Ni cuando los organizadores pensaron, por primera vez, en hacer un festival rockero de este tipo; ni tampoco al momento de abrir las puertas al público, estuvieron en condiciones -ni siquiera de sospechar- que habían concretado un fenómeno que, 50 años después, seguiría siendo objeto de estudio por parte de psicólogos sociales, sociólogos y antropólogos.Por Antonio Las Heras

Cargando...