Señor Director de Total News: Lacalle Pou consagrado nuevo Presidente a de la República Oriental del Uruguay.

Informacion General
Lectura

Final de un proceso hegemónico protagonizado durante catorce años por el Frente Amplio.

 

 

El doctor Luis Alberto Aparicio Alejandro Lacalle Pou nacido en la ciudad de Montevideo, República Oriental del Uruguay el día 11 de agosto de 1973 resulta ser un abogado y dirigente político uruguayo, con firme pertenencia histórica y partidaria al Partido Nacional. Resultó ser candidato a la presidencia del país para las elecciones presidenciales 2014.En estos últimos días el doctor Lacalle Pou tuvo una breve visita por Buenos Aires.

Hijo del ex Presidente de la República, Luis Alberto Lacalle y de Julia Pou, está casado con Lorena Ponce de León y tiene tres hijos: Luis Alberto, Violeta y Manuel.

Se educó en el colegio y liceo The British Schools de Montevideo. En 1998 se recibe de abogado en la Universidad Católica del Uruguay.

En el transcurso del año 2000 fue electo como Diputado Nacional de la República Oriental del Uruguay para el período 2000 - 2005 por el departamento de Canelones, fue reelecto para el período siguiente 2005-2010 por el Herrerismo, movimiento que comenzó su bisabuelo, Luis Alberto de Herrera. En el año 2010, fue electo por tercera vez consecutiva como Representante Nacional.

El doctor Lacalle Pou comenzó su carrera política con el sector Aire Fresco en el Departamento de Canelones, con la lista 400. Posteriormente, el mismo se extendería al Departamento de Montevideo con la lista 404.

En las internas del año 2009, la lista del doctor Lacalle Pou fue la más votada del nacionalismo en el departamento de Canelones. Al mismo tiempo se presenta en varios departamentos con sus lista propias (Lista 400 y 404): Florida, Maldonado, Lavalleja y en la capital del país Montevideo, logrando un caudal de votos muy importante, lo que a la postre le significaría liderar una agrupación Nacional.1​

Durante el transcurso del año 2011, el doctor Lacalle Pou presidió la Cámara de Representantes del Uruguay. En ese periodo se incrementó su perfil público.

Logró por primera vez desde el retorno a la democracia en el país, un ahorro para la Cámara de Diputados de poco más de 2,5 millones de dólares estadounidenses, dinero que por "razones de buena administración" fue reintegrado a Rentas Generales, por créditos no utilizados en el ejercicio 2011.2​

Durante su gestión, se propuso acercar el diálogo entre los uruguayos y dicho órgano de gobierno. Para ello, implementó la transmisión audiovisual de las sesiones de la Cámara de Representantes, mediante un canal WEB abierto en el que todo el público podría tener acceso. Además, creó una cuenta de Facebook y una de Twitter como mecanismo de comunicación entre los ciudadanos y los gobernantes.

En el transcurso del año 2013, el doctor Lacalle Pou fue proclamado como precandidato a la Presidencia de la República por el sector "Todos Hacia Adelante", grupo que integrado por varios sectores del Partido Nacional que presentara en junio del 2013 (antes llamado Unidad Nacional).

Su precandidatura fue oficialmente lanzada el domingo 30 de marzo de 2014 en el Palacio Peñarol.3​ Pocos días después recibió el apoyo de otro ex precandidato, Sergio Abreu.4​

Posteriormente, disputó las Elecciones Internas del año 2014 en el mes de junio de 2014.5​

El 1 de junio del año 2014, el doctor Luis Lacalle Pou ganó las elecciones internas con un 54.3% sobre Jorge Larrañaga y fue el candidato a la Presidencia por el Partido Nacional en las elecciones nacionales el 26 de octubre de 2014.6​ Jorge Larrañaga aceptó el pedido del doctor Lacalle Pou y Alianza Nacional para complementar la fórmula, y fue el candidato a vicepresidente. El doctor Lacalle Pou es hoy Senador, logrando acceder a la cámara de senadores.7​

Ahora bien, luego de catorce años de gestiones gubernamentales encabezadas por el Frente Amplio en el Uruguay ( dos gestiones con alternancia de un período del doctor Tabaré Vázquez y la restante de José Mujica); la ciudadanía uruguaya, en general, percibe no tan solo el inevitable desgaste en las consecutivas gestiones de gobierno frente amplistas, sino además un grave retroceso ( y regresión) en servicios públicos esenciales en el Uruguay. Y así lo acaba de decretar la ciudadanía uruguaya este domingo 24 de noviembre del año 2019 en ocasión de la segunda vuelta electoral.

El sistema educativo, lejos de consolidarse en posiciones de vanguardia, ha perdido la excelencia que históricamente caracterizó a la escuela valeriana fundadora e inspiradora de una educación cimentada en valores de calidad.

Así la irrupción de factor gremial; lejos de constituir un sindicalismo reivindicativo de los derechos de los trabajadores irrumpió con aires revolucionarios y hasta se diría con espíritu claramente distorsionador de las bases que históricamente acompañaron a la educación en el Uruguay.

Y es que lo dicho responde a la lógica de tres consecutivas gestiones de gobiernos erráticas, auto contradictorias y por lo tanto desconcertantes. Tal podría calificarse –luego de casi doce años- a las políticas públicas trazada por el Frente Amplio.

Y sucede que, mientras en la fórmula presidencial el Frente Amplio se mostró, desde la prédica, a favor de una política macro económica de apertura hacia los mercados internacionales y de fortalecer la matriz productiva del Uruguay, por el contrario las bases políticas conformadas por los dirigentes que contribuyeron que los Presidentes Mujica y Vázquez llegaran al poder, condicionaron fuertemente dichas gestiones gubernamentales.

Así, por ejemplo mientras el entonces Presidente Mujica y su vice Danilo Astori pregonaban acerca de la alta conveniencia para el Uruguay la firma de un Tratado Bilateral de Inversión con la principal potencia mundial ( EEUU) y –además- el Presidente Mujica se encargó de decir “ el tren solo pasa una vez”, rápidamente los dirigentes frente amplistas ( a los cuales, está visto, todavía no se les cayó el muro de Berlín); pegaron un grito en el cielo repudiando y hacer constar su desacuerdo con esa fantástica oportunidad para el Uruguay.

Se trata de las mismas bases políticas que pregonan, hoy día, por la estatización de la banca, la reforma agraria, con romper lanzas con el Fondo Monetario Internacional; las mismas mentes retrógradas que tan solo proponen un debate sobre categorías ideológicas que han quedado –demostrado está- a las capas geológicas de la pre historia.

Así el Uruguay vio deteriorado en estos años su sistema educativo que históricamente supo conservar posiciones de excelencia; Uruguay además ha retrocedido en materia de seguridad pública; ni que hablar en materia de narco criminalidad; la rapiña y el homicidio marcan estadísticas preocupantes.

De cara a los comicios nacionales que acaban de concluir con la victoria del doctor Lacalle Pou ; la elite del Partido Colorado ( que no hubo encontrado una posibilidad concreta de consolidar una fórmula presidencial competitiva de cara a las ya concluídas elecciones) tuvo mas que claro que la única posibilidad de derrotar en las urnas al Frente Amplio era concertando una Alianza de Gobierno que se encolumnara detrás de la figura del doctor Luis Lacalle Pou. Y así ocurrió.

Y la candidatura del doctor Lacalle Pou ofrecía claras ventajas comparativas ( para expresarlo en términos macro económicos), o si se quiere, un indiscutible valor agregado ( para expresarlo en términos tri butarios).

Se trata de una persona que combina presente con futuro; a su juventud el doctor Lacalle Pou agrega su experiencia y recorrido en la actividad política en el Uruguay; y el doctor Lacalle Pou era plenamente consciente que resulta perfectamente posible, en aras del bienestar de la sociedad uruguaya, consolidar una Alianza Electoral con el Partido Colorado aun respetando las respectivas identidades doctrinarias que históricamente distinguieron a ambas fuerzas políticas. Y así sucedió.

Y ello es así, por cuanto lo que está en juego no es precisamente un dato menor; se trata del bienestar y de la prosperidad del Uruguay.

Se sabe que existe pleno consenso en ambas fuerzas partidarias ( Partido Nacional y Partido Colorado) en un núcleo de coincidencias básicas; entre otras; i) reformular la postura del Uruguay en el proceso de integración regional dentro del contexto del Mercosur; ii) fijar posiciones claras respecto del funcionamiento distorsivo del Mercosur; iii) terminar con ese cerrojo neo proteccionista en que derivó el Mercosur a partir de decisiones arbitrarias adoptadas por el Brasil y la Argentina; iv) ej: manipulación antojadiza del arancel externo común; v) exacerbada adopción de medidas de retorsión económica y proteccionistas en claro perjuicio de los intereses nacionales del Uruguay; vi) no tolerar mas la sistemática vulneración del art. 32 del Tratado de Asunción, en tanto y en cuanto los países miembros deben necesariamente contar con la aceptación de todas las naciones antes de suscribir algún Tratado Bilateral ( comercial o de inversión); vi) fortalecer y ajustar el sistema educativo uruguayo de cara a l denominada revolución tecnológica pero siempre conservando los valores de la escuela valeriana; vi) fortalecer las políticas en materia de seguridad; vii) jerarquizar el sistema de defensa nacional; etc.

El doctor Lacalle Pou tiene bien claro cual debe ser la posición del Uruguay en el contexto del sistema de integración regional en su funcionamiento actual; sabe perfectamente que el Mercosur exige correcciones sustanciales en su funcionamiento actual.

Tiene –además- bien claro que el Uruguay necesita modernizar su matriz energética, sin la cual inversiones que resultan ser electro dependientes nunca podrán consolidarse en el Uruguay.

Tiene por supuesto claro cual debe ser la posición del Uruguay en materia de Derechos Humanos el respeto hacia el sistema interamericanos sobre Derechos Humanos.

Sabe cual debe ser la posición del Uruguay en materia de globalización; como debe insertarse la Nación uruguaya en este mundo globalizado; sabe, por ejemplo, que el sector gremial debe cumplir su rol como entidad intermedia en defensa de los derechos de los trabajadores; pero nunca condicionar mi marcar la agenda de gobierno y menos aun el trazado de las políticas públicas.

Y sabe que el sistema educativo uruguayo debe recuperar su lugar de vanguardia; esto es ajustándolo a las nuevas tecnologías, pero conservando las bases de la escuela valeriana.

El doctor Lacalle Pou sabe perfectamente que hoy asistimos a un cambio de tiempos y en simultáneo a tiempos que exigen cambios.

A no dudarlo, el doctor Lacalle Pou, combinando la energía que le brinda su juventud y la experiencia que respalda su recorrido en la actividad política resultó ser , a la postre , la persona indicada para cargarse al hombro al enorme responsabilidad de llevar al Uruguay al sitial que nunca debió perder en el concierto de las naciones civilizadas.

Y ahora llegó el momento de las demostraciones; muy a pesar que el ahora consagrado Presidente de la República Oriental del Uruguay es perfectamente consciente que de ahora en mas enfrentará todo tipo de acciones desestabilizadoras orquestadas por los dirigentes de la derrotada fuerza política a la cual todavía no se le cayó el muro de Berlín, y la cual además no termina de entender que el concepto central del sistema democrático encarna una idea central.

En efecto, la democracia, como bien se encargó de señalarlo, el ex Presidente doctor Julio María Sanguinetti, no es otra cosa mas que la ética de la derrota, cosa que ciertos dirigentes del Frente Amplio parecen no querer comprender.

Sin otro particular,

Saludo al señor Director muy atte…

Guillermo J. Tiscornia

Ex Juez en lo Penal Económico

guilletisco@hotmail.com

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...