Dos de cada 10 detenidos en 2019 en la Ciudad eran extranjeros

Policiales
Lectura

A Matthew Gibbard (50) lo mataron para robarle en la puerta del Faena, en Puerto Madero. El hombre, de nacionalidad británica, había llegado el sábado 14 de diciembre pasado, de vacaciones

a la Argentina, junto a su familia. Pero motochorros lo siguieron desde el aeropuerto de Ezeiza hasta el hotel. Cuando estaba bajando de la combi, dos ladrones lo asaltaron y balearon a él y a su hijo. Por el caso hubo 10 detenidos, siete de nacionalidad venezolana, acusados de integrar una banda mixta con argentinos.

Los extranjeros acusados por ese caso integran la nómina de 5.507 arrestados de países del exterior en la Ciudad de Buenos Aires durante 2019. Representan un 19 por ciento de todos los detenidos en el ámbito porteño durante el año pasado, que fueron 29.549, según datos oficiales a los que accedió Clarín. Es decir, dos de cada 10 eran delincuentes foráneos.

La participación de los migrantes en el delito en CABA viene en crecimiento sostenido: en 2018 habían sido 3.910 -un 17% del total- y en 2017, 2.866 -un 15%-.

El crimen del turista inglés expuso a la vez el rol de algunos migrantes que empezaron a mezclarse entre las bandas delictivas argentinas. Están en el último eslabón de la cadena: los argentinos ponen la logística y los extranjeros la mano de obra.

Matthew Gibbard (50), el turista británico asesinado en Puerto Madero.

Matthew Gibbard (50), el turista británico asesinado en Puerto Madero.

La banda que asaltó y mató a Gibbard e hirió de bala a Stefan, su hijo, está acusada de una serie de asaltos similares que tuvieron como víctima a otros turistas durante los últimos meses.

Esa misma lógica había sido advertida por Clarín en casos de motochorros colombianos que salían a robar con motos que les “alquilaban” a argentinos y, en algunos casos, a compatriotas ya radicados en el país.

Un ejemplo de esto es el caso protagonizado por el “motochorro de los 700 pesos”, el colombiano Jair Jurado Mora, detenido en Caballito en enero del año pasado y liberado a las 48 horas después de pagar un resarcimiento por ese monto. El ladrón usaba una Bajaj Dominar 400, que estaba a nombre de otra persona de su mismo país.

El caso de Jurado Mora se convirtió en un escándalo. El ladrón había ingresado a la Argentina a pesar de que tenía varios antecedentes penales en su país, robó, quedó libre por orden de la jueza Patricia Guichandut y cuando finalmente ordenaron su expulsión, ya no lo pudieron encontrar.

Detuvieron a un motochorro colombiano pero la Justicia lo liberó a las 24 horas. Un motochorro robó un celular, estuvo dos días preso y lo liberaron tras pagar $ 700

Detuvieron a un motochorro colombiano pero la Justicia lo liberó a las 24 horas. Un motochorro robó un celular, estuvo dos días preso y lo liberaron tras pagar $ 700

En la Provincia de Buenos Aires, los delitos cometidos por extranjeros representan apenas el 1,2% del total de las denuncias, de acuerdo a los datos oficiales de 2018 a los que accedió Clarín. Ese año hubo 246.833 imputados en causas penales. De ellos solo 2.949 fueron migrantes.

Uno de los casos protagonizado por delincuentes de otro país fue el crimen del chofer de la línea 620, Leandro Alcaraz (26), asesinado el 15 de abril de 2018 por ladrones que pretendían viajar sin la SUBE en Virrey del Pino (La Matanza).

A Leandro Alcaraz le dispararon luego de una discusión porque no tenían la tarjeta SUBE para pagar el viaje.

A Leandro Alcaraz le dispararon luego de una discusión porque no tenían la tarjeta SUBE para pagar el viaje.

Por el caso primero detuvieron a dos adolescentes argentinos de 17 y 18 años y a un joven paraguayo, de 24. Eran inocentes. Un año después, los investigadores dieron con los autores del crimen: dos hermanos paraguayos. Uno de ellos, menor de edad, se declaró culpable en octubre del año pasado.

Según datos de Amnistía Internacional, la población migrante en la Argentina es del 5 %, mientras que la participación de extranjeros en el delito es del 6 %.

En tanto, en las cárceles bonaerenses a mediados de 2019 había alrededor de 44 mil detenidos en cárceles sin contar los presos en comisarías. De ellos, 2.200 eran extranjeros, es decir, el 5%. En el Servicio Penitenciario Federal (SPF), en marzo del año pasado había 13.900 privados de la libertad. De ellos, el 19 % (2700) eran migrantes.

EMJ