Cayó en Chile el gamer marplatense que había estafado a sus amigos

Policiales
Lectura

El gamer marplatense Iñaki Pandolfo, denunciado por estafa por al menos ocho de sus amigos, fue capturado en las últimas horas en la ciudad de Iquique, en Chile. Era

buscado desde junio de 2019.

Según trascendió, el gamer cruzó la Cordillera por las denuncias en su contra y se asentó en Iquique, donde consiguió un trabajo en un bar. Allí se mantuvo escondido hasta hace pocos días, cuando fue identificado -y detenido- luego de que la Policía local lo aprehendiera por un incidente en el hostel en el que se hospedaba.

Tras confirmarse su captura, la Justicia de Garantías de Argentina solicitó al fiscal Javier Pizzo, de la oficina de Delitos Económicos, el inicio del trámite de extradición de acuerdo al convenio con el Mercosur. El trámite podría demorar hasta dos meses, informó el portal 0223.

Para los investigadores, Pandolfo aprovechó su reputación como vendedor dentro del ambiente de los videojuegos para atraer a inversores, y en base a esa confianza ganada les solicitaba sumas de entre 20.000 y 500.000 pesos. En total, habría recibido un monto cercano a los 5 millones de pesos.

En sus propios términos, les decía que con ese dinero encausaba inversiones, hacía "revoleos" con electrónica, consolas de juego y teléfonos de alta gama, y en los últimos meses aducía estar invirtiendo en criptomonedas. Muchas de las víctimas eran sus amigos.

Las denuncias en su contra empezaron a surgir en los primeros meses de 2019, cuando se empezaron a cumplir los plazos de devolución y Pandolfo no les devolvía el dinero.

"Ahora el dinero de mis clientes y amigos no está disponible, pero lo van a tener. No me voy a quedar con plata de nadie”, se había defendido cuando el caso salió a la luz.

El abogado Juan Manuel Rivero Clauso presentó ocho casos y la UFI de Delitos Económicos abrió una investigación. Por uno de esos episodios, la Justicia de Garantías pidió su captura internacional.