Cómo es el negocio del sexo con promotoras en las carreras de autos

Informacion General
Lectura

"Osvaldo pide autito....autito.....autito. Y como no me va a dar plata, no le estoy dando mucha bola...me chupa un huevo el viejo".

"¡Fui a dar vuelta rápido al autódromo con el

autito morocho! La que estaba con la colorada...la morocha!" Por Virginia Messi

"Vos me decís 'Karina llévame un autito...dos autos'...vos pones la casa, los autitos cobran guita, yo también tengo que cobrar guita!"

El pasado domingo 17 de noviembre, por orden del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, la Policía Federal irrumpió en el Autódromo Juan Manuel Fangio, en Rosario. Allí, en plena carrera del campeonato de Turismo Nacional (TN), se detuvo a una jefa de promotoras: una mujer de 44 años conocida como "la Mamu", que había llevado 15 chicas al evento. Junto con ella cayó su chofer, "Chafi" (51), encargado del transporte de las mujeres.

En paralelo, un empresario de 77 años que contrataba sus servicios para promocionar su concesionaria de autos fue detenido en su casa del country Ayres del Pilar. La Policía lo esperaba en Rosario pero el hombre no pudo llegar porque se rompió el avión privado que lo iba a trasladar a esa ciudad.

"La Mamu" fue detenida y luego liberada tras el pago de una fianza de 25 mil pesos.

En las escuchas telefónicas de la causa 11814/18 "Karina" es la jefa de promotoras que cayó presa porque se sospecha que forzaba a sus "empleadas" a prostituirse y "Osvaldo" o "El Viejo" es el empresario que- según la acusación- hacia un casting sexual para decidir qué chica sería contratada por Karina. El operativo fue bautizado como "Operacion Autito". Y leyendo los diálogos extractados del expediente es fácil entender el por qué de ese nombre.

A cargo de Canicoba Corral, el fiscal federal Franco Picardi y con la ayuda de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), la causa que estalló en el autódromo de Rosario no es la primera en su tipo. Al menos desde desde 2013 se vienen registrando denuncias judiciales y periodísticas.

En enero de ese año, el diario El Puntal (San Luis) destacó el caso de un proxeneta que había sido detenido por la Policia en el limite entre Cordoba y San Luis manejando un Ford Escort polarizado y con 8 chicas apretujadas en su interior. Las mujeres eran de Santa Fe y las llevaba a una carrera de TC en San Luis. La noticia, unas de las primeras en trascender, fue rescatada en un artículo del periodista Francisco Marzioni publicado por la revista Crisis poco después.

Noticias así se fueron repitiendo sin mayor resultado. Pero este expediente sí parece tener los elementos como para intentar llegar hasta el hueso de un negocio de décadas. Algo tan instalado que muchos no lo perciben como ilegal, o siquiera moralmente reprochable.

El operativo realizado hace menos de diez días en el Autódromo Juan Manuel Fangio.

El operativo realizado hace menos de diez días en el Autódromo Juan Manuel Fangio.

De lo que se trata lisa y llanamente es de la red de prostitución y trata que acompaña el calendario de carreras de las principales categorías del automovilismo nacional. Para cualquier organización dedicada a vender el cuerpo de las mujeres- ya sea en circuitos vip o no- el dinero que mueve el automovilismo, la cantidad  de público masculino que atrae los fines de semana (un promedio de 30.000 personas) y las locaciones variadas que ofrece (22 ciudades diferentes) son un combo imperdible. Ganancia asegurada.

"Puede que este mal, pero acá nadie obliga a nadie a hacer lo que no quiere", es la respuesta que- palabras más palabras menos- se escucha una y otra vez cuando se aborda el tema - off the record- con quienes pertenecen al medio. Pero no es así, y las reiteradas causas judiciales que con mayor o menor éxito se vienen abriendo en los últimos años lo dejan claro: llevar y traer mujeres por todo el país para que tengan sexo pago con público, pilotos, empresarios o quien fuere es delito... y uno de los más crueles.

La trata de mujeres para su explotación sexual, incluso la mera explotación sexual de mujeres es una actividad que no puede subsistir sin complicidades. De esa cobertura hablan los anónimos que llegan a la Justicia periódicamente y que contradicen los comunicados oficiales. 

 

“Estamos convencidos de que este tipo de operativos ayuda a transparentar las promociones. Por más de que complique el normal funcionamiento de la competencia, lo que incomoda no es el operativo, sino que sigan existiendo este tipo de situaciones en el automovilismo”, sostuvo Mauricio Malano, titular del Autódromo Juan Manuel Fangio, luego del operativo policial del domingo 17.

“Por eso pusimos el Autódromo a disposición de las fuerzas policiales para que puedan desarrollar el procedimiento en las mejores condiciones. Somos los primeros en querer que estas cosas salgan a la luz y que nunca más se repitan”, agregó.

En la misma línea, la Comisión Directiva del Turismo Nacional sacó una declaración adhiriendo "a través del presente en forma íntegra y plena con los términos del comunicado emitido por el Autódromo Juan Manuel Fangio de la Ciudad de Rosario, en cuanto al procedimiento que allí se llevara a cabo en el día de la fecha y por la Policía Federal Argentina".

"Si bien consta a la Justicia nuestra absoluta desvinculación con los hechos materia de investigación, corresponde como institución ponernos a entera disposición para contribuir al esclarecimiento y posible sanción de procederes lamentables que vienen a empañar la calidad social y deportiva del evento celebrado", concluye el cortísimo documento firmado por la Asociación Pilotos Automóviles Turismo.

Denuncias y más denuncias

Aunque, sobre el final de la semana pasada, los tres únicos detenidos del caso fueron excarcelados previo pago de una fianza de 25.000 pesos, la causa a cargo de Canicoba Corral preocupa a más de uno. Y preocupa porque la investigación, de seguir los carriles normales, no se limita a ellos tres.

Luego del operativo en el autódromo de Rosario, en la Protex se recibieron tres llamadas anónimas en las que se aportaron más datos y nombres sobre la red de prostitución en las carreras de automovilismo. Nombres de agencias de promoción pero también de autoridades y pilotos. 

El expediente 11814/18 comenzó a principios de 2018 por una llamada a las linea 145. Casualidad o no por ese entonces acababa de estallar una polémica en el circuito local tras la decisión de los responsables de la Formula 1 internacional de no usar más promotoras en sus carreras. "Esta costumbre no encuadra con nuestros valores y no concuerda con las normas de la sociedad moderna", explicó Sean Batches, flamante director ejecutivo de operaciones comerciales.

En esa misma época a la casilla oficial de la Protex llegaron mails sucesivos el 11 y el 19 de febrero de 2018. En ellos se señalaba a Karina como una jefa de promotoras que cobraba comisiones por enviar chicas a tener sexo en el marco de las carreras de automovilismo de diferentes categorías, dentro y fuera de boxes, antes o después de las competencias.

 

La hipótesis sobre la que trabaja la Justicia Federal es que cualquier chica que quisiera trabajar como promotora en el circuito de carreras de automovilismo debía pasar por el filtro de Karina y o de otras dos mujeres dedicadas a lo mismo. Estas y otras denuncias coincidieron en señalar que el negocio está en manos de un triunvirato que se reparte la demanda y cuenta con la complicidad de las autoridades del deporte. La promotora que no accede a prostituirse no es convocada para próximos eventos.

Esto ocurría en el sector VIP, de boxes, donde un "evento" con un "autito" (si nos guiamos por el léxico de los proxenetas) se podía pagar unos 8.000 pesos. Pero de ninguna manera las redes se limitaban a esa franja de clientes de altos recursos. Afuera, en el camping, un "pase" se cotiza unos 600 pesos y son decenas de mujeres las que caminan entre las carpas.

Cifras automovilismo

"El sistema tiene múltiples aristas. Las victimas son reclutadas, transportadas y explotadas siguiendo esquemas diferentes. Están las mujeres que son prostituidas en los hoteles de las ciudades donde se corren las carreras, otras dentro de los autódromos (en las carpas donde la gente espera la competencia), y después está la situación que se da con algunas promotoras, donde hay involucradas agencias y que son las mujeres que están en boxes", detalló Lucio Lopez, coordinador del área de investigación de la Protex en el marco de un Congreso Internacional contra la trata que se realizo la semana pasada en la Universidad de San Martin.

"La explotación se consuma tanto en el interior del autódromo como en lugares adyacentes. En el primero puede destacarse lo que se denomina "carpas blancas" (ejemplo dentro de los predios de los autódromos de Concepcion del Uruguay, Entre Rios, y Santa Rosa, La Pampa); carpas en las entradas de los mismos (ejemplo Santa Rosa) y carpas tipo Iglú en los lugares donde acampan los espectadores (ejemplo Rafaela, Santa Fe)", señala un informe de diagnóstico elaborado a fines de 2018 por la Procuraduría a cargo de Maria Alejandra Mangano y Marcelo Colombo.

Un calendario anual de 55 carreras hablando solo de las cuatro categorías más importantes. Destinos en ciudades de casi todo el pais. Un programa de tres dias por carrera (entrenamiento clasificación y competencia) con un promedio de 30.000 espectadores por evento en los circuitos más convocantes. Un armado que encaja a la medida de las organizaciones de prostitución y trata.

"Es importante destacar que existen elementos suficientes para tener por probado que los imputados se aprovecharon de la situación de vulnerabilidad de las victimas –mujeres con una extrema necesidad de trabajar y mantener esa fuente de ingreso- para afectar su autodeterminación en el marco de las conductas de trata de personas con fines de explotación sexual", explicó el fiscal Piccardi en su apelación a las excarcelaciones otorgadas por el juez Canicoba Corral.

"Estamos frente a un fenómeno complejo, donde los imputados no afectaban –en principio- la libertad ambulatoria de las mujeres, o le retenían sus documentos, pero utilizaban el poder -económico- que les daba ser quienes decidían las contrataciones de las promotoras en el marco de la necesidad de trabajar y tener una fuente de ingreso por parte de las víctimas, para así llevarlas hacia la explotación sexual, principalmente en los circuitos de carreras profesionales de automovilismo", concluyo el fiscal.

En palabras de Ana Copes, coordinadora del Comité Ejecutivo para la Lucha Contra la Trata de Personas que depende de Jefatura de Gabinete, "hoy en muchos casos se sigue trabajando causa por causa, lo que dificulta tener información sobre el mercado, sus dinámicas y sus características. Lo que ocurrió en el autódromo de Rosario es un ejemplo de cómo opera un mercado que conoce ofertas y demandas y que 'con mucha lógica' (lamento decirlo en estos términos) hace uso de esas oportunidades".

PS

fuente clarin

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...