Doble crimen en Congreso: el confuso episodio del presunto tirador con una chica de 13 años

Policiales
Lectura

Es el apuntado por el resto de los detenidos, todos lo ponen al mando de la pistola calibre .40 que mató al diputado Héctor Olivares (61) y al funcionario

nacional Miguel Yadón (58), a metros del Congreso de la Nación. Se trata de Juan José Navarro Cádiz (25), preso en Uruguay.

Los otros cinco detenidos estuvieron frente al juez Mariano Iturralde, quien les agravó la imputación a “doble homicidio agravado por alevosía y por el uso de arma de fuego”. Un delito que prevé una pena de prisión perpetua. Falta él. Pero lo están esperando. Y en esa estrategia de ponerlo en el centro de la escena, Ramiro Rúa, abogado defensor de Juan Jesús "Gitano" Fernández (dueño del VW Vento desde donde salieron los disparos) sumó un dato, una historia breve pero muy fuerte que mancha el pasado de "Cebolla".

El diputado nacional por La Rioja Héctor Olivares fue asesinado a metros del Congreso.

El diputado nacional por La Rioja Héctor Olivares fue asesinado a metros del Congreso.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El abogado hizo referencia a un confuso episodio que se registró en 2012 cuando los padres de Michelle Montoya González denunciaron que su hija, de entonces 13 años, había sido secuestrada de un hotel de Santiago del Estero. Esa chica (actualmente de 20 años) aparecería horas más tarde en Buenos Aires junto con Navarro Cádiz, quien hoy es su esposo. Según la versión de Fernández, el joven discutió con ella horas antes del ataque a balazos.

“Obviamente la muerte de Olivares nos impacta muchísimo. Sigo insistiendo en la no vinculación de ninguno de mis clientes con las muertes de Yadón y Olivares. No son responsables de absolutamente nada, se les podrá criticar el hecho de haberse ido, pero ninguno tuvo nunca un problema con la Justicia”, dijo Rúa.

Los detenidos por el doble crimen en Congreso llegaron poco después de las 8 de la mañana de este martes a Tribunales. (Luciano Thieberger).

Los detenidos por el doble crimen en Congreso llegaron poco después de las 8 de la mañana de este martes a Tribunales. (Luciano Thieberger).

El abogado remarcó: “Mi cliente hizo una manifestación de todos y cada uno de los hechos que ocurrieron desde la noche anterior y las dos veces que se encuentra con este ser despreciable, Navarro Cádiz. Él fue el agresor directamente. Es una persona no querida dentro de la comunidad gitana porque es una persona muy violenta que ya había tenido un problema serio: secuestró a su actual esposa cuando tenía 13 años porque los padres de ella no se la querían ‘entregar’. En un momento determinado mató porque sí a un perro en la plaza del Congreso. Es un psicópata”.

"Problemas matrimoniales"

Fernández amplió su declaración y aseguró que su primo Juan José Navarro Cádiz, el presunto tirador, estaba "molesto" esa madrugada porque tenía "problemas matrimoniales" y que tras el hecho discutieron acaloradamente y lo echó del vehículo.

Miguel Marcelo Yadón, funcionario nacional, murió minutos después del ataque, cuando era trasladado en ambulancia.

Miguel Marcelo Yadón, funcionario nacional, murió minutos después del ataque, cuando era trasladado en ambulancia.

Además, durante la ampliación de su indagatoria ante la Justicia, el acusado aseguró que se acercó a las víctimas cuando el legislador "se quejaba del dolor" y Yadón "casi no respiraba", y les dijo: "Ya viene la ayuda".

Cinco de los seis detenidos que tiene la causa ampliaron su indagatoria ante el juez de instrucción 16, Mariano Iturralde, y la fiscal Estela Andrades debido a que tras la muerte de Olivares el domingo, que se sumó a la de Yadón el mismo jueves, la causa fue recaratulada como "doble homicidio agravado por el uso de arma", cuando antes era por un homicidio y una tentativa del mismo delito.

En la declaración Fernández dio detalles de todo lo que hizo con su primo Navarro Cádiz esa madrugada, en la que se dedicaron a tomar alcohol en el bar "36 Billares" y luego a bordo del auto.

x

Con algunas lagunas, el imputado contó que su primo tenía "problemas matrimoniales" con su esposa porque él gastaba mucha plata y que ella había viajado a Uruguay y lo había dejado a cargo de sus dos hijos.

"Estaba un poquito molesto, necesitaba sacar la tensión acumulada por el matrimonio", sostuvo "Gitano" ó "Mohamed" Fernández, aunque reconoció que luego de que el joven disparó a las víctimas lo echó del auto y le dijo: "Mira lo que has hecho, sal!".

Tras el hecho y luego de buscarlo en su casa, Fernández dijo que encontró a su primo con otros familiares y que allí acordaron reunirse poco después en el Microcenter de Escobar, razón por la cual él viajó hasta allí en taxi y Navarro Cádiz, sus padres y su hermano de 7 años en su Renault 19.

Juan José Navarro Cádiz, "Cebolla", aún está detenido en Uruguay. Se espera su extradición para esta semana.

Juan José Navarro Cádiz, "Cebolla", aún está detenido en Uruguay. Se espera su extradición para esta semana.

Luego, fue en ese auto que todos decidieron viajar a Entre Ríos y durante el viaje, él insistía en preguntarle por qué había disparado y el joven "lloraba".

En otro tramo de su indagatoria, fue consultado sobre si su hija había tenido algún problema con su esposo, a lo que manifestó que "nunca" le refirió "tener problemas ni una infidelidad".

En la puerta de Tribunales, Rúa aseguró que su cliente "corrigió algunos elementos que estaban medio en duda o en dificultad de interpretación, como ser la trayectoria que hizo la noche anterior y el día del hecho".

"También habló del tema de las cabañas donde había estado (en Entre Ríos) y amplió algunos detalles de la relación existente con su tío Miguel (Navarro Fernández), el padre del asesino", detalló el letrado.

Para Rúa, "lo más relevante es que se ofrecieron datos de Facebook, teléfonos y demás a los efectos de deslindar cualquier vinculación con la mafia gitana o posible asesinato con un móvil de crimen pasional".

Respecto de la hija de Fernández, Estefanía Fernández Cano (24), dijo que también reiteró su anterior versión, que coincide con la de su padre, y "manifestó diversos antecedentes de la familia de Navarro Cádiz y ofreció su Facebook y demás para ver si había alguna relación con las personas que se las vinculaba afectivamente".

Para el abogado, tanto padre e hija como Miguel Navarro Fernández, el otro de sus defendidos, "son inocentes", pero "ninguno va a salir en libertad hasta tanto no se esclarezca el nivel de participación de cada uno" en el hecho.

Los otros imputados que estaba previsto que declararan eran Rafael Cano Carmona (50), quien tenía cédula azul para conducir el auto; Luis Cano (65) y Miguel Navarro Fernández (55), padre del presunto tirador y quien acompañaba a Fernández cuando fueron detenidos en la provincia de Entre Ríos.

El ataque ocurrió el jueves a las 6.51, cuando el diputado Olivares y Yadón hacían una caminata matutina de rutina por la Plaza del Congreso y fueron baleados desde un auto.

Como consecuencia de los disparos, Yadón cayó muerto en la vereda y Olivares falleció el pasado domingo en el hospital Ramos Mejía, donde permanecía internado.

Los investigadores descartaron que el hecho hubiera tenido una motivación política y se orientaron a un crimen "mafioso" cometido con Yadón como principal objetivo.

Por el momento, la acusación pesa sobre todos los imputados, al menos hasta que avance la investigación y se pruebe “el grado de participación” o la “falta de mérito” de cada uno.

Juan Jesús Fernández (42), detenido por el ataque en la plaza del Congreso, junto con su esposa.

Juan Jesús Fernández (42), detenido por el ataque en la plaza del Congreso, junto con su esposa.

María del Carmen Cano Carmona (44), la mamá de Estefanía y la pareja de Juan Jesús, rompió el silencio. “Ella vive con sus hijos y su marido, es una mujer de su casa y no molesta a nadie, es muy buena persona”, señaló. Cano Carmona agregó que su esposo “también es muy buena persona, es incapaz de hacer algo malo” y que “se equivocó” en salir ese día con los amigos. “No sabía lo que hacía, él no mató a nadie, simplemente se asustó y por eso no ayudó al señor”, explicó en referencia al diputado Héctor Olivares (61), que quedó malherido mientras su amigo Miguel Yadón (58) ya estaba muerto.

“Lamento mucho todo lo que está pasando, sólo pido que Dios haga su justicia divina”, cerró la mujer, que está devastada por la detención de su pareja, su hija y su hermano, Rafael Cano Carmona.

La principal hipótesis de la defensa de estos tres imputados es que el único responsable del ataque es Navarro Cádiz, alias “Cebolla”, en cuya casa hallaron la pistola homicida, calibre .40.

Muerte en el Congreso: el paso a paso de los hechos y las detenciones

Tocá para explorar los datos del mapa.



Infografía: Clarín

El presidente Mauricio Macri y Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, este lunes, en el velatorio de Héctor Olivares en el Congreso. (AFP)

El presidente Mauricio Macri y Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, este lunes, en el velatorio de Héctor Olivares en el Congreso. (AFP)

En el salón de los Pasos Perdidos de Congreso se realizó este lunes el velatorio de Olivares. Su viuda, Susana Castro, le pidió al presidente Mauricio Macri: “Los quiero ver presos”. El mandatario replicó: “La Justicia y las fuerzas de seguridad hicieron su trabajo y ya están todos detenidos”. Por la tarde trasladaron sus restos a La Rioja, adonde este martes le darán el último adiós.