Huelga de hambre en cárceles bonaerenses: asados y churrascos para tentar a los presos

Policiales
Lectura

Lucas saca cuentas: le falta un año para cumplir la totalidad de su condena. Durante su detención, se recibió de abogado y dicta clases en el Centro Universitario que funciona en

la unidad en la que está preso. Vive en el pabellón de conducta y dice que debería haber accedido al beneficio de la libertad condicional hace casi tres años. "Afuera tengo un proyecto de vida que me está esperando. Hice todo lo que tenía que hacer para acceder a la progresividad de la pena. Pero me hacen pagar la totalidad", señala.

Todo había comenzado a mediados de noviembre: un comunicado decía que los detenidos de las cárceles bonaerenses iniciarían una huelga de hambre a partir del 5 de diciembre. "Huelga masiva por la superpoblación", era la consigna. Cerraba sin firmas ni nadie que se identificara, y se viralizó en redes sociales y WhatsApp de presos, familiares y organismos de derechos humanos.

En la mayoría de los pabellones debatieron qué hacer. No solo eso. Además, se preguntaron de dónde vendría el mensaje. Si los autores eran del propio Servicio Penitenciario Bonaerense, o algún funcionario del PRO, o alguien del kirchnerismo. Cada posteo en Facebook sumaba decenas de comentarios sobre qué hacer.  

Nada estaba claro hasta que una noticia también se volvió viral: los internos de la Unidad 6 de Dolores habían comenzado la huelga. Ahí nomás se sumaron las mujeres de la Unidad 51 de Magdalena. Con las horas, la lista creció. En la Unidad 48 de San Martín se anotaron 783 más. En la 31 de Varela, todos: los 12 pabellones completos. La 2 de Sierra Chica y la 21 de Campana son las únicas que se mantienen en huelga en su totalidad. La unión llegaría a algunas unidades federales (entre ellas una de Chaco y la de Rawson) y a comisarías del Conurbano. 

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

Según datos del SPB, serían entre 9 mil y 10 mil los detenidos que están en huelga desde hace 10 días. Representarían un 20% de la población total, que hoy alcanza un récord histórico: más de 49 mil detenidos hacinados en 24 mil plazas, divididas en 57 cárceles.

"Nosotros habíamos presentado un petitorio en el Ministerio de Seguridad para evitar la huelga", aclara un referente de la Unidad 31 de Varela. Tal como varios de los que le explican la situación a Clarín, prefiere no revelar su identidad. Dice que si el SPB lo identifica podría ser trasladado a una cárcel de las afueras de Buenos Aires. El petitorio al que se refiere había sido confeccionado por detenidos de cinco centros universitarios que funcionan en distintas unidades. No obtuvieron respuesta. La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) también hizo el suyo. Incluyeron los pedidos de cada una de las cárceles. La respuesta tampoco nunca llegó.

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

"A muchos pibes los quebró la Policía", habla en modo jerga uno de los detenidos que dice haber bajado 3,5 kilos en una semana. Lo que quiere explicar es que los penitenciarios lograron que muchos abandonaron la huelga a partir de amenazas con traslados y suspensión de visitas de familiares hasta no levantar la medida.

También pasaron a encerrarlos en sus celdas durante prácticamente todo el día. Y a hablarles mal de los universitarios, para que choquen: "Esos piden por sus derechos, no por los de ustedes", les decían. Pero con lo que más insisten es con el malestar "de arriba". "Los de la Jefatura están enojados con la huelga. Dejen de joder, que se va a pudrir todo...". 

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

En estos días, denuncian los que hablan con Clarín, a los penitenciarios se la pasaron tentándolos. Dejaron de comer apartados a hacerlo en sus caras. Con los platos pasó lo mismo: en estos 10 días hicieron asados, churrascos y otras comidas que desearía cualquier persona.

En la Unidad 35 de Magdalena habrían enviado a dos presos evangelistas a un pabellón que se encontraba en huelga de hambre. Ingresaron, comenzaron a comer asado y los presos reaccionaron. Según la versión carcelaria, los dos murieron. Clarín contactó a autoridades del SPB para chequear la versión, pero no obtuvo respuesta. Tampoco aclararon nada sobre la noticia de otro interno fallecido. Habría sido en la Unidad 17 de Urdampilleta. Se había descompuesto. Llevaba varios días en huelga de hambre.  

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

"Al menos desde este pabellón queremos aclarar que la huelga no es contra Axel Kicillof ni nadie del gobierno entrante", sostiene el interno Abel Díaz, vicepresidente del Centro Universitario que funciona en la Unidad 48 de San Martín. Vive en el pabellón 6, que es exclusivo de universitarios. Son 48 detenidos y son el único que mantiene la huelga. La habían empezado 783. "Creemos que como estudiantes de Ciencias Sociales tenemos que levantar la voz por los compañeros", agrega.

Los consultados por Clarín coinciden en lo mismo. A partir de las PASO (en agosto último) todo empezó a escasear. "No te dan colchones, ni frazadas. Hay muchos pibes durmiendo en el piso", cuenta un referente de Sierra Chica. Y sigue: "Antes te proveían de jabón, máquinitas de afeitar, crema dental. Ahora nada. Se están robando todo, porque el presupuesto que reciben por preso sigue siendo el mismo. Lo peor es con la comida. Te dan un pan cada dos internos, cada dos días. Los penitenciarios nos piden harina a nosotros para hacer el pan. Y de comer, siempre lo mismo: polenta, fideos, papa. Todo incomible y en porciones que te dejan con hambre. Desde que comenzamos la huelga te acercan la comida de antes: churrascos, pollos y cosas ricas. Pero porque saben que la estamos rechazando y nos quieren tentar".

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

En Sierra Chica el director les habría dado un ultimátum: "El martes tiene que terminarse todo esto. Me están apretando de arriba. Estamos perdiendo mucha plata con ustedes. Millones de pesos". Los internos denuncian que ya hubo traslados a Azul, Bahía Blanca, Urdampilleta y otras unidades alejadas. Y que hace meses que en algunos pabellones se turnan para dormir. Algunos se quedan despiertos de noche y se acuestan en los colchones que dejan los que se despiertan a la mañana.  

De Devoto habla un referente del Centro Universitario, en nombre de los cerca de 2 mil internos en huelga de todo el penal, que depende del Servicio Penitenciario Federal (SPF). "Acá no se pide freezer, ni sillas, ni aire acondicionado. Esas son mentiras para deslegitimar el reclamo. La realidad es otra: se vive mal, superpoblados y sin personal profesional. Eso hace que no haya tratamientos, y que todo sea una bomba de tiempo".

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

Huelga de hambre en cárceles bonaerenses.

"El interno sale en las mismas condiciones en la que entró, y eso es grave. La sociedad cree que a través de la herramienta de la cárcel se saca un problema de encima y solo es esconder algo debajo de la alfombra. Reclamamos que el detenido pueda egresar en término y que haya trabajo fuerte con la Dirección de Readaptación Social y el Patronato de Liberados. No hay políticas de reinserción en el afuera ni capacitación intramuros. Va todo de mal en peor", advierte el detenido.

EMJ