El juicio contra "Los Monos" tendrá a dos mujeres como protagonistas

Policiales
Lectura

Acusados de participar en múltiples delitos y detenidos en la cárcel, si algo tenían claro Ariel “Guille” Cantero y Jorge “Ema” Chamorro era que el negocio narco debía sostenerse. Desde la

prisión había que dar órdenes, coordinar acciones, disponer la compra y la venta de drogas y hasta definir quiénes protegerían el negocio en la calle. El líder de “Los Monos” y uno de sus lugartenientes principales eligieron para esa tarea a sus parejas. Buscaron personas de su entorno más cercano, de su más extrema confianza.

Cantero, Chamorro, Vanesa Barrios y Jésica Lloan figuran como los cuatro líderes de una “estructura criminal destinada al tráfico de estupefacientes” que desde este jueves afrontará un juicio histórico: el primero por narcotráfico contra la banda “Los Monos”. En esta causa no figuran ni Máximo “Viejo” Cantero, padre y líder original del clan familiar, ni Ramón “Monchi” Machuca, señalado como actual jefe de la banda.

La historia de “Guille” es la más conocida. Es integrante del clan familiar que, de acuerdo a distintas investigaciones, maneja la venta de drogas en un sector de Rosario desde los años 90. El creció y también su peso dentro del grupo. La Justicia lo condenó a 22 años de prisión en abril pasado por ser líder de una asociación ilícita y por ejecutar a un hombre, al que mató a balazos un día después de que asesinaran a su hermano, Claudio “Pájaro” Cantero.

"Guille" Cantero

"Guille" Cantero

El prontuario de Cantero, sin embargo, acumula otros delitos. Desde mañana afrontará su segundo juicio, pero todavía tiene pendientes causas por amenazar telefónicamente a un juez que no le concedió el traslado que pretendía a una cárcel santafesina; por orquestar un fallido secuestro; y por ordenar al menos dos atentados a balazos contra uno de los jueces que falló contra él hace cinco meses. En la tramitación del expediente por asociación ilícita en la que fue condenado en abril, un testigo de identidad reservada caracterizó a “Guille” como el integrante de “Los Monos” al que “se le tiene miedo”.

Quizás parte de ese temor lo infundían sus fieles laderos. Uno de ellos es “Ema”. La presencia cercana de Chamorro se advierte en el asesinato por el que condenaron a Cantero. Él lo acompañaba en el auto desde el que le dispararon a Diego “Tarta” Demarre, el dueño del boliche en el que ejecutaron a “Pájaro” (al que la organización señalaba como "entregador"). A Chamorro lo condenaron en abril a 9 años de prisión –se le unificó una pena anterior y deberá estar 12 años detenido-- por pertenecer a la banda y por su participación secundaria en aquel crimen. En las escuchas la presencia de “Ema” es repetida: habla del negocio narco y de los ataques contra enemigos, algunos mortales.

"Ema" Chamorro

"Ema" Chamorro

Barrios, la pareja de Cantero, también tuvo un rol clave en la organización narco. Sus órdenes en la calle quedan reflejadas en múltiples escuchas. “La Vane”, como “Jessi” Lloan, se encargaban de contactar a los proveedores de drogas, organizar entregas, definían la cotización de la mercadería y el pago. Las dos mujeres tenían una participación “imprescindible para organizar el esquema y llevar adelante las actividades delictivas”, según la investigación judicial.

En las comunicaciones se advierte, por ejemplo, cómo disponen de "soldaditos" para vigilar los búnkers de drogas y la forma en que monitorean el despacho de un cargamento de marihuana que había partido desde Corrientes y fue interceptado en Chaco. Eran 341 kilos para aprovisionar el negocio en Rosario.

En el caso de Barrios no es la primera causa en la que está involucrada. En el trámite que la Justicia de Santa Fe inició contra “Los Monos” aceptó ser parte de la asociación ilícita. Acordó en un juicio abreviado una probation y la entrega del 50 por ciento que le pertenecía –todo indica que el verdadero dueño era “Guille”- de una mansión con caballeriza y dos piletas ubicada en la localidad de Pérez.

La casa que se estaban construyendo "Los Monos", en un predio de tres hectáreas de Pérez. /DIARIO PERFIL

La casa que se estaban construyendo "Los Monos", en un predio de tres hectáreas de Pérez. /DIARIO PERFIL

Los cuatro afrontarán desde este jueves el juicio como líderes de una banda que tendrá a 39 miembros en el banquillo de los acusados. El trámite en el Tribunal Federal Oral N°3 estará custodiado por un amplio operativo de seguridad tras las repetidas balaceras contra objetivos vinculados con magistrados y el Poder Judicial. “Guille”, “Ema” y otros 20 detenidos seguirán las audiencias desde la cárcel y por videoconferencia para evitar peligrosos traslados.

Se espera que participen unos 200 testigos y que antes de fin de año se conozca la sentencia. A los cuatro líderes podrían corresponderles penas de 8 a 20 años de prisión.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.