Crimen de Villa Gesell: todos juntos pero aislados y en una celda para 10, así estarán presos los rugbiers en Dolores

Policiales
Lectura

Los diez rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa (18) asisten este martes a la cuarta y última jornada de ruedas de reconocimiento, en la sede de

la Secretaría de Seguridad de Villa Gesell, en Paseo 139 y Ruta 11. Tras esa pericia, los acusados enfrentarán un paso determinante en la causa: irán a la cárcel, a una Unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense, luego de haber pasado todos los días posteriores al asesinato en comisarías de Villa Gesell y Pinamar.

En principio, el grupo entero tendrá el mismo destino, la Unidad N° 6 de Dolores, una de las más antiguas y con mayor nivel de hacinamiento del sistema carcelario bonaerense. Actualmente hay 875 internos, en una estructura diagramada para unos 350 presos.

En el primer piso, en una celda aislada del resto de la población ubicada entre los pabellones 9 y 10 (exclusivos para evangélicos), ya están dispuestas las literas para Luciano Pertossi (18), Ayrton Viollaz (20), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Blas Cinalli (18) y Juan Pedro Guarino (19), Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (19), Ciro Pertossi (19) y Lucas Pertossi (20). Es un espacio especialmente preparado para detenidos que aún no tienen la prisión preventiva.

Una de las celdas nuevas de la Unidad de Dolores, tras su última ampliación.

Una de las celdas nuevas de la Unidad de Dolores, tras su última ampliación.

La Unidad se inauguró el 27 de enero de 1877. Está custodiada por 480 agentes y dispone de 12 pabellones (10 intramuros, 2 extramuros) y el sector de alcaldía, donde irán los rugbiers de Zárate. En noviembre de 2018 se inauguró allí una ampliación, que sumó 72 plazas con 24 nuevas celdas. Las obras se realizaron en un anexo para internos del régimen semiabierto de la Unidad Penitenciaria N° 6 de Dolores, que depende del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Allí se construyeron dos pabellones con un salón de usos múltiples, un espacio de visitas familiares, zona de requisas, una cocina industrial, cámaras frigoríficas y un playón de carga y descarga de insumos.

Los presos que están en Dolores trabajan en distintos talleres y toman cursos de capacitación laboral, otros transitan algunos de los niveles formales de educación y una gran cantidad practican deportes. De hecho, la prisión cuenta con un equipo de rugby: Los Dragones. Se trata de un proyecto que se inició en 2012 de la mano de Federico Rojas y Mauricio Barroso, jugadores de Pampa Rugby Club de esa localidad.

Esta cárcel, además, es escenario del denominado "Seven de Rugby por la inclusión y la reinserción". Allí, Los Dragones son los anfitriones y compiten con Oktubre, de la Unidad 15 Batán; Los Espartanos, de la Unidad 48 San Martín; algunos combinados de esas mismas unidades y los federados Los Pampas Rugby Club de la ciudad de Dolores y Los Candeleros de Castelli.

Es de las cárceles con mayor nivel de superpoblación del SPB.

Es de las cárceles con mayor nivel de superpoblación del SPB.

Una serie de presos famosos también pasaron por la Unidad N° 6 de Dolores. Varios años atrás, Guillermo Coppola pasó allí una parte de sus 97 días en prisión, que luego completó en Caseros. También estuvieron detenidos ahí Gustavo Prellezo y el ex oficial de la Policía Bonaerense Sergio Rubén Camaratta, ambos condenados por el crimen del fotógrafo José Luis Cabezas. Camaratta murió en esa prisión, en abril de 2015. El último "famoso" que pasó por esa cárcel fue Rubén Darío Castiñeiras, "El Pepo"​, ahora con tobillera electrónica y domiciliaria.

Es muy probable que los acusados por el crimen de Villa Gesell no pasan mucho tiempo en Dolores y que el destino final sea la Unidad 57 de Campana, al menos durante el tiempo que esperen el juicio oral. Esa cárcel fue inaugurada el 12 de febrero de 2019 por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal.

Aloja exclusivamente internos jóvenes adultos, entre 18 y 21 años, de sexo masculino, que estén cumpliendo una pena menor a los cinco años de reclusión, relacionada con delitos como robos, hurtos o encubrimientos.Tiene una capacidad de 616 plazas, con cuatro módulos que incluyen celdas, aulas, talleres y un polideportivo central.

Un día clave en la investigación

Para este martes, además de los tres testigos que ya habían sido convocados para intentar reconocer a los autores del crimen, se espera el testimonio de un cuarto joven que declaró este lunes en el marco de la investigación y que dijo que había presenciado el ataque y que estaba en condiciones de identificar a cada uno de los que participaron.

Todos los rugbiers están acusados por la fiscal del caso, Verónica Zamboni, por el delito de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" por el cual podrían recibir una pena de prisión perpetua.

Por el hecho hay un undécimo imputado, el remero Pablo Ventura, quien estuvo detenido cuatro días hasta que fue liberado por la Justicia tras determinar que no se hallaba en Gesell en el momento en que ocurrió el crimen de Báez Sosa.

En tanto, los investigadores comenzaron con el peritaje a los teléfonos celulares de todos los involucrados en el caso en la Agencia Regional de la Policía Federal Argentina (PFA), ubicada en la Escollera Norte de Mar del Plata, con el objetivo de analizar el contenido de los mismos.

x

El abogado Jorge Santoro, defensor del remero Ventura, aseguró a Télam que su defendido se presentó ante la fiscal Zamboni para aportar la clave de su Iphone para desbloquearlo y que puedan obtener toda la información necesaria.

A su vez, se espera que esta semana también se lleven a cabo en Dolores el peritaje químico y de rastros para determinar si en las prendas y calzados incautados hay manchas de sangre.

Mientras que aún no hay fecha para llevar a cabo el peritaje scopométrico que va a comparar la "impronta" que dejó en la piel de la víctima una zapatilla, cuyo "modelo y tipo" fue identificado.

El crimen de Báez Sosa ocurrió la madrugada del sábado 18 de enero último, frente al boliche Le Brique, en avenida 3 y Paseo 102, del centro de Villa Gesell, donde el joven fue atacado a golpes de puño y patadas en plena vía pública y murió.

rugbiers-villa-gesell-liberado