Afirman que crece el "desgano sexual" femenino y apuntan al estrés y la presión laboral

Informacion General
Lectura

Una de cada tres mujeres que se atienden en el departamento de Sexología de la División Ginecología del Hospital de Clínicas es por falta de deseo sexual. La mayoría de quienes

se acercan ronda los 40 años. ¿A qué se debe el motivo de la falta de libido, por qué razón disminuye el deseo sexual de la mujer?

Para Luis Domínguez, médico psiquiatra y sexólogo, la mujer, "en la búsqueda de tener las mismas responsabilidades que el hombre, ha comenzado a experimentar los mismos síntomas que tienen los hombres: estrés, presión y una notoria pérdida de deseo sexual".

El doctor Domínguez afirma que en los últimos años, la mujer está evidenciando con mucha mayor regularidad y en franco aumento problemas como infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares, estados depresivos y alteraciones hormonales "que hasta hace poco eran propiedad exclusiva de los hombres, hoy están en paridad".

 

El especialista, que lleva más de veinte años en la profesión, habla de preocupantes desbordes que tiene la mujer, de edades variadas, y que derivan en "un acentuado desgano sexual y, especialmente, falta de deseo. Hoy la mujer está vapuleada socialmente".

Lo que nota Domínguez en sus pacientes mujeres es el estrés "ante la gran oferta de estímulos no sólo labores sino también tecnológicos, lo que produce una merma en la producción sexual, llegando a tener relaciones una o dos veces por mes".

Por otra parte el profesional hace foco en "la falta de ganas, en la falta de fantasías de la mujer, porque físicamente no tiene que demostrar nada como sí el hombre... Pero la carencia de imaginación deriva en la falta de lubricación y la excitación brilla por su ausencia".

Domínguez piensa que si "el nuevo viagra femenino" llega a la Argentina "sí funcionará, porque no hay mujer más estresada que la argentina: los chicos, la casa, el trabajo, la calle, las presiones sociales, es muy difícil".

 

Para el doctor Walter Ghedin, hay una multiplicidad de razones que explican la carencia del deseo femenino que no tienen que ver con causas biológicas sino con razones sociales y culturales. "Las mujeres necesitan otra forma de estimulación, otro contacto y tiene que ver con el deseo circular femenino... Si el hombre se apura o llega rápido, el deseo de la mujer no aparece, es más emocional que físico y lineal como el del varón".

Ghedin, especialista desde hace de 35 años, subraya "en la necesidad del tiempo que necesita la mujer en una época en la que no hay tiempo, todo es rapidito. Se perdió el erotismo, esa ceremonia de encontrarse, besarse, acariciarse ya casi está en extinción. Tampoco se desviste al otro, ya están en la cama desnudos. Esta previa alimentaba el deseo femenino y al no estar más en la sexualidad del siglo XXI aparecen el desgano y, con el tiempo, el trastorno".

El sexólogo señala que en el último año se triplicó la consulta de mujeres "por falta de ganas de tener imaginación y fantasías sexuales. Las ganas, o la falta de ellas, es clave. El tema es qué produce el desgano, y la respuesta está en el estrés y las presiones que hoy tienen las mujeres, que antes no tenían. El feminismo, muy bienvenido, podría ser contraproducente en la sexualidad".

Ya no hay previas: los especialistas consultados afirman que "la falta de tiempo" atentó contra los besos, las caricias y el desvestir al otro".

Ghedin enfatiza en "la competitividad laboral" pero también "el estrés que significa mantener el deseo en una pareja, algo muy difícil y el cuco de estos tiempos es la tecnología, que no hay manera de sacarla de la cama. Todo atenta contra la intimidad y las ganas de estar juntos".

Licenciada en sexología, Diana Resnicoff asegura que la falta de deseo se ve en la mujer, sobre todo, "por la falta de tiempo, que es el motivo recurrente. Porque para hacer el amor hay que tener tiempo y vencer la fiaca y toda la tecnología, que se mete en la cama de la pareja y atrae más que la sexualidad".

Resnicoff advierte el desgano en las jóvenes, "que hoy no se preocupan por tener tiempo para la intimidad, priorizan otras... Y cuando llega el momento de estar juntos se quedan dormidos". La licenciada remarca que "hacer el amor es una construcción permanente que requiere menúes distintos y muchos lo desconocen por la falta de comunicación que hay en las parejas, otro factor importante que alimenta la falta de libido".

Consultada sobre la efectividad que pueda tener el flamante medicamento, Resnicoff cree que "no llegará a la Argentina, porque la sexualidad femenina es diferente, tiene que ver con momentos, emociones, fantasías, intimidades... con una cantidad de cosas que no tienen nada que ver con el hombre, que es más lineal, más físico".

DD

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...