Asalto, tiros y un herido en Barracas: detuvieron a un chico de 14 años

Policiales
Lectura

Eran tres ladrones armados contra un hombre que salía de trabajar. Cuando estaba por subir al auto, lo cruzaron y lo amenazaron para que entregara sus pertenencias, entre ellas, las llaves

de su Volkswagen Fox. La víctima les dio todo, pero igual le pegaron dos tiros. Los asaltantes huyeron. Más tarde, la Policía detuvo a uno de ellos, de 14 años.

El asalto ocurrió el martes a la tarde en Azara y Pinzón, en el barrio porteño de Barracas. Tuvo como víctima a Ernesto Pablo Orman (57), que recibió dos balazos y tuvo que ser trasladado al Hospital Argerich, de La Boca, donde lo operaron y este miércoles continuaba internado, estable, según informaron fuentes policiales a Clarín.

Todo se desencadenó cuando Ernesto salía de un almacén hacia su auto, que estaba estacionado en Azara al 400. En ese momento, se topó con tres ladrones armados que lo asaltaron y le sacaron un bolso con papeles, las llaves del vehículo y una tablet.

No conformes con haberle robado las cosas, uno de los delincuentes le disparó dos veces a la víctima. El hombre resultó herido en el abdomen y en una pierna.

A Ernesto Pablo Orman (57) lo asaltaron y balearon en Barracas.

A Ernesto Pablo Orman (57) lo asaltaron y balearon en Barracas.

Luego, los asaltantes se subieron al Volkswagen Fox gris de Ernesto. Un patrullero de la Policía de la Ciudad que vigilaba la zona comenzó a perseguir a los ladrones, que fugaron hacia el lado de la villa Zavaleta. 

Adentro del barrio, dos de los ladrones se bajaron del auto y se perdieron por los pasillos. Pero uno de ellos no consiguió escapar y fue detenido. Cuando los oficiales lo identificaron, comprobaron que tiene 14 años.

En el auto de la víctima, los policías dejaron un arma calibre .22.

En el auto de la víctima, los policías dejaron un arma calibre .22.

Por ser menor de edad, el ladrón es inimputable. No obstante, como tenía pedido de captura y varios antecedentes, la Justicia dispuso que quede alojado en el Instituto de Menores Inchausti.

En tanto, en el auto de Ernesto la Policía encontró una pistola calibre .22 y dos vainas servidas 9 milímetros. Por lo que se cree que los ladrones escaparon con la pistola que usaron en el ataque.

EMJ