La Iglesia católica, objeto de revelaciones tan horrendas como el abuso sexual, debía ser menos intolerante e inflexible sobre un tema tan doloroso como el del aborto. Por Mario Vargas Llosa

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.