Lo buscaban como desaparecido pero estaba encerrado en una comisaría por robo

Policiales
Lectura

Los familiares de Pedro Gramajo lo buscaban intensamente desde hacía tres días como desaparecido en Tucumán. Nadie sabía qué le había pasado, pero cuando su paradero se develó, fue una

decepción para quienes ansiaban encontrarlo: estaba aprehendido en una comisaría tucumana tras robar cien mil pesos de una concesionaria de autos.

La historia, rescatada por el medio local La Gaceta, relata que el detenido tiene 31 años, que se hizo pasar por otra persona una vez atrapado, y que era buscado intensamente desde el sábado.

Fuentes policiales le contaron al medio tucumano que luego de que un amigo suyo realizó la denuncia y difundió sus fotos, efectivos de la comisaría primera se dieron cuenta de que era a quien tenían privado de libertad y que había dicho llamarse "Lautaro Gómez".

Sergio Giménez, segundo jefe de esa seccional, aseguró que cuando lo encararon por su verdadera identidad, "admitió que había mentido al dar su nombre y confirmó que su verdadera identidad es Pedro Gramajo, oriundo de Concepción".

Por otro lado, el comisario principal, Luis Perdigón, le contó a La Gaceta que "se dejó sin efecto su paradero y se puso en conocimiento a la fiscalía sobre dónde se encuentra alojado".

Gramajo fue sorprendido cuando se llevaba al menos 100 mil pesos de una concesionaria de autos bajo la modalidad de "escruche", como se conoce a violentar un local cuando no hay nadie. Lo encontraron con una mochila con el dinero y las herramientas que utilizó para el robo.