.

Fue en ese momento que un intento de robo afuera de la casa de Temperley, en la que se celebraba un cumpleaños familiar, alteró la tranquilidad de todos y les cambió la vida para siempre.

"El Potro" cerró la persiana de una habitación, para resguardar a los chicos, y cayó desplomado. "¡Le dispararon a Rodrigo!", gritó una de las mujeres. Su hijo, de ocho años, estaba jugando en la planta alta con otros nenes. Su esposa, Florencia (31), había salido a comprar a un almacén.

Rodrigo Rubén González (35), asesinado en Temperley, Lomas de Zamora. En la foto, junto a su esposa y su hijo.

Rodrigo Rubén González (35), asesinado en Temperley, Lomas de Zamora. En la foto, junto a su esposa y su hijo.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Desesperados, los familiares del hombre lo llevaron al Hospital Gandulfo, de Lomas de Zamora, pero los médicos no pudieron hacer nada.

Todo sucedió el sábado, alrededor de las 21.15, en Villa Galicia, un barrio de Temperley, al sur del Conurbano. En la casa de la calle Zuviría al 400 la familia estaba reunida para celebrar el cumpleaños de la suegra de Sebastián González (37), uno de los cinco hermanos de Rodrigo, que vive allí.

El delincuente que mató a la víctima escapaba de otro intento de robo a la vuelta, en Iriarte al 800 donde, según fuentes policiales, un policía federal retirado, de 65 años, se resistió y lo hirió de bala.

La familia González escuchó los disparos justo cuando llegaba el suegro de Sebastián, que estacionaba su camioneta tras llegar de un ensayo de guitarra y alcanzó a meterse rápidamente en la casa.

El ladrón, frustrado por el nuevo desaire, disparó varias veces contra la casa y un balazo le dio en el pecho a Rodrigo. "Pensábamos que eran cohetes", contó esta mañana Soledad, cuñada de la víctima.

"Evidentemente no estaba en sus cabales, además de un loco, no tiene lógica ni sentido lo que hizo", dijo la joven sobre el delincuente, que volvió a escapar y le robó a otro vecino, de 61 años, su Fiat Idea.

"Rodrigo estaba renegando por el partido de Racing. Él venía acá (a la casa), hacía siempre la ceremonia con su hermano cada vez que tenían partidos así", sostuvo.

En diálogo con la prensa, Soledad se lamentó: "Era la alegría de las fiestas, tenía una chispa, una luz, que nadie tenía en la familia, y se llevaron eso, la luz de la familia".

Rodrigo González (35), con su hijo en brazos, festejando el título de Racing, de la mano de Diego Cocca, en diciembre de 2014.

Rodrigo González (35), con su hijo en brazos, festejando el título de Racing, de la mano de Diego Cocca, en diciembre de 2014.

"El Potro" era instalador de televisión por cable para la empresa DirecTV. "Se había comprado un terreno, donde tiene su casa, y trabajaba cada día para darle un techo digno a su familia", completó su cuñada.

La investigación está en manos de la UFI N° 4 de Lomas de Zamora, a cargo de Leonardo Kaszewski. Por el momento no hay detenidos.

EMJ

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS